“Jeepers Creepers 3”: parodia de una gran saga

La última entrega de Victor Salva «Jeepers Creepers 3» funciona como una comedia de terror involuntaria.

«Cada 23 primaveras, durante 23 días, sale a comer”. Así reza la leyenda de Jeepers Creepers que vuelve con su entrega más floja. Y que sólo funciona si se la mira como una comedia de terror involuntaria, una parodia del mismo universo creado por Victor Salva.

La historia

“Jeepers Creepers 3” se ubica entre la primera y la segunda película, como una intercuela. Y nos ubica en la misma zona rural de la saga. Un camión con cadáveres aparece y se convertirá en una trampa mortal para los policías presentes. Con la llegada del Sheriff Dan Tashtego (interpetado por Stan Shaw), se arma un grupo comando de perjudicados por la bestia que intentará cazarlo.

Por otro lado, otra historia será central: la de los Brandon. Kenny fue asesinado por el Jeeper Creepers 23 años antes. Su madre aún puede verlo como un fantasma que le advertirá que el monstruo está de vuelta y que ha enterrado algo que puede dar detalles para combatirlo. Su nieta Addison ve a su abuela como una loca que habla con el viento, mientras su único amor es su caballo. Ella será secuestrada por el Creeper, reafirmando la maldición familiar.

La saga

Sin llegar a ser una de las sagas más renombradas o taquilleras del siglo XXI, “Jeepers Creepers” tiene su encanto. Lo cual lo ha convertido en una de las franquicias más esperadas por los fanáticos.

Estrenada en 2001, la primera mostraba una gran maestría con pocos elementos. Una pareja de hermanos (su química en pantalla era uno de los fuertes de la película) recorren una ruta solitaria y se topan con el camión de Creeper. El ambiente rural, la construcción del monstruo (mezcla de demonio, murciélago, humanoide y espantapajáros), los guiños cinéfilos y el tema del que sale el nombre de la película fueron un prometedor comienzo.

La segunda película transcurre 4 días después de la primera. Se inicia con un colectivo estudiantil atacado por el Creeper. Justamente ese colectivo también aparecerá en el último lanzamiento. Un poco más floja que la primera, de todas maneras fue una entrega elaborada que no decepcionó a los fanáticos.

La parodia

“Jeepers Creepers 3” no ha tenido una muy buena recepción entre los críticos. Sin embargo, no es necesariamente una mala película de terror aunque haya desviado completamente su tono. La única manera de disfrutar el guion endeble, los malos efectos especiales y la peor construcción del monstruo desde sus inicios es verla como una comedia de horror.

En ese sentido, la clásica escena de duelo entre la “final girl” (Addison) y el Creeper parece casi una escena de comedia slapstick. Los artificios del camión del Creeper y sus armas lo hacen ver como un Batman venido a menos. Nada destila seriedad y parece lo peor de la clase B.

Lo único que realmente se destaca es la dirección de fotografía. Su retrato del Estados Unidos rural, por momentos con colores que recuerdan al western de John Ford o virado al violeta como las escenas coloreadas de “Lo que el viento se llevó”.

Así que si buscan sustos, no es su película. Pero seguramente sea una delicia para los fanáticos (yo una de de ellas) y los seguidores de momentos cruentos y carcajadas entre amigos.

 

Contáctenos

Enviando

© 2019 Ultracine S.A.  ® Todos los derechos reservados

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?

Bitnami