Natalia Oreiro: «No soy una imitadora de Gilda»

Ultracine estuvo en la conferencia que dieron la actriz, Lorena Muñoz (directora), el elenco principal y los productores de «Gilda, no me arrepiento de este amor».

conferencia

La cita fue en el Hard Rock Café, y además de la prensa se hicieron presentes representantes del club de fans de Natalia Oreiro (incluyendo a dos chicas que vinieron de Rusia y la República Checa, donde la actriz de «Wakolda» es inmensamente popular).

En la mesa, además de Muñoz y Oreiro estuvieron los actores Lautaro Delgado, Daniel Melingo (quien interpreta al padre de Gilda), Susana Pompín, y Daniel Hermes Valenzuela; junto a los productores principales del filme: Benjamín Ávila y Maximiliano Dubois (por Habitación 1520) y Axel Kuschevatzky, por Telefónica Studios/Telefé Cine.

Todos hablaron acerca del proceso de realización de la película, a la que no dudaron en definir como «un acto de amor».

«Lo que hizo diferente a Gilda es que su forma tan particular de cantar no era habitual en la cumbia, en lo tropical», comenzó Oreiro. «Ella tenía gustos y gestos muy rockeros, y además le gustaba mucho la música melódica, y la mezcla de esas dos cosas hacían de ella alguien con un sonido muy especial».

En el filme sobresale el increíble parecido de la actriz, no sólo para lograr el físico de Gilda, sino para reproducir a la perfección todos sus movimientos. «Trabajamos con un equipo muy importante para lograr la apariencia estética, para recrear el aspecto de Gilda. Me puse a entrenar para lograr su cuerpo».

Sin embargo, Oreiro aclaró que ella no es una «imitadora, sino una intérprete» y que la película hace hincapié en la intimidad de la fallecida cantante. «No sólo atravesamos su éxito, sino (que mostramos a) Gilda como madre, esposa, maestra jardinera. La historia de una mujer con una vida ya establecida, con marido, dos hijos, un trabajo estable y que un día decide dar un giro de 180 grados y romper prejuicios tanto familiares como sociales y dedicarse no sólo a la música, sino a la música de cumbia».

Lorena Muñoz destaca que tras años de proyectos truncos, recién ella logró conseguir los derechos de la historia, y la única responsabilidad que siente es para con el hijo sobreviviente de la cantante. «Con esta película la única responsabilidad que tengo es con Fabrizio, el hijo de Gilda. Compartimos muchos momentos con Fabricio, su hijo, y desde ese lugar fue todo muy amoroso, una relación de mucho afecto a lo que contábamos de parte de todos los involucrados. Él fue parte de la tragedia en la que su mamá, su abuela, perdieron la vida, así que el respeto a él era mi prioridad», relató.

Hijos de los músicos que fallecieron en el accidente interpretan en la película a sus padres; además de otras personas que fueron parte de la vida de Gilda y que también aparecen delante de cámara. Muñoz comentó al respecto: “Hay una cruza entre la realidad y la ficción en ese sentido, y tuvimos mucho cuidado porque había muchos elementos emocionales muy fuertes que están mezclados entre la realidad y la ficción; y tuvimos que tener mucho cuidado, no era sólo filmar una película, sino contener emocionalmente a mucha gente. Espero que la película haya servido para sanar algunas heridas».

Este es el trailer de «Gilda, no me arrepiento de este amor«:

Mariano Oliveros nueva

Noticias relacionadas:

0 Comentarios

Contesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Contáctenos

Enviando

© 2019 Ultracine S.A.  ® Todos los derechos reservados

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?

Bitnami