Recitales en la pantalla grande

El éxito del show del Indio Solari en cines ratifica la popularidad de esta nueva tendencia.

Aunque los estrenos comerciales en las pantallas argentinas llegaron masivamente en 2008, los espectáculos musicales filmados en todo su esplendor para que los espectadores puedan disfrutarlos en la sala de cine no son algo nuevo. Hay conciertos o giras paradigmáticas de la historia del pop y rock mundial que quedaron registradas para ser luego exhibidas en la oscuridad de la sala de cine. Casos paradigmáticos son «The Wall» (1978) de Pink Floyd, dirigida por Alan Parker; o «Get back» (1991), registro del tour mundial que Paul McCartney hizo entre 1989 y 1990 y dirigido por Richard Lester, quien estuvo detrás de cámaras del clásico de los Beatles, «Help!», en 1965.

Por eso, cuando el artista de rock nacional más convocante de las últimas décadas anunció que sacaría un recital en los cines, las expectativas no eran pocas. El resultado estuvo a la altura de las circunstancias: «Indio y los Fundamentalistas del Aire Acondicionado» vendió 23.099 entradas en sus primeros 12 días y está a punto de entrar al top ten hisórico de este subgénero. Decir 12 jornadas no es justo, en realidad. El recital sólo tuvo una exhibición limitada en su primera semana y eso le fue suficiente para terminar entre las diez más vistas.

La cifra, es cierto, está lejos de las performances en vivo del ex-Redonditos de Ricota, cuyas «misas ricoteras» convocan a más de 70.000 personas sea donde sea que toque: en la provincia de Buenos Aires, o en lo más recóndito del país. Pero es un gran debut para una película que se pasó en pocas funciones y habla del excelente momento que este tipo de proyecciones significan para los cines: son varios los recitales estrenados en la pantalla grande que han conseguido fantásticas cifras de ventas.

El recital de Solari no es el único docu-recital en pantalla actualmente. Una nueva versión de «The Wall», dirigida e interpretada por Roger Waters, muestra uno de los eventos musicales más impresionantes de los últimos años. Se estrenó de manera limitada el 29 de septiembre por la distribuidora Santiago Torre Walsh y ya vendió 6.034 entradas.

Top ten de Docu-recitales

Resultados por película (01/01/1997 al 13/10/2015)

Nro Película Estreno Distribuidora Espectadores Pantallas Semanas Ticket Promedio
1 Michael Jackson: This is it 29/10/2009 SONY 167.877 94 5 $ 14,63
2 One Direction: Asi somos 29/08/2013 UIP 166.595 129 1 $ 47,93
3 Violetta en concierto 3/04/2014 DISNEY 117.358 122 8 $ 39,11
4 Justin Bieber: Never say never 24/02/2011 UIP 101.326 78 12 $ 26,50
5 Justin Bieber: Believe 30/01/2014 DIAMOND 85.156 123 2 $ 43,13
6 Cirque du Soleil: Mundos Lejanos 28/02/2013 UIP 58.349 87 11 $ 40,43
7 Pina 06/10/2011 ZETA FILMS 57.486 14 13 $ 33,69
8 Jonas Brothers: en concierto 21/05/2009 DISNEY 49.890 14 3 $ 23,95
9 Hannah Montana 3-D 4/09/2008 DISNEY 24.772 6 12 $ 23,93
10 Shine a light 10/04/2008 DCA 24.124 33 9 $ 12,16

Los recitales para adolescentes ocupan 6 puestos del top ten.  

Para este tipo de evento, a mayor cantidad de fans, mayor es la posibilidad de destacarse en las boleterías. Esto no es ninguna ciencia, y las bandas o artistas que cuentan con un séquito numeroso y fiel harán de la experiencia cinematográfica un evento por demás exitoso.

Este tipo de propuestas empezaron a llegar cada vez con mayor frecuencia cuando la conversión digital de las salas empezó a ser una realidad, allá por el inicio de la década actual. La digitalización permitió que fuera económicamente viable el registro multi-cámara de uno, o varios, recitales.

El recital en cines más exitoso hasta el momento es «This is it» (2010), que se convirtió en el registro fílmico post- mortem de lo que hubiera sido la gira de regreso de Michael Jackson a los escenarios mundiales. La muerte del artista truncó todos los planes, obviamente; pero el detrás de la escena había quedado registrado y logró un sonado estreno a nivel mundial. En Argentina la vieron casi 168.000 personas.

El docu-recital póstumo del Rey del Pop fue el título más visto en Argentina.

Los artistas juveniles son los que mayor llegada al público han tenido. Así, hemos visto como documentales en torno a la figura de «boy bands» (bandas de chicos cantantes) y estrellas pop femeninas han logrado llenar las salas de la misma manera que llenan estadios en cada una de sus performances en vivo.

Este tipo de producciones suele tener lanzamientos similares, más cercano a «eventos» que al recorrido comercial clásico que hace una película. Esto es, estreno masivo en muchas salas, pero no necesariamente con funciones en toda la semana cinematográfica. Y suelen durar dos o tres semanas en cartel. Son filmes que se manejan, obviamente, con la fan base que cada artista tenga armada. Para los seguidores, es una oportunidad no sólo para ver la espectacularidad del recital en la pantalla -muchas veces con el 3D magnificando la experiencia- sino que cuenta con escenas de backstage o declaraciones del cantante o grupo entre su séquito, o mostrando el preparativo del show.

De este grupo, la popular banda «One Direction» le pisó los talones al mismísimo Michael Jackson con su documental «One Direction: Así somos», que fue vista por algo más de 166.000 personas en agosto de 2013.

«Violetta en concierto» fue el recital de producción nacional más visto.

El tercer lugar lo ocupa un personaje de la factoría Disney Latinoamérica: Martina «Tini» Stoessel, mejor conocida como «Violetta». En la cúspide de su fama, Disney preparó un docu-recital basado en ella, con lo cual consiguió una de las cifras de ventas más altas de este conjunto de películas: más de 118.000 entradas vendidas. Pero además de su excelente rendimiento en cines argentinos, «Violetta en concierto» fue un enorme éxito a nivel internacional, habiéndose estrenado en casi toda Hispanoamérica, y en países como Italia y Francia, donde el personaje es inmensamente popular.

Justin Bieber es un cantante por el que el público femenino adolescente daría casi todo y eso se notó también en los cines. Los dos recitales que se estrenaron del cantante de la mano de UIP fueron el cuarto y quinto lanzamiento más exitoso de este sub-género. «Justin Bieber: Never say never» atrajo a un poco más de 100.000 espectadores en febrero de 2011; mientras que «Believe» cortó 85.000 tickets en el verano del 2014.

Los siguientes puestos en el top ten lo ocupan propuestas más cercanas al espectáculo que al recital, y con un target más adulto.

«Cirque du Soleil: Mundos lejanos» trajo a la gran pantalla uno de los más celebrados espectáculos a nivel mundial, y el público argentino respondió con entusiasmo. Casi 60.000 personas fueron a los cines en el verano del 2013.

«Pina» fue un gran éxito entre los seguidores del cine de arte y la danza.

El otro estreno que recibió el aplauso de la audiencia fue «Pina», de Win Wenders, documental en 3-D basado en la figura de la coreógrafa de danza contemporánea Pina Bausch. Si bien el proyecto había corrido riesgo de quedar trunco con el fallecimiento de la artista poco antes de iniciado el rodaje, la troupe de bailarines del Tanztheater Wuppertal (la compañía creada por Bausch) convenció al director de continuar con el proyecto y filmar la representación de las más conocidas coreografías de la artista.

El resultado dio sus frutos: «Pina» se exhibió en el prestigioso festival de Berlín y tuvo estreno en prácticamente todo el mundo. En Argentina se estrenó de la mano de la distribuidora de cine arte ZETA Films, y fue uno de los lanzamientos de este género más exitosos, al vender casi 60.000 entradas con un estreno reducido en 14 pantallas.

Luego de estos títulos, aparecen dos artistas juveniles salidos de la cantera de Disney Channel. «Jonas Brothers: en concierto» atrajo a casi 50.000 espectadores en 2009; mientras que uno de los primeros recitales estrenados de esta manera, el espectáculo «Hannah Montana 3-D», cortó casi 25.000 tickets en seis pantallas un año antes.

Cabe destacar que estos dos filmes se estrenaron en los albores de la digitalización, cuando las salas 3-D en Argentina no llegaban a la docena. De ahí que sus lanzamientos hayan estado acotados a 14 y 6 pantallas respectivamente.

El recital de los Rolling Stones estuvo dirigido nada menos que por Martin Scorsese.

Cierran el top ten sus Majestades Satánicas: los Rolling Stones con un docu-recital filmado en 35 milímetros por nada menos que Martin Scorsese. «Shine a light» fue uno de los más celebrados recitales estrenados en cine y convocó a algo más de 24.000 espectadores en 33 pantallas en 2008.

Cada vez son más las distribuidoras que se deciden a estrenar este tipo de propuestas en nuestro país. Hasta puede encontrarse una distribuidora especializada en este tipo de eventos.  «The Other Screen» ha lanzado más de una docena de óperas, recitales y ballets filmados con una soberbia calidad técnica para deleite del espectador. Desde míticas bandas de rock como «Guns & Roses» y «Aerosmith»; pasando por representaciones de «El baile de los cisnes», «La boheme», «Don Quijote» y «Jesucristo Superstar».

Para lo que queda de 2015 está anunciado el lanzamiento de «Andre Rieu 2015 Maastricht Concert», una serie de conciertos de uno de los más carismáticos y respetados conductores de orquesta de la actualidad: Andre Rieu, apodado «El Rey del Vals». Y el plato fuerte para el 2016 vendrá de la mano de una propuesta nacional: la despedida del personaje de Violetta, con «Tini: El gran cambio de Violetta».

Mariano Oliveros

Contáctenos

Enviando

© 2019 Ultracine S.A.  ® Todos los derechos reservados

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?

Bitnami