La saga de «Cars»: Pixar al volante de la taquilla

La saga de Cars

Cars estrena su tercera película, en una historia que cuenta, además, con un spin-off protagonizado por aviones.

Cars

Desde su asociación con Disney en 1995, Pixar ha entregado obras maestras del cine de animación. Desde la primera entrega de «Toy story», pasando por «Buscando a Nemo», «Monsters Inc» e «Intensa mente» entre otras. La empresa de John Lasseter es una de las pocas empresas que logra que sus filmes sean enormes éxitos de taquilla sin comprometer su visión comercial.

Un pequeño desvío en ese trayecto, es el que representa la saga de «Cars». Lasseter, fanático confeso del automovilismo, desarrollo la primera entrega como un proyecto de pasión. Sin embargo, críticos y fans no compartieron ese entusiasmo.

Las dos primeras entregas de «Cars» fueron las que tuvieron menor porcentaje de críticas positivas según el sitio Rottentomatoes. La primera entrega registra un 74% en el sitio especializado. Mientras que la secuela fue el filme peor recibido, con 39%.

Sin embargo, algo peculiar sucedió. Si bien las películas no eran muy populares, el merchandising de la saga explotaba. Las ventas de muñecos y parafernalia de la saga le generó miles de millones de dólares a Disney.

De hecho, el merchandising de Cars representa la segunda mejor marca del siglo, con ventas superiores a los US$ 10.000 millones de dólares. En el primer puesto se encuentra «Star wars», con «apenas» US$ 2.000 millones más…

LA PRIMERA ENTREGA Cars

Tanto Cars como su secuela fueron las últimas películas dirigidas por John Lasseter, mandamás principal de Pixar. La historia se centraba en un mundo poblado enteramente por automóviles y otros vehículos. Dentro de este mundo, el protagonista del filme era Rayo McQueen, el aspirante a campeón de carreras. Este parece que está a punto de conseguir el éxito, la fama y todo lo que había soñado, hasta que por error toma un desvío inesperado en la polvorienta y solitaria Ruta 66. Su actitud arrogante se desvanece cuando llega a una pequeña comunidad olvidada que le enseña las cosas importantes de la vida que había olvidado.

La voz del personaje principal era la de Owen Wilson, con Paul Newman, George Carlin, y Michael Keaton, entre otros como coprotagonistas.

La película se estrenó en 2006 y generó ingresos por US$ 463.000.000 de dólares. Si bien no fue considerada muy exitosa, el bendito merchandising mantuvo viva la marca.

LA SECUELA

Cinco años después de la original, Pixar estrena la primera secuela. «Cars 2» gira el protagónico de Rayo McQueen al «comedy relief» de la saga, la grúa Mate. Además, introduce una subtrama de espionaje con los personajes girando alrededor del mundo en una parodia a la saga de James Bond.

«Cars 2» fue destrozada por la crítica, y es la segunda peor recaudación para un filme de Pixar, detrás de «A bug´s life», de 1998 (que la supera al indexar su recaudación por inflación).

EL SPIN-OFF

Sin Pixar detrás de la producción, Disney genera por su cuenta un derivado de Cars, esta vez con aviones y vehículos aéreos como protagonistas.

Dusty Fumigavión es un joven avión con grandes sueños. Aunque trabaja como avión fumigador, se ve a sí mismo volando junto a sus héroes en la famosa carrera internacional. Dusty sabe que no está construido para carreras de competición pero nada le impide perseguir su sueño. Solo hay un problema: le dan miedo las alturas.

La película se realiza con un presupuesto reducido para lo que es la animación actual (US$ 50.000.000). Recauda US$ 240.000.000 a nivel mundial.

 

Contáctenos

Enviando

© 2019 Ultracine S.A.  ® Todos los derechos reservados

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?

Bitnami