«Titanes del pacífico, la insurrección»: Robots para siempre

Ya sin Guillermo del Toro en la dirección, esta secuela trae de vuelta a los robots gigantes contra monstruos marinos.

Titanes del pacífico

Suele decirse que hay dos tipos de películas de Guillermo del Toro. Están las serias y poéticas, con mundos de fantasía enmarcados en contextos reales o históricos. «El laberinto del fauno» y la reciente ganadora del Oscar «La forma del agua» pueden enmarcarse en ese rubro.

Pero el director mexicano muchas veces se limita a usar al cine para volver a su infancia y jugar con monstruos, robots, vampiros y héroes del inframundo. De ahí salen también películas que son puro disfrute como «Hellboy» 1 y 2; y su obra original de 2013, «Titanes del Pacífico (Pacific rim)».

En ese filme, Warner Bros le dio al realizador un presupuesto de US$ 190 millones de dólares para que les creara una potencial franquicia similar a «Transformers». Del Toro siendo Del Toro, creó una épica donde primaba las relaciones de respeto y los vínculos cuasi-familiares entre personajes quebrados y descastados. Y muchos robots gigantes luchando contra monstruos en el medio de enormes ciudades.

La secuela

La película original no funcionó comercialmente como se esperaba, aunque fue un enorme éxito en China.

Cinco años después, Universal se hizo con los derechos de la película y trae una secuela a los cines. Con Del Toro en el rol de productor, la dirección queda a cargo de Steven S. DeKnight, el principal creativo detrás de las series «Espartaco» y «Daredevil». DeKnight hace su debut como director en el cine con una superproducción de US$ 150 millones de dólares.

En «Titanes del Pacífico : la insurrección«, el protagónico queda en manos de John Boyega, más conocido como Finn en la nueva trilogía de «Star wars». Del filme original regresan Rinko Kikuchi, y Charlie Day, entre otros.

La historia

Pasaron 10 años desde que los héroes de la primera entrega logran cerrar La Brecha en el océano pacífico por donde entraban los kaijus, monstruos de otra dimensión. La película se centra en Jake Pentecost, el hijo del personaje de Idris Elba en la original. Pentecost vive entre los restos de las ciudades devastadas, alejado de cualquier tipo de responsabilidad y de la sombra de su padre, el salvador de la humanidad.

Pero una serie de circunstancias lo llevarán de vuelta al Cuerpo de Defensa, donde deberá volver a pilotear a Gypsy Danger, uno de los robots (jaegers) construidos para pelear contra los kaijus y proteger al planeta.

Sin embargo, un poderoso robot renegado aparece en el mapa enfrentándose a los héroes, y desencadenando una serie de eventos que podrían significar el fin del mundo como lo conocemos.

El resultado

La película no tiene el toque poético y la puesta en escena de la primera. Se nota que falta un director con la visión creativa de Del Toro detrás del volante. Y la estructura similar a la primera en cuanto a los vínculos de los personajes hace que pierda en la comparación.

Pero, al mismo tiempo, la película gana un poco más en el terreno del entretenimiento. Y al centras las batallas en el día, en vez de en noches lluviosas, las mismas se disfrutan mucho más.

Probablemente los fans de la original salgan algo defraudados. Pero es un muy disfrutable espectáculo que no menosprecia la inteligencia del espectador.

Este es el tráiler de «Titanes del Pacífico : la insurrección»:

 

 

 

Titanes del pacífico

Contáctenos

Enviando

© 2019 Ultracine S.A.  ® Todos los derechos reservados

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?

Bitnami