«Sonata para violoncelo»: La música ante el dolor

La directora Anna Bofarull habló con Ultracine sobre su último filme, un poderoso drama de factura española sobre una mujer en combate con su propio cuerpo para mantener su amor por la música.

Una concertista de violoncelo en la cumbre de su carrera se descubre sintiendo dolores en sus brazos. Mientras tanto, se enfrenta a temas personales como el ocaso de sus padres, las exigencias de un amante y los reproches de su hija. “Sonata para violoncelo”, de Anna Bofarull, es un auténtico drama que muestra el día a día de una instrumentista profesional que debe convivir con el dolor.

Abajo los lectores encontrarán en exclusiva para ULTRACINE las respuestas que nos dio Anna en el primer día del 2017 a propósito de qué la llevo a realizar un film de una temática tan particular como la fibromialgia.

Julia (Montse Germán) está en la plenitud de su carrera: altos cachés, las mejores obras para su repertorio, teatros llenos para escucharla, un músico más joven que la corteja y sin embargo, algo no anda bien: su humor es cambiante, su trato es distante, su frialdad paraliza a los pocos seres con los que Julia tiene contacto en su día a día. Inquieta e insomne porque cada día siente más dolores en sus brazos recurre a distintos médicos que le dicen que no tiene nada hasta que le llega un diagnóstico: padece de fibromialgia. A partir de allí Julia comienza un espiral descendente que la enfrentará con sus zonas más oscuras.

Hacer una película sobre una enfermedad de la que poco se conocen sus causas no es una tarea fácil. Y el riesgo de caer en clichés como «espectacularizar» ciertos momentos estaba ahí latente. Pero Anne, quizás por su pasado como documentalista, más que hacerlos espectaculares los describe con una precisión que duele: mostrando la soledad de Julia en su baño, en su cuarto al despertar o cuando lentamente deja de poder sostener la vara de su adorado instrumento con sus manos. Esa mezcla entre la precisión documental y la ficción (sostenida por el grandioso trabajo de Montse Germán) hacen a “Sonata para Violoncelo” una película dura, pero interesante. Además, por supuesto, porque su telón de fondo es el mundo de los músicos y específicamente de la música clásica. Un mundo aparte si los hay que la directora también representa con verosimilitud.


Ultracine: ¿Cómo se familiarizó con el mundo de la música clásica que es muy especial?
Anna Bofarull: El compositor de la banda sonora, Gerard Pastor, es un buen amigo y desde los primeros esbozos del guión hablamos mucho sobre la vida de la protagonista, una cellista profesional de primer nivel. Era fundamental que la vida profesional de Julia fuera muy creíble. Leí también sobre la vida de directores y cellistas como Jacqueline DuPré, afectada de esclerosis múltiple. Y hemos tenido el placer de grabar la banda sonora con Lluís Claret, uno de los mejores cellistas a nivel internacional.
Ahora bien, dicho así parece una película que empieza y termina: que comienza con un principio hasta llegar a su coda trágica. En realidad, la directora elige contar la historia desde el comienzo y hacia atrás, intercalando tiempos e imágenes que con el correr del relato los espectadores podremos catalogar como recuerdos, momentos reales o sueños diurnos de Julia. Dentro de ese collage iremos descubriendo que Julia tiene una hija, cuyo padre vive en las montañas y que el amante de Julia no solo gusta de ella sino que persigue por su intermedio conectarse con un importante manager.
La película fue producida por la Compañía KaBoGa Arts & Films, una productora fundada y presidida por la misma Bofarull, y también por el método de crowdfunding: solicitando a la población a través de internet que colaborara para la financiación.

juliapracticando

El sostenido interés de Bofarull para que la película se realizara la llevó además a hacer una campaña en España con encuesta incluida para evaluar el nivel de conocimiento de la población sobre la fibromialgia: “’Sonata para violonchelo’ es un proyecto muy personal, puesto que mi madre está afectada de fibromialgia desde poco antes de que yo naciera. Hace años que le daba vueltas a hacer una película y descubrir cómo puede ser el día a día de alguien que convive a cada momento con el dolor. A partir de ahí creé la ficción, con el personaje de Julia. A la vez, cuando pusimos en marcha el proyecto, quisimos hacerlo en abierto, compartir con muchos afectados el proceso de hacer una película -y sus dificultades-. También creímos importante averiguar el conocimiento general en nuestra sociedad sobre la enfermedad, y por eso hicimos una encuesta. Básicamente descubrimos que hay una gran ignorancia al respecto, muchas personas no conocían la enfermedad, incluso pese a conocer a los afectados. A medida que hemos trabajado en la película, han habido personas que nos han dicho que tienen amigos afectados, y que no lo sabían antes, o que no podían llegar a imaginarse lo que supone vivir con esta enfermedad.”


Ultracine: ¿Fue difícil conseguir financiación para una película con estas características? Su Compañía productora está involucrada.
Anna Bofarull:: Yo suelo trabajar con mi productora por la “facilidad” de tirar adelante proyectos que a veces a otros productores no les interesa. Con “Sonata para violonchelo” al principio intentamos trabajar con productores más experimentados, pero nos dimos cuenta que a todos les daba mucho miedo hacer una película sobre el dolor, consideraban demasiado arriesgado hacer esta película. Y por eso nos tiramos a la piscina y la hicimos nosotros mismos -los productores Marian Matachana, Heiko Kraft y yo misma-. TV3 -la televisión pública de Cataluña-, ICEC e ICAA -ayudas públicas de Cataluña y España- son quienes apostaron por el proyecto y nos ayudaron a hacer realidad esta película.

Escenificar el dolor y como este afecta a la vida cotidiana de las personas sin caer en lo grotesco es algo difícil de transmitir. Como lo es también intentar trasmitir el apego y la pasión de alguien, en este caso Julia, por la música. ¿Cómo hacer para trasmitir un sentimiento tan inmaterial? Bien, hay un importante acierto en la película en este punto: el trabajo de la actriz. En distintas escenas la vemos a Julia tocando su violoncelo y vemos como sutilmente se fastidia cuando tiene que ir a abrir la puerta que la conecta al exterior. El trayecto que va de su espacio de ensayo hasta la puerta de su departamento al mundo es mostrado una y otra vez como para remarcar lo que le cuesta a Julia desconectarse de su vocación para conectarse con lo mundano.


Ultracine: Cómo fue el proceso de selección de la actriz para el personaje de Julia? Realmente Montse está muy bien.
Anna Bofarull: Desde la escritura de guión tenía claro de que el gran reto de esta película era la actriz protagónica puesto que ella podía dar credibilidad a toda la historia o hacer que fracasara, si no transmitía cada matiz con su cuerpo y su actitud. Al principio el personaje estaba escrito para ser un poco mayor, pero yo conocía el trabajo de Montse Germán -en Cataluña es una actriz conocida, ha trabajado mucho sobre todo en televisión- y muy pronto pensé que podría ser ella quien diera todos los matices a Julia, así que reescribí el guión para ella.

Esos fastidios, esa desidia para con el entorno es lo que hace que, aún con sus dolores, Julia sea un personaje querible pero al mismo tiempo repudiable. Y estos matices le aportan al relato una profundidad diferente y son decisiones valientes de su directora: más fácil era mostrar a Julia como víctima de una enfermedad que como presa de los demonios creados por su personalidad.

Esos tonos, ese ir y venir de los dolores a la vida cotidiana y de la música a los dolores es lo que hace atrapante a esta película, la primera ficción de Anne Bofarull que, por otro lado, ya se encuentra post produciendo “Barcelona 1714”.

“Sonata para violoncelo” se puede ver a partir del 5 de enero en los cines argentinos y a partir del 7 de enero en MALBA cine. Se ha exhibido en distintos festivales como Montreal, Málaga, Valldolid, Gijón, Pune, Houston y en la Argentina en la Muestra Pantalla Pinamar.

Este es el trailer de «Sonata para violencelo«:

lorena_cancela

0 Comentarios

Contesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Contáctenos

Enviando

© 2020 Ultracine S.A.  ® Todos los derechos reservados

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?

Bitnami