“Salve, César!”, el regreso de los Coen a la comedia

Por Jorge Luis Scherer.

salvecesarposter

Los Lumiere fueron los primeros hermanos que hicieron la historia grande del cine. Actores hermanos, hubo y hay muchos. Los Marx fueron los más famosos y en la producción estuvieron los Warner, creadores de uno de los estudios más importantes del mundo. Los hermanos Coen, Joel y Ethan, integran junto a los Wachowski, y David y Jerry Zucker,  la escasa lista de realizadores, unidos por sangre, que trabajan juntos. Y los Coen están de vuelta, con su largometraje número 17, y como siempre, ellos son los autores del guión, de la producción y de dirigirla. “¡Salve, César!” (2016) a estrenarse el 28 de abril, está ambientada en Hollywood, la fábrica de sueños de los años 50, tiempos de divas y divos, contratos de cientos de miles de dólares, bellas amantes, y por qué no, crímenes sofisticados.

Los hermanos Coen.

Los hermanos Coen.

 

Son pocos los directores que pueden sentirse igual de bien en géneros tan diferentes como la comedia, el drama o el policial negro. Billy Wilder era de los que sabían nadar con estilo, y maravillosamente, en todas las aguas. Los hermanos Coen que arrancaron en la profesión de cineastas en 1984 con “Simplemente sangre”, un policial fuerte, violento, un gran trabajo visual de cine negro, se introducen en el género de la comedia en forma inmediata, en su segunda película, “Educando a Arizona” (1987). Y de los 17 filmes realizados, sin contar los capítulos que hicieron para “París, te amo” (2006) y “Chacun son cinéma” (2007), películas donde intervinieron varios directores, los Coen, incluyendo “Salve, César!”, crearon 8 comedias, algunas del más alto nivel, como son “El Gran Lebowski” (1998) o “Quémese después de leerse” (2008). Claro que también han tenido un par de tropezones, uno de ellos fue la adaptación de la comedia británica “El quinteto de la muerte” (2004), que en 1955 Alexander Mackendrick había convertido en uno de los mejores filmes de humor negro de todos los tiempos, con la dupla Alec Guinness y Peter Sellers.

George Clooney es un famoso actor en "Salve, César!".

George Clooney es un famoso actor en «Salve, César!».

 

César, un romano secuestrado en Hollywood

George Clooney interpreta a Baird Whitlock, un actor muy famoso, lleno de mañas, y como suele corresponder, de un ego extraordinario. Está filmando una película épica de gran prestigio, “Hail César!”, pero un día sucede que no se presenta al set de filmación. Nadie lo vio, tampoco llamó. ¿Se habrá enfermado?, ¿entró en pánico escénico? El mensaje no va a tardar en llegar: el actor estrella fue secuestrado por una banda que se llama El Futuro y que reclama el pago de 100 mil dólares para liberarlo. Y este es el turno de Eddie Manix (Josh Brolin) un experto en temas delicados que presta servicios a los distintos estudios cinematográficos. Este sabelotodo se va a preocupar en reunir el dinero y oficiar de mediador. Las periodistas Thora y Thessaly (ambas interpretadas por Tilda Swinton) quieren saber la verdad para sus 20.000.000 de lectores. Mientras, el ambiente en Hollywood esta revuelto por este caso de ribetes policíacos, y por la persecución a los escritores comunistas. “Salve, César!” tiene un elenco de grandes figuras, como Ralph Finnes, Frances McDormand, Scarlett Johansson -quien interpreta a una actriz que hace coreografías acuáticas, como la recordada Esther Williams-, Jonah Hill, Channing Tatum, Alden Ehrenreich, y la reaparición de Christopher Lambert, en el papel de un director europeo que se enamora de la protagonista de la película.

El espíritu independiente de los Coen

Los hermanos Coen llevan más de 30 años de carrera como cineastas. Han cosechado premios importantes en Cannes, varios Oscar, Globos de Oro, etc., y con algunas de sus películas la industria ha hecho buenos negocios. Pero ellos no cruzan la calle y se paran en la vereda de enfrente, la del cine comercial. Los Coen integran ese círculo reducido de realizadores norteamericanos que eligen sus historias, que nadie de afuera mete ni una coma en el guión, hacen la producción y eligen los actores. Ese toque personalísimo hace que los equipos técnicos prácticamente no tengan variaciones. Por ejemplo, el compositor musical de los 17 largometrajes ha sido siempre Carter Burwell. El prestigioso director de fotografía Roger Deakins ha trabajado en 12 películas de los Coen, a partir de “Barton Fink”, antes había sido Barry Sonnenfeld, y en el período de “Deakins”, se recurrió una vez a Emmanuel Lubezki. Con los actores y actrices ha sucedido algo parecido, Frances McDormand, la esposa de Joel Coen desde 1984, tiempo en que interpretó el papel principal en “Simplemente Sangre”, fue actriz en 7 filmes, John Goodman y Steve Buscemi en 6, y las dos figuras de “Salve, César!”, George Clooney y Josh Brolin, llevan 4 filmes con los Coen.

John Turturro en “Barton Fink”.

John Turturro en “Barton Fink”.

Prestigio y taquilla

Barton Fink” (1991), la cuarta película de los Coen, era inusual en su estética, en sus tiempos, en el tratamiento de la historia. Antes de estrenarse en los Estados Unidos, probaron suerte en el Festival de Cannes. Estaban seguros que allí iban a comprender la película en su totalidad. Y así fue, sucedió lo que hasta entonces nunca había pasado en el Festival: “Barton Fink” ganó la Palma de Oro, Joel Coen fue elegido como el mejor director y el premio al mejor actor principal se lo llevó John Turturro. “Barton Fink” es el nombre de un dramaturgo neoyorquino que se encuentra escribiendo guiones para Hollywood a principios de la década del 40. Ese dramaturgo, interpretado por Turturro, está inspirado en el autor Clifford Odets. También aparecerán personajes y hechos de la vida real. El papel del actor John Mahoney estaba basado en el Nobel de literatura William Faulkner, por citar otro ejemplo.

La película anterior a “Barton Fink”, es “De paseo por la muerte” (1990), un policial con estética de cine negro de gran calidad y soberbias actuaciones. Se trata de una lucha entre gánsters en los años 30, con una historia muy similar a las narradas por Dashiell Hammett en sus novelas. El elenco está encabezado por Gabriel Byrne, Albert Finney, John Turturro y Jon Polito. La película obtuvo 91% de aceptación en el calificador Rotten Tomatoes, y casi 8 puntos sobre 10 en IMDB, pero fue un fracaso en la taquilla.

Es cierto que la mayoría de las películas de los Coen no fueron éxitos comerciales. Tampoco lo han buscado. El espíritu independiente de los hermanos está muy lejos de esas búsquedas. Curiosamente, la primera incursión que hicieron en el género western, con “Temple de Acero”, resultó ser la más taquillera de todas sus películas a nivel mundial con U$S 252.000.000. La película había tenido 10 nominaciones al Oscar, incluyendo película, director y actor principal, pero no ganó ninguno. Hasta entonces, “Sin lugar para los débiles” había sido la de mayor recaudación en el mundo con U$S 170.000.000. Claro que en esa oportunidad, el filme había ganado 4 importantes premios Oscar: película, director, guión adaptado y actor de reparto, que recayó en Javier Bardem, que se convirtió en el primer español en obtener un Oscar. “Sin lugar para los débiles” fue una adaptación de la novela “No country for old men”, del norteamericano Cormac McCarthy, ganador del premio Pulitzer por “La Carretera”. En Argentina, la tendencia en la taquilla fue diferente. La excelente “Fargo” (1996), que recaudó a nivel mundial poco más de U$S 60.000.000, fue estrenada en Argentina en 1997, e hizo la nada despreciable cifra de 293.000 espectadores, seguida en recaudación por “Sin lugar para los débiles” (2007), estrenada al año siguiente, con 270.000 espectadores, y la remake del western “Temple de Acero” (2010), llegó a los 128.000 en el año 2011. Entre las comedias, la excelente “El gran Lebowski” (1998), con 8,2 punrtos en IMDB, llegó en 1999 a los 44.000 espectadores.

Sin lugar a dudas, cuando se habla de los Coen, la primera película que surge en las cabezas del público es “Fargo”. Frances Mc Dormand, en el papel de una policía pueblerina, embarazada, era la única pensante para resolver los crímenes que se estaban cometiendo en su jurisdicción. Por este papel, McDormand obtuvo el Oscar a la mejor actriz. El título “Fargo”, fue retomado en los últimos tiempos para una exitosa miniserie televisiva que cuenta con los hermanos Coen en la producción ejecutiva.

El penúltimo filme de los Coen fue “Inside Llewyn Davis: Balada de un hombre común” (2013), un drama ubicado en el Greenwich Village neoyorquino, a principios de la década del 60, donde un cantante de folk, Lewyn Davis, con su guitarra a cuestas recorre la ciudad en busca de su subsistencia. El actor Oscar Isaac tiene aquí su primer protagónico y es acompañado por la ascendente Carey Mulligan. Si bien la película fue la ganadora del Gran Premio del Jurado en el Festival de Cannes, y contaba con críticas muy favorables, el tema de la bohemia musical en tiempos de los inicios de grandes compositores e intérpretes de canciones de protesta, como Bob Dylan, no despertó mayor interés. La película en la Argentina pasó con más pena que gloria, unos 11.000 espectadores fue la cifra final en todo su recorrido. Por suerte, siguen existiendo esos realizadores que se dan los gustos, y que un público cada vez con menos posibilidades de ver el otro cine, disfrute de filmes donde se pueda apreciar el talento y las sutilezas.

 

Artículo escrito por Jorge Luis Scherer -periodista, profesor de literatura y cine- para Ultracine.

Contáctenos

Enviando

© 2019 Ultracine S.A.  ® Todos los derechos reservados

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?

Bitnami