Un hotel no tan exótico: “Le Confessioni”

A medio camino entre el thriller y el cine político, la película dirigida por Roberto Andó se estrena el 15 de diciembre.

le-confessioni-2016-movie-still-8

El mejor actor italiano de la actualidad, Toni Servillo (reconocidísimo desde “La Gran Belleza”), vuelve a las pantallas argentinas con un personaje opuesto al del escritor atormentado por el sinsentido y compone al cura Roberto Salus quien en medio de un lujoso hotel donde se reúnen un grupo de Ministros de Economía, junto a algunas celebridades, esconde un secreto. Algunos, incluso el mismo Andó, han comparado al personaje de Salus con el Papa Francisco. El director Roberto Andó realiza una película a mitad de camino entre el thriller y el cine político que discurre sobre importantes temas de la sociedad contemporánea. «Le confessioni» es una co-producción entre Italia y Francia.

Todo transcurre en un lujoso hotel. Un grupo de Ministros y el Líder del Fondo Monetario Internacional deben decidir “el futuro” de algunos países pero un hecho trágico ocurre y las negociaciones quedan paralizadas. En el lugar se encuentran también una escritora infantil muy famosa, una estrella de rock y el padre Roberto Salus (Servillo) que apelando al secreto de confesión del título no rebela algunos datos claves que ayudarían a develar el misterio. Interpretada por un grupo de actores europeos de lujo como el citado Toni Servillo, el elenco también cuenta con las participaciones de Daniel Auteuil y Lambert Wilson que aparece en un cameo en el final.

¿Se puede hacer un thriller y al mismo tiempo hablar de temas de la política y no solo de cuestiones psicológicas? Esa parece haber sido la premisa del director Roberto Andó – regisseur de ópera, director de teatro y cine conocido aquí por “Viva la libertá” (también con Toni Servillo y sobre el accionar de la política actual italiana)- que pone en un mismo escenario a interactuar a distintos personajes accidentalmente unidos para hablar de temas como la economía global, la opinión pública, la globalización y el capitalismo. Pero la película no se queda solo en lo discursivo (lo que la hubiera transformado en simplemente una película de tesis declamativa) sino que entreteje una tensión en torno al misterio de la muerte de Daniel Roché, Director del Fondo Monetario Internacional interpretado por Auteuil.

Llama la atención que la película tome los nombres reales de la entidad financiera y el Grupo de los 8 y que simultáneamente aluda, sobre todo a través del personaje del Monje Salus, al actual Papa Francisco por su manera de vestir y hablar. Evidentemente, estos indicios realistas suman al vínculo que el director quiere establecer con el contexto europeo y mundial actual. Para dar un dato más de esta relación, el hotel donde transcurre la acción, en la vida real el Heiligendamm, está situado en Alemania y en el año 2007 albergó una verdadera cumbre del G 8. De esta manera, desde la ficción, el director reproduce el mapa geopolítico de la Europa contemporánea. Claro que todos estos elementos están puestos en el contexto de una película de suspenso: no hay ningún sesgo de documentalidad en el film, ni tampoco imágenes de archivo.
ministrosSi hubiera que relacionar esta con alguna otra película italiana podríamos pensar que es pariente de “El Capital Humano” de Paolo Virzi donde también en una lujosa mansión un grupo de financistas discurrían sobre el futuro de un país pobre. La diferencia es que aquí se encuentran todos en el mismo escenario: un hotel. En este sentido, y si delimitáramos un género de películas que transcurren en hoteles (desde “EL exótico Hotel Marigold” hasta “Perdidos en Tokio” pasando por “La juventurd”) la película también establece una variante porque el espacio no es mostrado como un lugar de ocio sino de negocio. Tampoco es mostrado como un lugar de recreación sino como un espacio amenazante, donde todo puede ocurrir. Al mismo tiempo, el lujo circundante funciona como contrapunto de la pobreza a la que alude el personaje de Salus.

Con respecto al personaje del Monje interpretado por Servillo el mismo Roberto Andó lo ha relacionado con el Papa Francisco. En una entrevista para Variety, y a propósito del estreno del film en el Festival de Cine de Karlovy Vary este año, ha dicho: “Creo que el Papa es un hombre aislado de la Iglesia. Él no es la Iglesia, es un extraño. Los Franciscanos tienen un concepto distinto del cuidado. Para mí, esa es la verdadera solución. Llegamos a un momento del mundo en el que el capitalismo no funciona más.” (1)

Estos son los tópicos que abiertamente se tocan en el film. Un film de una factura muy cuidada y de una alta calidad técnica que a partir del jueves se puede ver en los cines de la Argentina. Para tener algunos datos más “Le Confessioni” fue vendida a varios países de Europa desde su presentación. Actualmente su director está escribiendo lo que él define como la versión italiana de “House of Cards”.

(1) Declaraciones de Roberto Andó para Variety en julio de 2016. Entrevista realizada por Ed Meza.

lorena_cancela

0 Comentarios

Contesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Contáctenos

Enviando

© 2020 Ultracine S.A.  ® Todos los derechos reservados

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?

Bitnami