Los 4 Fantásticos y la era del rock

Por Jorge Luis Scherer

The Beatles

The Beatles

Si lees la cifra en voz alta, mucho mejor: 1.100 millones de discos vendidos. García Márquez dijo: «Tengo la impresión de que el mundo fue igual desde mi nacimiento hasta que los Beatles comenzaron a cantar». Los Fab Four, como eran llamados por sus fans, a 45 años de su último álbum, Let it Be, y de la separación del grupo, continúan liderando el ranking de la música popular en el balance histórico de los medios especializados. Ganaron nada menos que 7 premios Grammy, y en 2004, la revista Rolling Stone, los posicionó Nª 1, entre los 100 artistas más grandes de todos los tiempos.

El cine no les fue ajeno, participaron como grupo en cinco filmes de ficción, uno de ellos de animación: Submarino Amarillo (1969). La primera de sus películas, Anochecer de un día agitado (A hard day´s Night) 1964, dirigida por Richard Lester, fue criticada como una de las grandes comedias del cine inglés. Y la última, Let it be, de 1970, obtuvo el premio Oscar a la mejor banda sonora. En forma individual participaron en varios documentales, y como actores en títulos de ficción, podemos ver a Lennon en la Primera Guerra Mundial, a Ringo Starr con revólver en la cintura y a caballo en el lejano oeste, o Harrison como Mr. Papadopolous en La Vida de Brian.

Afiche Beatles cruzando la calle

Afiche Beatles cruzando la calle

LA BEATLEMANIA, EN UN NUEVO FILME

El escritor noruego Lars Saabye Christensen, publicó en 1984 una novela generacional que reflejaba la incidencia, mejor dicho la locura, que la Beatlemania causó en su país. No la escribió transcribiendo hechos conocidos y documentados, sino creando cuatro personajes adolescentes que forman una banda emulando a los cuatro genios de Liverpool. La novela de Christensen fue un éxito extraordinario, uno de los libros para jóvenes más vendidos en Noruega en el siglo XX. Uno de los misterios en toda esta historia, es porqué tuvieron que pasar tantos años para que sea llevada al cine, cosa que sucedió recién en 2014 y cuya coronación fue un espectacular estreno en Oslo, ciudad en que fue filmada. Ahora, Beatles , tal el título del film, homónimo al libro, llegó a la Argentina. El filme, dirigido por Peter Flinth, está situado en la capital noruega a mediados de la década del 60, los adolescentes Kim, Gunnar, Ola y Seb, se deleitan escuchando el álbum «La banda del sargento Pepper», y deciden formar una banda a la que llamarán The Snafus.

La música creada por Los Beatles actúa como un vehículo para sus descubrimientos del sexo y los primeros amores; las frustrantes experiencias con el alcohol, la toma de conciencia de las propias inseguridades y el valor de la amistad. Pero también es época del conocimiento de las personas mayores, muchos de ellos esquemáticos y previsibles, como los maestros que llaman «melenudos «, con desprecio, a sus ídolos de Liverpool. Ya era tiempo para el cambio.

A Hard Days of Night

A Hard Days of Night

RICHARD LESTER Y ANOCHECER DE UN DÍA AGITADO

Lester, tenía apenas 32 años cuando realizó el primer filme de los Beatles. Claro, contaba con la experiencia necesaria para hacer la película que estaba queriendo. Se había formado profesionalmente en la televisión norteamericana, y luego fue director musical en la CBS. Cuando desembarcó en Inglaterra se dedicó a dirigir filmes publicitarios y a trabajar en emisiones musicales. Además, como contaría John Lennon, Lester era un excelente músico. Vale esta introducción, porque A hard day´s night (1964), no solamente ha sido la mejor de las películas interpretadas por los Beatles, sino que su estilo era totalmente novedoso y original para la época. Un producto comercial, pero innovador, utilizando en parte la técnica del free-cinema, mezclada con humor propio del absurdo. El álbum musical había sido lanzado ese mismo año con 13 temas, y en la película se utilizaron 7, todos compuestos por John y Paul.

La película puede interpretarse como un documental de ficción acerca del grupo musical. Es decir, más allá del encuentro de Paul McCartney con un supuesto abuelo, y las urgentes corridas cuando las fans enloquecen, la cámara los acompaña en los ensayos, en las conferencias de prensa y en las presentaciones televisivas.

SOCORRO (Help) 1965. Fue la segunda película de los Beatles, también dirigida por Richard Lester. Este filme no tuvo ni remotamente la misma repercusión de Anocher de un día agitado. Si bien fue hecha en color, mostrando bellos escenarios naturales en las islas Bahamas o los Alpes nevados, y con una aproximación al pop-art, la historia no cautivó a los jóvenes.

Esos fueron los dos únicos títulos que realizó Richard Lester con los Beatles, aunque en 1967 lo dirigió a John Lennon en la comedia antibélica How I won the war, donde John interpreta a un soldado en la primera de las contiendas mundiales.

En 1965, el mismo año en que realizó Socorro, Lester presentó en el Festival de Cannes su gran comedia surrealista, The snack or how to get it, y ganó la Palma de Oro.

Terraza de Apple

Terraza de Apple

DESPUÉS DE LESTER

Las tres últimas películas en las que participaron como grupo musical fueron: The magical mistery tour (1967), realizada el mismo año en que lanzaron su obra maestra, el álbum : Sgt. Pepper¨s Lonelly Hearts Club Band. El fime animado The Yellow submarine (1969), con los cuatro fantásticos como personajes y las canciones de uno de los discos más difundidos. Y por último Let it be (1970), un documental que significó la última intervención de los Beatles como grupo. Muchos recordarán esa actuación de la banda en la terraza de los Estudios Apple en Londres, cuando interpretaron públicamente «Get Back». La disolución del grupo fue inminente. Durante ocho años (1962-1970), The Beatles había revolucionado la música popular, con su estilo y sus ideales pacifistas. La fama estuvo pegada a sus vidas en todo momento, los medios los siguieron cuando hicieron meditación trascendental con un conocido gurú de la India, cuando en un hotel de N.Y. fumaron marihuana con Bob Dylan, cuando apareció Yoko Ono , y las visibles peleas entre John y Paul, todo llegaba al público.

John Lennon, murió asesinado en Nueva York en 1980 por Mark David Chapman, un joven que se sentía el personaje de la novela de J.D. Salinger, El guardián entre el centeno (The catcher in the rye). Ese personaje llamado Holden Caufield, era un verdadero ícono de la rebeldía adolescente. Una ironía más del destino. George Harrison, una de las mejores guitarras solistas del rock, fue víctima de un cáncer terminal que lo mató en 2001. Paul y Ringo, continúan gozando de la música y de la memoria.

EASY RIDER

EASY RIDER

ESOS AÑOS 60

Fueron tiempos en que los jóvenes empezaron a gritar fuerte. La intervención de los Estados Unidos en la sanguinaria guerra de Vietnam, que diariamente convocaba muchachos para internarlos en una selva para matar personas desconocidas, originó una explosión juvenil que se fue esparciendo en el planeta. La contracultura se había puesto en marcha contra la violencia y el cinismo de los dirigentes políticos. La Revolución Cubana, el Mayo Francés del 68, la Primavera de Praga, eran muestras de cambio y de lucha. «No, no pasarán», cantaba Joan Baez. El festival de Woodstock, y una película emblemática cerraron la época más extraordinaria del poder de los jóvenes para denunciar y pelear por los cambios en las sociedades corrompidas.

BUSCO MI DESTINO (Easy Ryder) 1969, fue esa película emblemática. Dirigida e interpretada en sus roles principales por dos actores: Dennis Hopper y Peter Fonda, hijo del afamado Henry Fonda.

Puede decirse que esta fue la primera Road Movie, porque Billy (Hopper) y Wyatt (Fonda), estos personajes marginados, recorren -sin destino aparente- en sus motos chopperas, las rutas norteamericanas, en busca de un sueño que nunca encontrarán. Este prolongado viaje, que acabará cruelmente con los jóvenes por la intolerancia, se sitúa como una metáfora de la vida en una juventud que no encontraba sentido a ese mundo.

La estupenda fotografía fue realizada por el entonces jovencísimo Laszlo Kovacs, que escapando de su Hungría natal se radicó en Norteamérica, y este fue su primer trabajo de importancia.

Busco mi destino, película independiente de muy bajo presupuesto, fue adquirida por uno de los grandes estudios de Hollywood, y solamente en EE.UU. hizo más de 20 millones de dólares, cifra por entonces solo comparable con los llamados «tanques». En Buenos Aires fue otro de los fenómenos de cartelera, quedándose luego a vivir en una sala por más de un año, caso parecido a lo que sucedería en los 80 con The Wall, de Alan Parker.

BILL HALEY

BILL HALEY

FLASBACK- DÉCADA DEL 50

En 1955 se estrena Semilla de Maldad (The Blackboard Jungle), un drama vigoroso, donde Glenn Ford interpreta a un maestro de escuela secundaria en la periferia de Nueva York, que tiene que lidiar con los irascibles estudiantes de su curso. Sobre los títulos de los créditos de la película sonaba el tema Rock Around The Clock, interpretado por Bill Halley y sus cometas. Esta fue la primera vez que un tema de rock aparecía en el cine.

En esos tiempos, en que los jóvenes lanzaron en Estados Unidos una cruzada por un estilo de vida libre de prejuicios y de mayor libertad, Bill Haley, con su rizito sobre la frente, fue la primera gran figura del rock and roll y un nuevo modeloa imitar. En cine fueron muy exitosos los filmes Rock Around de Clock y Don´t Knock The Rock (1956).

Mientras Haley estaba en pleno apogeo, surgió Elvis Presley, que se convertiría en muy poco tiempo en el rey de una generación.

Presley interpretó unos 30 filmes, el primero de ellos, Love me Tender, data de 1956, aquí aparecía como un cantante de baladas, pero al año siguiente se estrenó El rock de la cárcel (Ja´l house rock), una película con una fuerza y energía inusitada. Desde entonces, cuando Presley actuaba en programas televisivos, los cámaras tenía la instrucción de no encuadrar sus caderas en movimiento, había quejas diciendo que hacía movimientos obscenos cuando zarandeaba su cadera. Esa acción le hizo ganar el mote de «Elvis la pelvis».

En las siguientes películas, con los escenarios de Hawai o Las Vegas, volvió a las baladas que enamoraban a hermosas mujeres como la pelirroja Ann Magret . Seguramente, su mejor película es Estrella de Fuego (Flaming Star) 1960, dirigida por Donald Siegel.

Pero Elvis se convirtió en un modelo a seguir en el mundo entero, fue el ídolo de John Lennon, y del británico Cliff Richard, que lo copio y tuvo un éxito sorprendente. En la película de Terence Young , Serius Charge(1959), tenía un papel muy secundario, pero cantaba la canción Living Doll, que vendió más de 1 millón de discos. En el sur de América, Sandro, fue un fiel representante del rock de Elvis y de sus movimientos de cadera, especialmente en la época de Sandro y los de Fuego.

James Dean

James Dean

UN CINE REBELDE, CON CAUSA

La juventud necesitaba otro mundo, la hipocresía imperante en las políticas de Estado, en las escuelas y en las propias familias, les originaban angustias y aplaudían cuando el cine o la música rock enseñaban la rebelión como camino. El Salvaje(1953) de Laslo Benedek , con Marlon Brando como líder de un grupo de iracundos motoristas, fue uno de los primeros esbozos del nuevo sentir joven. Pero sin duda, James Dean, con su interpretación en Rebelde sin causa (1955), fue la figura cinematográfica que se puso a la par de Elvis en la canción. El filme fue dirigido por Nicholas Ray, quien junto al guionista Stewart Stern armaron, al decir de Eric Rohmer en Cahiers du Cinema, una tragedia griega en cinco actos, y en 24 horas, como lo dictaba Aristóteles. La película se estrenó pocos días después de la muerte de James Dean.

Este fue el comienzo.

Contáctenos

Enviando

© 2020 Ultracine S.A.  ® Todos los derechos reservados

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?

Bitnami