+

«Isla de perros»: Wes Anderson regresa a su particular animación