Alejandro Mir: “Un autocine pareciera ser la única alternativa en tiempos de pandemia”

Una de las alternativas que se presenta ante la crisis que atraviesa la exhibición cinematográfica es el resurgimiento del autocine. Ultracine dialogó sobre la viabilidad del formato con Alejandro Mir, de Xenon Cinema Technology, empresa que desde 1967 se dedica a la venta, instalación y mantenimiento de salas de cine en Argentina.

Ultracine: ¿Cree que el autocine es una alternativa para afrontar la crisis que atraviesa la exhibición cinematográfica?

Alejandro Mir: Montar un autocine bien hecho no es algo tan simple como parece, pero pareciera ser la única alternativa en estos tiempos de pandemia.

Pero de hacerlo, hay que hacerlo bien, sin duda. El espectador hoy día es más exigente, y si no se le brinda una experiencia de calidad, el negocio se muere rápidamente. He visto webs publicando soluciones de autocines con pantallas de 9-10 mts de ancho y proyectores de solo 4500 ansi lumens, lo cual es sencillamente un disparate. Ese tipo de propuestas resultan en una mala experiencia, que el espectador no repite, y lentamente desaparece el negocio.

Para los exhibidores que ya tienen proyectores de alta potencia es un poco más accesible, pues no tienen que invertir en la compra del sistema de proyección. Por ende, es más rápido el montaje y el recupero de la inversión. Para quienes quieren comenzar un autocine de cero, ya es una inversión mayor y requiere más tiempo de preparación. Una posibilidad interesante es la de encontrar un sponsor que afronte parte de la inversión inicial a cambio de publicidad.

U: ¿Qué ofrece Xenon a quienes desean invertir en un autocine?

AM: Siempre hemos trabajado partiendo desde un concepto de calidad, y sobre todo confiabilidad, usando equipos de primera calidad y brindando un fuerte soporte técnico.

No se trata simplemente de sacar un proyector de un cine y ponerlo en una playa de estacionamiento, hay muchos factores de proyecto adicionales a considerar. Nuestro objetivo es lograr que el cliente haga un buen negocio y perdure en el tiempo, razón por la que invertimos fuertemente en el servicio postventa y en el asesoramiento de proyecto.

En cuanto al proyecto, hay dos opciones a la hora de diseñar autocines. Una de ellas es a gran escala, como lo fueron en el pasado. Estamos hablando de 250 a 350 vehículos, con pantallas del orden de los 22 a 25mts de ancho. Es algo realmente grande, se necesita mucho espacio y una mayor inversión, por lo que creo que este modelo podría ser planteado como un autocine que perdure en el tiempo, más allá de lo que dure el coronavirus.

El otro modelo es a escala menor, de unos 50 a 100 vehículos, con pantallas del orden de los 12 a 15mts de ancho y utilizando proyectores de potencia media. Habiendo muchos exhibidores que disponen de dichos equipos, resulta en una menor inversión. Una variante interesante en esta escala es la de hacer un back-to-back, es decir una sola estructura con pantallas a ambos lados, es decir que con una sola estructura de pantalla se hacen dos autocines en espejo, optimizando los costos de inversión.

U: ¿Cuáles son los principales desafíos para instalar un autocine?

AM: El principal obviamente es lograr atraer a la gente a este concepto que, si bien tiene ya muchos años, sería nuevo para muchas generaciones que no tuvieron la experiencia y para que perdure en el tiempo, es fundamental poder brincar una buena proyección y buen servicio.

En cuanto a los desafíos técnicos, el más complicado obviamente es la pantalla, ya que se trata de estructuras gigantescas expuestas a las inclemencias del clima. Nos han planteado el uso de pantallas inflables, muy prácticas, pero terriblemente costosas y tienen mayores limitaciones por viento a medida que aumenta su tamaño.

Y en muchos casos se le suma el desafío de la transmisión del audio. Usualmente se usa un transmisor de FM para enviar el audio a los vehículos, pero en las grandes ciudades es difícil conseguir una frecuencia disponible. Además, hay cuestiones legales respecto del uso de la frecuencia. Se ha pensado en otras alternativas de transmisión, pero al momento no hay soluciones concretas y volver al antiguo sistema de los postes con los parlantitos es inadmisible en términos de calidad y complejidad del montaje.

U: ¿Ha recibido consultas de interesados en instalar un autocine en Argentina u otros países de la región? ¿Puede anunciar alguna apertura?

AM: Hemos recibido una enorme cantidad de consultas al respecto. En varios casos nos topamos con problemas del espacio disponible, ya que los estacionamientos no siempre son espacios abiertos y amplios como se requiere.

Al momento tenemos un cliente en Uruguay que acaba de instalar uno en el aeropuerto de Carrasco, con el sponsoreo de varias empresas locales. Tiene capacidad para unos 120 vehículos, y utilizan un proyector Barco DP2K-32B de 33.000 ansi lumens que le vendimos hace tiempo.

 

Para mayor información sobre Xenon Cinema Technology, ingresar a www.xenon.com.ar, o contactarse vía mail a: info@xenon.com.ar

Contáctenos

Enviando

© 2020 Ultracine S.A.  ® Todos los derechos reservados

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?

Bitnami