+

“Blindado”: La salvación no es un camino seguro