“Jason Bourne”: la renovación del cine de espías

Tras nueve años, Matt Damon regresa como el más popular personaje de su carrera: el espía Jason Bourne. También es de la partida el celebrado director Paul Greengrass.

jason bourne

En 2002, se estrenaron tres películas de espías. Dos de ellas altamente publicitadas, y otra que, parecía, a priori, la más intrascendente del grupo.

Una de ellas fue “Otro día para morir“, la última película de Pierce Brosnan como James Bond. La otra fue “XXX“, con un Vin Diesel fresco del éxito de la primera entrega de “Rápido y furioso”. Y la tercera se estrenó en Argentina como “Identidad desconocida”, siendo su título original “The Bourne identity“.

El intento de “XXX” de generar una franquicia no prosperó. Pese al éxito, “Otro día para morir” fue considerada como uno de los más flojos filmes de Bond.

“The Bourne identity”, sin embargo, fue un saludable éxito comercial y crítico. Pero cuando se estrenó la secuela en 2004, ese filme, “La supremacía de Bourne” generó un enorme impacto comercial y sentó las bases para la estética y desarrollo de las escenas de acción que marcaría a buena parte del cine de espías de la última década. Hasta James Bond tomó el modelo de Bourne para renovar su imagen ante el público.

#PelículaDistribuidoraFecha EstrenoAdmisiones
3EL BUEN AMIGO GIGANTEFILMAGIC11/8/2016243
Las películas de la saga vendieron 881.945 entradas en Argentina.

La trilogía encabezada por Matt Damon es un ícono moderno del cine de acción, pero el intento de continuar la saga en 2012 con otro actor dentro del mismo universo fracasó.

Le llevó muchos años a Universal convencer al protagonista original y al director de las dos entregas más celebradas, Paul Greengrass, de retomar las aventuras del amnésico espía.

El resultado es “Jason Bourne”, la quinta parte de la saga que llega nueve años después de “El ultimátum de Bourne”, la que había marcado la despedida (en teoría) de Matt Damon como el personaje titular.

En “Jason Bourne“, el protagonista vive fuera del radar de la CIA, escondido en recónditas zonas de África. Llega a su encuentro Nicky Parsons (Julia Stiles), la ex-analista de la CIA que lo ayudó en las aventuras anteriores, y quien posee archivos secretos que hackeó de la Agencia de Inteligencia sobre un nuevo programa oculto de asesinos trabajando para el gobierno norteamericano.

La situación tomará un giro mucho más personal para Bourne, cuando se descubra que uno de los autores intelectuales de dicho programa fue nada menos que su propio padre, quien murió en un atentado terrorista antes de que él se involucrara en el sistema de entrenamiento conocido como Threadstone.

Ahora, Bourne debe desenmascarar y al mismo tiempo escapar del asedio del director de la CIA (interpretado por Tommy Lee Jones) y de una ingeniosa analista (Alicia Vikander) quienes lideran su cacería.

Las persecuciones siguen siendo el punto álgido de la saga

Las persecuciones siguen siendo el punto álgido de la saga.

 

Los orígenes

El personaje de Jason Bourne fue creado por el autor norteamericano Robert Ludlum, considerado uno de los destacados escritores de novelas de espionaje de la última mitad del siglo XX.

Ludlum escribió tres novelas con Bourne como protagonista, las cuales fueron adaptadas (con muchos cambios sobre los originales, cabe agregar) en las primeras tres entregas de la saga.

La primera de ellas, “Identidad desconocida” (The Bourne Legacy) se estrenó en 2002 y mostraba como un hombre era rescatado en el Mar Mediterráneo, habiendo sido herido de suma gravedad. Los pescadores lo cuidan hasta su recuperación, pero el hombre no logra recordar nada de su vida anterior a su rescate. Pese a que no sabe nada de su propia identidad, descubre que puede hablar fluidamente varios idiomas y que es un experto en artes marciales.

Tras su rescate, una serie de misteriosos hombres empiezan a acecharlo, debiendo escapar para salvar su vida y al mismo tiempo, tratar de unir las piezas del rompecabezas que pueden llevarlo a descubrir su verdadera identidad.

identidad desconocida

Matt Damon había cobrado una gran fama a fines de los noventa con “En busca del destino”, “Rescatando al soldado Ryan” y “El talentoso señor Ripley”. Pero en los primeros dos años del nuevo milenio, su estrella había empezado a apagarse tras una serie de sonoros fracasos.

Cuando estrenó “Identidad desconocida“, nadie lo consideraba material para un rol de acción, pero sorprendió a propios y extraños y la película fue muy celebrada, logrando una recaudación de US$ 215.000.000 de dólares a nivel mundial. Vendió 156.727 entradas en nuestro país.

Una secuela se puso en marcha pero esta vez con el director inglés Paul Greengrass tras las cámaras. En “La supremacía de Bourne“, el personaje vive en paz en las costa de Goa, India, junto a su novia Marie. Pero cuando una conspiración para culparlo de un crimen político se pone en marcha, Bourne entrará en acción para limpiar su nombre y acabar con el enemigo.

La secuela fue considerada muy superior en relación a la original, y la dirección de Greengrass, en especial el tono casi documental y de gran crudeza de las escenas de peleas y persecuciones automovilísticas, fue altamente celebrada.

La supremacía de Bourne” generó ingresos por US$ 176.000.000 de dólares sólo en Estados Unidos (casi 300 a nivel mundial) además de convertirse en un modelo a seguir por buena parte del cine de acción de ahí en adelante. En las escenas de peleas de filmes como “Batman inicia” y “Casino Royale” es muy palpable la influencia de esta película.

En Argentina la vieron 213.704 espectadores.

"Bourne: el ultimátum" fue la entrega más celebrada de la saga.

“Bourne: el ultimátum” fue la entrega más celebrada de la saga.

Pasaron tres años hasta que Damon y Greengrass regresaron a la saga. “Bourne: el ultimátum” es considerada una de las mejores películas de acción de lo que va del siglo, con el estilo narrativo y ritmo trepidante mucho más pulido en relación a las otras dos entregas.

Fue, por lejos, la más exitosa, con US$ 443.000.000 de dólares de recaudación a nivel mundial, y una taquilla de 379.543 entradas en Argentina.

Greengrass se alejó de la saga por conflictos con el estudio Universal, y Damon declaró que de ninguna manera volvería al universo creado por Ludlum si no era bajo la dirección de Greengrass.

Eso llevó a que la Universal intentara introducir un nuevo personaje dentro del mundo de Bourne. El elegido fue Jeremy Renner, quien venía de interpretar a Hawkeye en la película de “Los vengadores”. El director elegido para reemplazar a Greengrass fue el guionista de la saga, Tony Gilroy. Sin embargo, “El legado de Bourne” no fue muy bien recibida ni por la crítica ni por los fans.

Estrenada en 2012, recaudó en Estados Unidos tan sólo US$ 113.000.000 de dólares. Fueron a verla 131.971 personas a los cines de Argentina.

Jeremy Renner no funcionó como el reemplazo de Bourne en 2012

Jeremy Renner no funcionó como el reemplazo de Bourne en 2012.

Pasaron tres años, pero cuando Universal convenció a Paul Greengrass de volver a ponerse detrás de las cámaras para una nueva entrega, Damon también aceptó volver a ser de la partida.

Y así llega “Jason Bourne” a las salas de cine de todo el país. Si bien la historia del filme sigue muy a rajatabla la estructura planteada en las dos entregas anteriores que estuvieron al mando del director inglés, su trabajo de cámara, ritmo, montaje y vértigo sigue intacto.

Una secuencia en particular, una persecución en las calles de Las Vegas, demuestra que pese a que la tecnología pueda hacer que dos autos salten de un edificio rascacielos al otro, no hay nada que genere más adrenalina que los stunts reales y sentir el vértigo de la forma más real posible.

En eso, la mano de Greengrass es irreemplazable y los fans de la saga (y del cine de acción en general) sabrán disfrutarlo.

Este es el trailer de “Jason Bourne“:

Mariano Oliveros

Contáctenos

Enviando

© 2018 Ultracine S.A.  ® Todos los derechos reservados

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?

Bitnami