«La cuenta»: un thriller quilmeño que llega a las salas

Realizada de forma totalmente independiente por el colectivo creativo Crimson Barra, el filme de este grupo de casi 40 jóvenes se verá en el cine Gaumont desde el jueves 9.

la cuenta1

Cuando uno menciona películas independientes argentinas, suele hablar de títulos que no cuentan con grandes presupuestos o apoyo del INCAA, pero que de todas maneras, suelen tener una estructura para nada despreciable detrás. Así, un filme como «El estudiante» o el filme de terror «Naturaleza muerta» son independientes pero realizadas con equipos técnicos de amplia experiencia en cine, y con presupuestos superiores a los 300.000 y 100.000 pesos en cada caso respectivamente.

Y luego están los filmes realizados con pasión pero con presupuestos verdaderamente nulos, donde el equipo sale de todas maneras a la aventura de filmar.

Es el caso de «La cuenta«, realizada por Crimson Barra, un colectivo de jóvenes de Quilmes y sus alrededores, que no solo lograron llevar a buen puerto la filmación de su primer largometraje, sino que hasta pueden estrenarlo en salas. Este thriller se verá a partir de hoy jueves 09 en el cine Gaumont, en dos horarios: a las 14:40 y 21:40 horas.

Otra particularidad, es que al ser una película de realización colectiva, «La cuenta» tuvo nada menos que cuatro directores detrás de cámara.

Ultracine habló con uno de ellos, Federico Zarauz,  sobre cómo es dirigir una película a ocho manos; y como es coordinar a 40 personas en el equipo siendo este su primer trabajo audiovisual.

Integrantes del equipo en la producción
Integrantes del equipo en la producción.

 

Ultracine: ¿Cómo llegan a la idea de «La cuenta»?

Federico Zarauz: La idea original surgió a fines de septiembre de 2014. Agustin Ormazabal y Federico Goyeneche se les ocurrió la idea durante, justamente, una partida del juego Mafia (o Poliladron). Le llevaron esta idea a Gaston Bernstein, poco después me llamaron a mí y a partir de ahí durante octubre de 2014 y enero de 2015 nos juntabamos regularmente para discutir no solo el aspecto de la historia y los personajes, sino que concepto y que temas queríamos llevar a cabo y como lo íbamos a hacer en base a que no teníamos acceso a lo que se requiere para realizar una gran producción. La idea original comenzó como un cortometraje, y fue lentamente convirtiéndose en un largometraje para el momento que comenzamos con el rodaje.

Ultracine: ¿Qué trabajos audiovisuales previos habían hecho antes como Crimson Barra?

Federico Zarauz: Como Crimson Barra no habíamos hecho ningún trabajo audiovisual. Individualmente Gastón Bernstein y yo siempre fuimos curiosos en este tema y habíamos experimentado con algunos cortometrajes, pero de manera muy humilde para nosotros. La Crimson Barra va más allá de nosotros cuatro. Es un grupo conformado de artistas de diversas ramas, todos de Quilmes, y utilizamos ese nombre para realizar las actividades que por sí solas se dificultan llevar a cabo: recitales, muestras, entre otras. Es con «La Cuenta» que se crea en cierta manera Crimson Barra Films, una parte de lo que es la Crimson Barra.

Ultracine: ¿Cómo se dividieron el trabajo dentro de la producción?

Federico Zarauz: Agustin, Gastón, Federico Goyeneche y yo estuvimos a cargo de los detalles generales: conseguir actores, diseñadores, utileros y ayudantes que estén dispuestos a realizar junto con nosotros este proyecto ad honorem. Una vez que estábamos seguros de como íbamos a llevar a cabo el proyecto, Agustín, Federico Goyeneche y yo quedamos como actores, y Gastón quedó a cargo de la dirección. Marcela Zarich -madre de Gastón- quedó a cargo de la dirección de los actores. Luego del rodaje, los cuatro nos encargamos del montaje junto con la editora Maria Pomilio.

la cuenta 2

Ultracine: ¿Cuáles fueron las dificultades y ventajas de trabajar como grupo y de manejar un equipo de 40 personas desde la independencia absoluta?

Federico Zarauz: Creo que la dificultad principal fueron los horarios. Poder juntar tanta gente parecía difícil, pero logramos encontrar una ventana de tiempo para que la producción no se vea afectada. La ventaja fue que esas 40 personas además de ser muy talentosas, son nuestros amigas y amigos, que se tomaron un tiempo importante de sus vidas porque realmente les gusto el proyecto y querían llevarlo a cabo de la mejor manera posible. Además, como en ese momento no contábamos con la ayuda de ningún establecimiento o entidad, no nos vimos obligados a correr o acelerar el proceso. Lo pudimos realizar a nuestro paso.

Ultracine: ¿Cuánto tiempo tuvieron de rodaje, cuánto de post-producción? ¿Recibieron ayuda de algún tipo -privada, estatal- para la producción?

Federico Zarauz: El rodaje principal duró aproximadamente 2 meses: durante la medianoche de los viernes de abril y mayo (2015), entre las 21 horas y las 3 de la mañana. Luego de esos 2 meses agregamos unos 4 días más para redondear detalles. De post-producción estuvimos desde junio de 2015 hasta enero de 2016. En mayo de 2015 recibimos una pequeña ayuda del INCAA, que nos sirvió para la post-producción, pero más importante es la puerta que nos lleva a estrenar en el cine Gaumont.

Ultracine: ¿Cómo están manejando la distribución y difusión de «La cuenta»?

Federico Zarauz: Con el INCAA tenemos derechos de difusión compartida para espacios INCAA en el interior como también en televisión. Mas allá de eso, no tenemos planes para la distribución y difusión del film por nuestra cuenta.

Mariano Oliveros

© 2021 Ultracine S.A. ® Todos los derechos reservados