«Maldito seas Waterfall»: la vida de un hombre que no hace nada

Tras el éxito de «Permitidos», Martín Piroyansky vuelve a protagonizar una comedia, en la que da vida a un personaje bastante particular.

waterfall

Hay una expresión norteamericana que sirvió para definir a una parte de la juventud del país del norte a principios de los noventas: «slackers». Se llama así a la persona que evita por todos los medios el trabajo, o que carece por completo de una ética de trabajo. De hecho, el debut de Richard Linklater (la trilogía de «Antes del amanecer») se llama así, girando en torno a ese sector de la sociedad.

Esta introducción sirve para definir al nuevo personaje que interpreta Martín Piroyansky en el estreno de esta semana, «Maldito seas Waterfall«: un joven que no tiene problemas económicos gracias a las rentas que recibe de un edificio que heredó en Buenos Aires. No tiene ambiciones ni profesionales ni artísticas. No tiene teléfono, ni Facebook ni nada que lo conecte con la sociedad más que un amigo (interpretado por Walter Jakob).

Entonces, lo que Roque Waterfall tiene es dinero y tiempo libre. Mucho tiempo libre. En busca de inspiración literaria, frecuenta tugurios after-hours en los bajos fondos de Buenos Aires, pero también fiestas glamorosas en Palermo donde se codea con el Jet-set vernáculo. Ahí llamará la atención del cineasta austríaco Hans Gunther Flögenhoefer (Rafael Spreguelburd), un director de renombre internacional quien vive con los días contados, y decide que su última película sea retratar la vida de un hombre que no hace nada.

Roque conocerá a Carla del Pont, obsesionada con el ejercicio físico y la nutrición saludable. Con ella vivirá un intenso romance mientras el  comienza el rodaje de “Holgado de Tiempo”, la película de cinema-verité destinada a documentar la disoluta e improductiva existencia de Roque Waterfall.

La historia del director de «Maldito seas, Waterfall», que distribuye Buena Vista International, es también peculiar.  Alejandro Chomski realizó varios cortometrajes en  la década del noventa, intercalando entre Buenos Aires y Nueva York. Su ópera prima fue una de los títulos más destacados del Nuevo Cine Argentino de principios de siglo: «Hoy y mañana», estrenada en cines en 2003, que participó de la sección «Un certain regard», en el festival de Cannes. Fue a Estados Unidos donde trabajó en la adaptación de la novela «El país de las últimas cosas»,  junto a su autor, el prestigioso Paul Auster. Sin embargo, su siguiente proyecto fue una película protagonizada por estrellas de reggaeton, producida por Jennifer López (juro que no me estoy inventando esto…).

De regreso a la Argentina, adapta la historia de Adolfo Bioy Casares «Dormir al sol» con Luis Machín, que se estrena en marzo de 2012.

Piroyansky, por su parte, ya es una de las figuras más reconocidas de la comedia argentina, en particular con la comedia «Vóley» (uno de los éxitos del cine argentino del año pasado) y a su protagónico de hace unos pocos meses atrás junto a Lali Espósito, «Permitidos», que ya vendió casi 340.000 entradas.

Veremos si «Maldito seas, Waterfall» logra destacarse en la taquilla argentina en lo que es uno de los últimos lanzamientos fuertes del 2016.

Este es el trailer de «Maldito seas, Waterfall»:

Mariano Oliveros nueva

0 Comentarios

Contesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Contáctenos

Enviando

© 2019 Ultracine S.A.  ® Todos los derechos reservados

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?

Bitnami