«La historia oficial» regresa a los cines

La primera película en darle un Oscar a la Argentina se re-estrena en los cines en una versión completamente restaurada en imagen y sonido.

historia oficial

Uno puede suponer que, a esta altura, «La historia oficial» es de esas películas que la mayoría de la gente ha visto por lo menos una vez. Ya sea por su temática (muy en boga durante estos últimos años), o por el hecho de haberle dado a la Argentina su primer premio Oscar a la mejor película extranjera.

Pero no. Sí es de esas películas que muchos con un poco de cultura cinematográfica ha sentido nombrar, pero no necesariamente significa que las nuevas generaciones la hayan visto.

Eso descubrió su director, Luis Puenzo, el año pasado, y de ahí surgió la idea de utilizar la tecnología actual para poder re-estrenar una de las películas cumbre del cine nacional de las últimas décadas en las mejores condiciones de imagen y sonido posibles.

«Las películas también mueren. Muchas ya han muerto por no conservarlas», dijo Puenzo en la conferencia de prensa brindada luego de la proyección a la prensa de su obra más emblemática. Tras el trabajo de restauración, «La historia oficial» llega nuevamente a las salas argentinas al cumplirse el 30º aniversario de su estreno original, el 3 de abril de 1986; y la conmemoración del 40º aniversario de la fecha del último golpe militar en Argentina, el jueves 24 de marzo.

La película, protagonizada por Norma Aleandro, Héctor Alterio, Hugo Arana, Patricio Contreras, entre otros, sigue a Alicia de Ibáñez (Aleandro), una profesora de historia que, en el ocaso de la dictadura militar, empieza a preguntarse quienes son los verdaderos padres de su hija, adoptada años antes por su marido (Alterio) de manera sospechosa. Su investigación echará luz sobre los abusos que la dictadura cometió sobre la ciudadanía, ante los ojos impasibles de muchos de ellos (nosotros).

 

premiere

 

La versión que llega a los cines se da tras un trabajo minucioso de restauración de imagen y sonido. Pero la película es exactamente la misma que se estrenó en su momento, sin cortes ni agregados.

«No le tocamos ni un fotograma, ni una coma. La tentación estuvo, pero sigo suscribiendo cada cosa, cada línea de diálogo. Pero gracias a la tecnología, se ve como se debe ver, sin interferencias audiovisuales», aclaró Puenzo en conferencia.

Si bien el Oscar fue el galardón más importante de los recibidos por la película, la cantidad de premios que «La historia oficial» ganó se cuentan por casi una cuarentena, incluyendo el Globo de Oro a la Mejor película extranjera, y dos premios en el Festival Internacional de Cine de Cannes, incluyendo el de Mejor Actriz para Norma Aleandro.

Fue precisamente en el Festival de Cannes de 2015 cuando Puenzo se decidió a trabajar en la restauración de su película. «Allí me di cuenta que todo el público de la sala tenía menos de treinta años y que existe toda una generación que podía ver y descubrir la película», comentó.

Junto a Félix «Chango» Monti, director de fotografía del filme,  Puenzo puso manos a la obra y tras conseguir los negativos originales, trabajó codo a codo con varias firmas de post-producción de imagen y sonido para restaurar «La historia oficial» con sonido 5.1 y calidad de imagen 4K.

6887.original

La historia de «La historia oficial»

Con las heridas de la dictadura todavía abiertas, Puenzo y Aída Bortnik escribieron un guión en el verano de 1983. De hecho, la filmación de las marchas de Abuelas de Plaza de Mayo no se armaron para la película, sino que se filmaron las que efectivamente se realizaron. A lo largo de la producción, iban recibiendo distintos tipos de amenazas por parte de los militares.

La película estaba lista para estrenarse en 1984, pero el mercado local estaba saturado de títulos de tinte político. Los problemáticos fracasos de «Asesinato en el Senado de la Nación» y «Cuarteles de invierno» ese año llevaron a Puenzo a cambiar la fecha de estreno original y pasarla a la Semana Santa de 1985.

El rendimiento comercial de la película fue bueno, pero estuvo lejos de ser el boom en el que se convertiría después.

Pero cuando «La historia oficial» quedó seleccionada para la competencia oficial de Cannes de ese año, y tras los galardones recibidos ahí, fue cuando el boca en boca empezó a tomar fuerza.

Si bien no hay cifras oficiales, en 1985 la película vendió más de 800.000 entradas. Al darse a conocer las nominaciones a los Oscar en el verano del ´86, la película se re-estrenó en los cines, y explotó comercialmente. Al final de 1986, 800.000 personas más habían ido a los cines a ver a la ganadora del máximo galardón mundial de la industria cinematográfica. La taquilla de «La historia oficial» fue de 1.700.000 tickets, convirtiéndose en una de las películas argentinas más exitosas de la década del ochenta.

Treinta años después, la vigencia de «La historia oficial» es latente. Según Puenzo, dicha «vigencia y lo que la película es porque las cosas han seguido ocurriendo como en un eterno presente», aunque admitió que la Argentina es «uno de los países más hizo para juzgar a sus genocidas».

Aquellos que deseen revivir la experiencia, o conocerla de primera mano, tendrán la oportunidad a partir del 24 de marzo, cuando en las salas argentinas vuelvan a sonar las notas de «En el país de nomeacuerdo»…

Mariano Oliveros

 

Contáctenos

Enviando

© 2019 Ultracine S.A.  ® Todos los derechos reservados

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?

Bitnami