Filmotaquilla: Robert Redford

Analizamos la extensa carrera del multifacético actor y director por el estreno de «Sólo la verdad».

Sólo la verdad

No es casualidad que Robert Redford haya interpretado a un personaje comprometido como el periodista Dan Rather en “Sólo la verdad” (“Truth”), su último largometraje como actor. Ya había tenido un rol algo similar en “Todos los hombres del presidente”, una película muy anterior asumiendo el rol de Bob Woodward junto a Dustin Hoffman como Carl Bernstein, quienes fueron los artífices del célebre “Watergate”. De hecho Rather también estuvo involucrado en el episodio que le costó la presidencia a Nixon e incluso antes estuvo informando sobre la misteriosa muerte de John F. Kennedy.

En “Sólo la verdad” le tocó el turno a otro (entonces futuro) Presidente: George W. Bush, cuando Rather ya pertenecía al staff de CBS, donde colaboró en los Evening News Reports y en el famoso programa “60 Minutes”. Desde aquí acusó a Bush de haber evadido ir a Vietnam a cambio de su ingreso en la Guardia Nacional Aérea de Texas.

Dirigida por el debutante James Vanderbilt, pero con una interesante carrera previa como guionista (“Zodiaco”, “El sorprendente hombre araña”), cuenta con un notable elenco estelar. Cate Blanchett es Mary Mapes, la más estrecha colaboradora de Rather mientras que Topher Grace es Mike Smith, también del equipo de “60 Minutes”. Aunque muy citado entre los críticos hay un corto diálogo que vale la pena recordar. Es cuando Smith le pregunta a su jefe por qué se hizo periodista y la respuesta es “por curiosidad”. Cuando Rather le devuelve la misma pregunta, su segundo le contesta sencillamente “por usted”. En ese breve diálogo el director sintetiza la admiración que todo su equipo sentía por el periodista, que supo reemplazar a Walter Conkrite en CBS.

Un gran elenco esteralizado por Cate Blanchett acompaña a Robert en “Sólo la verdad”.

Un gran elenco esteralizado por Cate Blanchett acompaña a Robert en “Sólo la verdad”.

A pocos meses de cumplir ochenta años, la multifacética carrera de Robert Redford no se detiene. Mientras que las décadas del ’60 y ’70 lo muestran exclusivamente como actor con algo más de veinte títulos en su haber, a partir de los ’80 agrega una segunda veta como realizador. Hacia esa misma época participa en la organización de un Festival de Cine en Utah, que a mediados de la década del ’80 se convierte en el Sundance Film Festival, el más importante evento de cine independiente de los Estados Unidos. Ya en su versión previa de 1978 y bajo la conducción de Redford se exhibieron entre otros films ya consagrados como “Un tranvía llamado deseo”, “Perdidos en la noche” (“Midnight Cowboy”) y “La violencia está en nosotros” (“Deliverance”) Y en 1985 Joel Coen debutaría en el largometraje con “Simplemente sangre”, que ganó el Gran Premio del ahora ya conocido como Festival de Cine de Sundance.

Décadas del ’60 y ’70 (actor)

Con unas veinte películas como actor en idéntico número de años, se puede considerar a este su periodo más brillante como intérprete. A él pertenecen la mayoría de los títulos que lo hicieron célebre con la “ayuda” de algunos pocos directores de cine, algunos recurrentes.

Sin ser aquél que en más oportunidades veces los dirigió, Redford le debe mucho a George Roy Hill (¿o acaso será a la inversa?) cuando lo reunió junto a Paul Newman en dos oportunidades. La primera vez fue en 1969 en “Butch Cassidy and the Sundance Kid”, aquí conocida como “Butch Cassidy”, una denominación algo injusta ya que ambos personajes tenían similar trascendencia. Tuvo siete nominaciones al Oscar y ganó a mejor guión adaptado (William Goldman), mejor fotografía (Conrad Hall) y sobre todo mejor música y canción original (“Raindrops Keep Fallin’ on my Head), debidas al genio de Burt Bacharach.

 

Butch Cassidy fue la primera película de dupla Redford-Newman.

Butch Cassidy fue la primera película de dupla Redford-Newman.

 

La dupla volvió a ser dirigida por Hill cuatro años más tarde en “El golpe” (“The Sting”), que superó a la anterior en número de nominaciones (diez) y de Oscars, nada menos que siete incluyendo mejor película, director y banda sonora (Marvin Hamlisch). Fue además la primera y única nominación como actor de Robert Redford. En “El golpe” el género viró del western de “Butch Cassidy” al thriller policial ambientado en Chicago y al igual que la anterior fue un gran éxito de público.

George Roy Hill dirigiría aún una tercera vez a Redford (esta vez solo) en “El carnaval de las águilas” (“The Great Waldo Pepper”), en un relato sobre un piloto de acrobacias que participa en un accidente de aviación que costará la vida a varios colegas. A destacar la participación de Susan Sarandon y Margot Kidder y la pobre performance en la boletería comparado con las dos anteriores producciones.

El otro realizador (y gran amigo) de Redford de este periodo es Sydney Pollack (fallecido en 2008) que lo dirigió nada menos que siete veces (ocho si se incluye la casi inédita mundialmente “In the Research of Path Glory”). Se cruzaron por primera vez en 1966 en “Una mujer sin horizonte” (“This Property is Condemned”), donde a Redford lo acompañaba Natalie Wood. Luego le siguió “La Ley del Talión”, el buen western cuyo original rezaba “Jeremiah Johnson” y sobre todo “Nuestros años felices” (“The Way We Were”), junto a Barbra Streisand. Recordada por su fuerte pero auténtico melodramatismo y subrayada por sus banda sonora y canción, ganadoras al Oscar, nuevamente de Marvin Hamlisch. Pollack también dirigió el buen film de espionaje “Los tres días del Cóndor” (“Three Days of the Condor”), con Faye Dunaway en el reparto.

Hay varias películas de otros realizadores de las décadas del ’60 y ’70, cuya mención no puede omitirse empezando por una muy temprana dirigida por Arthur Penn, donde por primera vez se cruzaría con Jane Fonda. Nos referimos a “La cacería humana” (“The Chase”), donde el sheriff Calder (nada menos que Marlon Brando) persigue al fugitivo Charlie Reeves, cuya adúltera esposa compone Jane Fonda. Un excelente reparto (Robert Duvall, Angie Dickinson, E.G.Marshall) secundaban al trío central.

Con Jane Fonda volvería a actuar en “Descalzos en el parque” de Gene Saks y una tercera vez en “El jinete eléctrico”, también de Sydney Pollack.

Junto a Hoffman, Robert también interpretó a un periodista en “Todos los hombres del presidente”.

Junto a Hoffman, Robert también interpretó a un periodista en “Todos los hombres del presidente”.

No se podría cerrar este recorrido de veinte años sin mencionar a “Todos los hombres del presidente” (“All the President’s Men”), citada al inicio de esta nota en que la mano maestra de Alan J. Pakula consiguió que la dupla Redford-Hoffman recrearan los terribles sucesos políticos de 1972 que fueron develados por dos periodistas del Washington Post y llevaron a la renuncia del entonces Presidente Richard Nixon. Ganó cuatro Oscars incluyendo el de mejor guión adaptado (nuevamente William Goldman) y de mejor actor de reparto (Jason Robards).

Décadas del ’80 y ’90 (actor y director)

1980 será un año sustancial en la vida de Redford al debutar en una nueva faceta de su vida artística como director con “Gente como uno” (“Ordinary People”). El argumento era aparentemente convencional, como lo insinuaba su título, con una familia acomodada de Boston compuesta por un padre comprensivo (Donald Sutherland), una madre angustiada (Mary Tyler Moore) y un único hijo (Timothy Hutton), a menudo encerrado en su pieza. En verdad detrás de esto se ocultaba un profundo drama producto de la muerte accidental del hijo mayor del matrimonio en presencia de su hermano menor. Fue el primer Oscar de Redford, pero como director y ganó otros tres más a mejor película, mejor actor de reparto (Hutton) y guión adaptado (Alvin Sargent).

En 1985 volvió a tener un gran éxito como actor en “Africa mía” (“Out of Africa”) bajo la dirección de su amigo Sydney Pollack, que no sería la última colaboración ya que en 1990 volverían a encontrarse en “Havana”. “Africa mía” es una de las películas más premiadas de los ’80 con entre otros, el Oscar al mejor director y film. Sobre libros autobiográficos de la baronesa danesa Karen Blixen (Meryl Streep), que escribía con el seudónimo de Isak Dinesen, versa sobre su apasionado “affaire” con el célebre cazador Finch Hatton (Redford), a espaldas de su marido (Klaus Maria Brandauer). Ambientada en Kenia, con gran música de John Barry (también ganador del Oscar), estupenda fotografía de David Watkin y gran libro de Kurt Luedke, “Out of Africa” es aún hoy una obra inolvidable.

 

#PelículaDistribuidoraFecha de estrenoAdmisionesAcumulado 
1Batman vs. Superman: El origen de la justiciaWARNER24/03/16618.351991.445
2Me casé con un boludoDISNEY17/03/16504.4081.452.286
3Kung Fu Panda 3FOX17/03/16221.90965.2942
4ZootopiaDISNEY18/02/16116.3451.677.278
5La brujaUIP31/03/1688.27788.277
6100 años de perdónFOX3/02/1638.885335.514
7Recuerdos secretosDIAMOND31/03/1611.03511.035
8Volando altoFOX31/03/1610.65210.652
9Regreso con gloriaALFA31/03/167.0567.056
10Solo la verdadDCS31/03/167.0357.035
Las 5 películas que dirigió Redford desde 1997 suman 331.032 espectadores.

Pero las décadas del ’80 y ’90 serán sobre todo recordadas por las siguientes películas dirigidas por Robert Redford. La segunda fue “El secreto de Milagro” (“The Milagro Beanfield War”), con un elenco (Sonia Braga, Ruben Blades, Carlos Riquelme) y temática fuertemente latinos que demostraron la sensibilidad social del gran Robert.

Variando totalmente de temática, “Quiz Show: el dilema”, su cuarta producción lo mostró en plena madurez como realizador. Transcurre en la década del ’50 y se basa en un hecho real como fue la manipulación en un programa de preguntas y respuestas (“Twenty-One”), similar a los que también proliferaban en nuestro país. John Turturro era Herbie Stempel, judío pobre de Queens que pierde injustamente y denuncia a su contrincante Charlie Van Doren (Ralph Fiennes), un héroe para los americanos (tapa de Time y Life) e hijo de un ganador del premio Pulitzer (Paul Scofield). Film de denuncia con filosos diálogos y grandes interpretaciones.

Últimos quince años (director principalmente)

El señor de los caballos” (“The Horse Whisperer”) fue su quinto trabajo como director pero el primero donde simultáneamente actuó. Tuvo buena respuesta de público (superó holgadamente los 100.000 espectadores) y una historia melodramática que logra efectivamente evitar los golpes bajos. Una aún poco conocida Scarlett Johansson de apenas trece años interpretaba a Grace MacLean, que en un terrible accidente sufre la amputación de una pierna y pierde a su mejor amiga y casi a su caballo. La madre (Kristin Scott Thomas) decide contratar al “señor de los caballos” (Redford), para que el “susurrador” rehabilite a su hija y al caballo. El reparto incluyó buenas actuaciones de Dianne Wiest, Sam Neill y Chris Cooper.

Leones por corderos” (“Lions for Lambs”), séptimo largometraje, lo tuvo nuevamente en el doble rol de director y actor y fue aún más taquillera, con 150.000 espectadores. Uno de sus films más “jugados” políticamente contaba tres historias simultáneas relacionadas con la guerra. En la primera un senador republicano (Tom Cruise) es entrevistado por una periodista anti Bush (Meryl Streep). En la segunda el propio Redford es un profesor universitario que trata de motivar a un alumno brillante (Andrew Garfield). Para ello le cuenta la historia (tercer relato) de dos ex alumnos, uno latino y el otro negro que se inmolarán en una absurda misión en Afganistán. Se trata de un film muy bien intencionado donde quizás su mayor defecto sea el ser muy hablado.

El conspirador” (“The Conspirator”) no fue una mala película, pero no funcionó en la boletería local al tratar un tema muy norteamericano. Si bien se refiere al asesinato de Lincoln está centrada en la figura de Mary Suratt (excelente Robin Wright), a la que se vinculó con el asesinato del presidente.

Redford, Meryl Streep y Tom Cruise en “Leones por corderos”.

Redford, Meryl Streep y Tom Cruise en “Leones por corderos”.

Causas y consecuencias” (“The Company You Keep”), es su noveno y último film como director hasta la fecha. Y como viene ocurriendo a menudo también actúa interpretando al abogado Jim Grant, quien tuvo alguna vinculación con Weather Underground, un grupo extremista que a fines de los ’60 y parte de los ’70 se opuso a la intervención de los Estados Unidos en la guerra de Vietnam. Será la confesión en la actualidad de una ex colega e integrante del grupo de extrema izquierda (Susan Sarandon), la que comenzará a incomodar la tranquila vida del veterano abogado. La película obtuvo premios en el Festival de Venecia de 2012 y entre sus mayores méritos destaca el extenso reparto que incluye a Shia LaBeouf como el periodista que investiga a Grant y a otras notables figuras como Richard Jenkins, Julie Christie, Nick Nolte y Stanley Tucci.

En el balance los últimos veinte años vienen mostrando a Redford más activo en la dirección que en la actuación (salvo en películas dirigidas por el mismo), con notables excepciones como la inexplicablemente no estrenada “All is Lost”, donde Redford perdido en el océano es el único actor, o la recientemente estrenada “Sólo la verdad”.

Fredy Friedlander - Periodista

Contáctenos

Enviando

© 2020 Ultracine S.A.  ® Todos los derechos reservados

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?

Bitnami