«Pegar la vuelta»: entrevista con su director, Nacho Garassino

El documental estreno de este jueves sigue la historia de María Luz Carballo, una de las mejores artistas de blues nacional que tras quince años en la escena de Estados Unidos, regresa a Argentina.

Maria Carballo 1

Los Carballo y los Epumer, además de ser familia, tienen miembros que fueron indispensables para la escena del rock y del blues en Argentina.

Una de las más jóvenes de esta dinastía es María Luz Carballo, que a los 17 años ya era una eximia guitarrista quizás por haber nacido con el blues embebido en su ADN.  En 1997, María Luz, con tan solo 19 años, deja atrás a su barrio y su amor con Norberto “Pappo” Napolitano y parte rumbo a Chicago, Estados Unidos, en busca del blues. Sola y sin saber inglés, conoce un mapa de personajes que van desde viejos bluseros de los barrios humildes hasta estrellas consagradas. Luego de más de 15 años, y con 2 hijas, habiendo sufrido todo tipo de eventualidades, María se encuentra afianzada en la escena musical de Chicago y es un referente del blues local, pero prepara su regreso a casa..

«Pegar la vuelta» se estrena hoy jueves 18 en el cine Gaumont. En su primera semana en cartel podrá verse a las 13.30 y 20.05 horas.

Ultracine habló en exclusiva con Nacho Garassino, quien viene de dirigir las dos ficciones «El túnel de los huesos» (2011) y «Contrasangre» (2015) y debuta en el largometraje documental con esta historia que sigue a esta fascinante mujer que se abrió su camino en ambas puntas del continente.

Carballo junto al director, Nacho Garassino.

Carballo junto al director, Nacho Garassino.

Ultracine: ¿Cuánto tiempo te llevó el desarrollo del proyecto desde la idea hasta ahora el estreno?
Nacho Garassino: Fueron aproximadamente tres años desde la presentación del proyecto en la Quinta Vía (para documentales) del INCAA hasta que pudimos terminar una copia que nos satisficiera en cuanto a la post-producción de imagen, la cual llevó un trabajo muy exhaustivo dadas las condiciones de producción. También hubo mucho trabajo con respecto al sonido porque teníamos muchas fuentes distintas de audio que es algo que tiene que ver con el diseño de producción. Una vez terminado todo eso, empezamos a buscar para estrenar.

Ultracine: ¿Cómo conociste a María Luz Carballo y qué pensó ella cuando le propusiste el proyecto?
Nacho Garassino: A María Luz la conocí en el marco del Festival Internacional de Chicago, cuando fui a presentar mi primer largo de ficción, “El túnel de los huesos”. Yo le había pedido a un amigo, Alejandro Soler, que me diera referencias de gente que conociera en Chicago de la escena del blues. Yo soy muy aficionado al blues, hace muchos años toqué sobre el escenario (con la guitarra), había estudiado con Botafogo y todo. Y no quería pasar por Chicago, que es la capital del “blues eléctrico”, sin ver shows de blues ahí. Y María Luz fue la persona que me introdujo, y mientras ella me iba paseando por distintos bares y lugares y me iba contando su historia, me fue apasionando todo lo que me decía, su forma de ser, las cosas que había vivido. Le propuse la idea del documental tiempo después; volví a la Argentina y con Santiago Podestá (productor ejecutivo) armamos la viabilidad del proyecto. Era un proyecto atípico ya que parte de él había que filmarlo en Estados Unidos.

La escena del blues en Chicago recibió con los brazos abiertos a Carballo.

La escena del blues en Chicago recibió con los brazos abiertos a Carballo.

Ultracine: ¿Cómo encaraste la producción?
Nacho Garassino: La producción, teniendo en cuenta los traslados, ya que teníamos que filmar una parte en Chicago y otra en Nueva York, tenía que ser “humilde” pero intensa. Entonces optamos por llevar cámaras que fueran muy autosuficientes, que nos permitieran movernos con mucha comodidad.
Éramos Santiago y yo por Estados Unidos con María Luz y fue una experiencia tremenda. Yo venía de trabajar en documentales en Europa con estructuras y equipos muy grandes; y acá pasamos a hacer todo sólo dos personas, dormir en el piso en casas prestadas, y en el marco de ese cine guerrillero estuvimos muy contentos. Después la post-producción costó un poco por el tratamiento de imagen y sonido que tuvimos que darle.

Ultracine: ¿Qué buscabas lograr con seguir la historia no sólo de María Luz sino de los Carballo como dinastía musical? ¿Cuáles son las eventualidades que sufrió María Luz en su tiempo fuera de la Argentina?
Nacho Garassino: Es muy interesante la historia de esta dinastía musical, Celeste, María Gabriela Epumer, Lito Epumer, Lucio Mazaira, María Luz, son todos familiares entre sí, son músicos increíbles y que son muy representativos de la historia musical moderna en Argentina. María Luz se fue de Argentina muy joven, después de un romance con “Pappo”, y las historias que Napolitano le contaba sobre la movida en Estados Unidos la llevaron a Chicago, donde pasó de todas. Como ella bien dice, la comunidad afroamericana de allá la adoptaron como una propia porque la vieron como uno de ellos: luchadora, llevando una vida complicada, y no como una niña rica, con una beca. Además de que toca increíble, obvio.

Ultracine: La película no sólo es un recorrido por el blues local, sino que bucea en la sensación de desarraigo que sufren aquellos que buscan su camino en otros países. ¿Cómo buscaste representarlo?
Nacho Garassino: Yo viví 7 años afuera, en España, buscando nuevos horizontes, tratando de crecer profesionalmente. Entonces cuando vi la historia de María Luz me vi muy reflejado en ciertas situaciones que ella vivió. Ella fue a buscar el blues y ahora se está re-encontrando con el tango. Y traté de representar esta sensación que uno tiene de estar en dos lugares, uno físicamente y el otro con la mente, los recuerdos.

Un equipo de tres: Santiago Podestá, productor ejecutivo, Carballo y Garassino.

Un equipo de tres: Santiago Podestá, productor ejecutivo, Carballo y Garassino.

Ultracine: Más allá de los géneros, ¿cómo te manejás entre el documental y la ficción? ¿Alguna preferencia en manejarte en uno u otro formato?
Nacho Garassino: Después de trabajar en infinidad de documentales en televisión en los noventas, y en mi tiempo viviendo en Europa, cuando volví a la Argentina juré que no iba a hacer un documental nunca más en mi vida. Llegué a estar muy agotado del género. Me siento muy cómodo en la ficción, pero parece que mentí cuando dije “nunca más”. De este proyecto me gustó la inmediatez, y quedé fascinado por trabajar en este proyecto con María Luz así que no creo que sea la última vez. Pero después de tantos años ya me siento muy ducho con el documental, mientras que solo tengo dos largometrajes como director, así que siento que tengo mucho por aprender todavía ahí.

Ultracine: ¿Cómo están manejando la distribución y la promoción de la película?
Nacho Garassino: La promoción la estamos haciendo nosotros, no tenemos distribuidor porque nos manejamos más que nada con el circuito alternativo: estrenamos en el Gaumont, pero también DOCA, y La nave de los sueños. La promoción la hacemos encarando a la gente del ambiente musical, del blues. No ignoramos al resto del público pero tratamos de enfocarnos haciendo difusión en programas y lugares donde está el público que se ve apasionado por este tipo de música.

Este es el trailer de «Pegar la vuelta»:

Mariano Oliveros

Contáctenos

Enviando

© 2019 Ultracine S.A.  ® Todos los derechos reservados

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?

Bitnami