«UPA 2»: Las pesadillas del cine argentino

UPA

Una de las comedias más subversivas del cine nacional estrena su secuela en el Gaumont, y hablamos con sus realizadores.

Hubo una época en la que ser un director «joven» en Argentina significaba estrenar tu primera película a los casi cuarenta años. Pero a fines de la década del ´90, un grupo de realizadores salidos de las escuelas de cine cambiaron eso. No sólo a nivel generacional, sino en cuanto a estéticas y narrativas.

Esa movida se llamó «Nuevo cine argentino» y obvio que más allá de todos sus valores, tenía varias cosas para criticarle. La solemnidad y pomposidad del cine argentino tradicional se vio reemplazada por nuevos vicios en muchos casos. Una de las cosas que brillaba soberanamente por su ausencia era la sensación de alegría. Aún en las comedias, en el Nuevo Cine Argentino no había felicidad ni por casualidad.

UPA!

Eso cambió cuando cuatro directores jóvenes que venían peleando para sacar adelante sus proyectos se juntaron e hicieron su primera obra como una colaboración entre todos. La película mostraba el detrás de escena de un director snob, creído y drogadicto que trata de filmar una película «artística». El detrás de escena era toda una explosión.

Esa película se llamó «UPA!: Una Película Argentina», y se estrenó en el 2006.

Ahora, con carreras ya establecidas dentro del cine nacional, Santiago Giralt, Tamae Garateguy y Camila Toker vuelven a ese mundo para la secuela.

Ultracine entrevistó a Giralt y a Garateguy sobre el proceso de llevar una secuela atípica a las salas.

La entrevista.

Ultracine: La primera UPA surge de la necesidad de filmar de parte de los 4 pero sin poder acceder a subsidios. Que fue lo que los motivo a hacer la secuela diez años después y con carreras ya consagradas?

Santiago Giralt: UPA! es como una banda de rock donde cada uno tiene su proyecto solista y se une con los demás para hacer algo específico, que en este caso tiene que ver con el humor y con las ganas puras de hacer. En las esperas de las películas con el instituto hacer películas de este modo es la única posibilidad de mantenerse creativo y seguir filmando sin especulación.

Tamae Garateguy: Nos pareció como mucho de lo que pasa alrededor del mundo UPA !!! UN DISPARATE … «¿Hacer una secuela de una película independiente?» Siiiiii!!!

Ultracine: Siguen realizando muchas de sus películas de forma independiente. En qué cambio, para bien y para mal, los recursos para hacer cine sin subsidios en Argentina?

Santiago Giralt: El presente es muy malo. Desde la primera película hasta esta las cosas se hicieron más difíciles, más competitivas a nivel internacional y hay más trabas para la producción desde el INCAA a nivel local. Creo que vivimos un momento de gran incertidumbre.

Tamae Garateguy: Y es difícil , pero no imposible!!!!

La producción 

Ultracine: ¿Que hay para parodiar en el cine argentino actual?

Santiago Giralt: Algunas actitudes esnobistas de cierta parte del medio no pasan de moda, siguen persistiendo aunque uno no lo creo. Nosotros lo llamamos “la cadena del esnobeo”, es decir, el que está un poco más arriba ignora al de abajo, el nuevo al de más arriba, el intelectual al popular, el popular al intelectual y así es como una cadena de nunca acabar.

Tamae Garateguy: En UPA2 lo que principalmente parodiamos fue la tensión que hay entre cine de Autor Y/o cine de festivales con el cine que quiere ser más comercial !!! Y qué es lo que sucede cuando te Tira de esta cuerda.

Ultracine: ¿Que diferencias en cuanto al tamaño del equipo hubo entre la primera y la segunda UPA?

Santiago Giralt: La misma cantidad de gente. A la hora de encarar la segunda parte decidimos repetir la metodología de trabajo. Un equipo mínimo, dinámico, que pueda cambiar de roles y que sea todoterreno. La mayoría de los miembros del equipo son también actores, como nosotros que estamos delante y detrás de cámara.

Ultracine: Después de dirigir por separado por casi diez años,  ¿les costo volver a encontrar consenso a la hora de compartir la dirección entre tres?

Santiago Giralt: En absoluto. Fue tan natural como juntarse con amigos a hacer algo que todos disfrutan. Es un proceso muy rico porque la multiplicidad de miradas expande lo particular de cada uno y lo empuja hacia un lugar más universal.

Tamae Garateguy: Para nada cada vez nos llevamos mejor, Estamos de acuerdo siempre !!!!!

LA LLEGADA A CINES

Ultracine: ¿Cual creen que es el público de UPA hoy cuando el cine argentino joven perdió, al menos en buena parte, la solemnidad que lo caracterizaba hasta principios de esta década?

Santiago Giralt: Es una pregunta interesante y tiene que ver con la construcción del espectador cinematográfico. Algo que en la Argentina no existe. Es decir, que desde la escuela se entrene a los espectadores a ver cine de todo tipo. Como no hay políticas culturales de formación de espectadores el público solo elige lo que está marcado por el marketing. Sí creo que en las plataformas digitales hay un público masivo y potencial. Ese público, desde el sillón de su casa, se animaría a una película como upa! y estoy seguro de que una buena parte la disfrutaría muchísimo.

Tamae Garateguy: ¿A quién no le gusta ver una película que cuenta cómo se hace una película? Fue es y será atractivo para quienes lo hacemos y para quienes quieren espiar cómo se hace!

 

Contáctenos

Enviando

© 2019 Ultracine S.A.  ® Todos los derechos reservados

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?

Bitnami