Filmotaquilla: Marion Cotillard

Junto a los hermanos Dardenne estrena «Dos días, una noche».

La actriz francesa es uno de los mayores nombres de la cinematografía actual. Con una carrera iniciada en 1998, Marion Cotillard ha logrado transcendencia internacional en la última década. Una gran mayoría de sus primeros films aún permanecen inéditos en Argentina. El 30 de septiembre próximo festejará su cumpleaños número cuarenta, siendo también ésa la cantidad de films que lleva realizados hasta el momento.

«Dos días, una noche», cuyo estreno está previsto para el jueves 24 de septiembre en Argentina por Distribution Company, es una realización de los hermanos Jean-Pierre y Luc Dardenne, que cada tres años presentan una película en Cannes. Es la sexta producción seguida de Marion en la competición Oficial en 15 años y la única que inexplicablemente no ganó ningún premio allí. Es además una de las pocas recientes donde se la escucha hablar en francés.

Este año también pasó por las salas argentinas como la voz de «La rosa» en la producción francesa de animación «El principito». Distribuida por Alfa, superó los 250.000 espectadores con 5 semanas en cartel. Ella es la única actriz que realizó simultáneamente el doblaje francés e inglés del elenco.

Top ten de Marion Cotillard

Resultados por película (01/01/1997 al 21/09/2015)

# Película Estreno Distribuidora Espectadores Pantallas Semanas Ticket promedio
1 Batman: el caballero de la noche asciende 26/07/2012 WARNER 1.807.171 302 13 $ 28,57
2 El origen 29/07/2010 WARNER 1.122.285 120 23 $ 17,76
3 Medianoche en París 30/06/2011 DIAMOND 721.178 50 27 $ 22,83
4 El gran pez 5/02/2004 SONY 296.686 27 19 $ 6,52
5 Contagio 27/10/2011 WARNER 287.979 61 13 $ 22,56
6 Enemigos públicos 30/07/2009 UIP 251.577 55 11 $ 15,66
7 El principito 20/08/2015 ALFA 250.456 167 5 $ 60,78
8 La vie en rose 10/05/2007 ALFA 157.193 22 26 $ 9,80
9 Nine una vida de pasión 28/01/2010 SONY 63.701 26 11 $ 16,18
10 Un buen año 30/11/2006 FOX 45.230 30 12 $ 9,46
5.003.456


Las diez películas más taquilleras en las que interviene Cotillard sumaron 5 millones de espectadores.

Un momento bisagra para Marion Cotillard fue febrero de 2007. Durante el Festival de Berlín se produce la première mundial de «La mome», coproducción de Francia con Gran Bretaña y la república checa. Su director Olivier Dahan no tenía antecedentes cinematográficos significativos aunque en el reparto había algunos pocos nombres conocidos: Gérard Depardieu y Emmanuelle Seigner, en roles menores.

La película se conoció en gran parte del mundo como «La vie en rose», tal también su título en Argentina referido a una famosa canción de Edith Piaf. El éxito fue fulminante con más de 5 millones de espectadores sólo en Francia. Marion ocupó el rol central del «Gorrión de Paris». Era una actriz no tan conocida en ese momento en Argentina -donde el film vendió 157.193 tickets- aunque ya popular en Francia.

«La vie en rose» es una típica biopic que arranca en 1918 cuando la pequeña Edith Gassion, de apenas tres años, era confiada a su abuela paterna que tenía un prostíbulo en Normandía. Había nacido en Belleville y sólo vivió 47 años, sobreviniendo su muerte cuando el alcohol y la droga ya la estaban consumiendo. Un momento importante de su vida fue cuando conoció en Nueva York al boxeador Marcel Cerdan, quien falleció trágicamente en un accidente aéreo. Esta parte de la vida de Piaf ya había sido recreada 25 años antes por Claude Lelouch en «Edith, Marcel…y los otros». Allí el personaje del boxeador fue interpretado por su hijo Marcel Cerdan Jr, también pugilista, aunque estaba previsto originalmente para Patrick Dewaere, que se suicidó tres días antes del inicio del rodaje y a quien Lelouch dedicó el film.

La extraordinaria actuación de Marion Cotillard en «La vie en rose» le valió entre muchos otros premios el Oscar a la mejor interpretación femenina, galardón que hasta entonces sólo había obtenido otra intérprete extranjera (Sofía Loren por «Dos mujeres»).

«La vie en Rose» fue la película que le dio proyección internacional a Marion.

La carrera de la actriz empezó cuando aún no había cumplido veinte años y de sus primeras trece películas, todas francesas, sólo «Taxi» de 1998 fue estrenada en nuestro país. Primera de una serie de tres «Taxis», a lo largo de cinco años, fue dirigida por Gérard Pirès («Erotissimo») y donde ya La Nación (Fernando López) resaltaba «la sensualidad de Marion Cotillard».

El segundo film de ella aquí estrenado fue «El gran pez» («The Big Fish») de Tim Burton, con una constelación de actores tales como Albert Finney y Ewan McGregor, ambos representando distintos momentos de la vida del fabulador Edward Bloom, acompañados de Jessica Lange, Helena Bonham Carter, Danny DeVito. Billy Crudup era el hijo de Edward, a quien no veía desde hace muchos años. Sabiéndolo muy enfermo decide visitarlo, abandonando por unos días Paris, donde vive su esposa, la propia Cotillard en un rol menor. Muchos la consideran la obra más personal del realizador de «Beetlejuice» y «El joven manos de tijera».

En los últimos diez años, la carrera de la actriz se ha «internacionalizado» notablemente a tal punto que de las últimas quince películas que lleva filmadas la mayoría están habladas en inglés.

Dicho cambio se inicia con «Un buen año» («The Good Year») de Ridley Scott, en que por una vez el realizador de «Alien», «Blade Runner», Thelma & Louise» y «Gladiador» abandona los relatos violentos y/o fantásticos para localizar la trama en un paraje bucólico de la «Provence» francesa. Hasta allí llega el agente de bolsa inglés que compone Russell Crowe, enterado de la muerte de un tío (Albert Finney) que le ha dejado en herencia un viñedo. Y será en ese sitio donde conocerá a la bella Fanny (Cotillard) y tomará una decisión que producirá un giro importante en su vida.

«El origen» de Nolan la cuenta en su elenco como la esposa fallecida de Leonardo Di Caprio.

Bastante más exitosa de público y crítica fue «Enemigos públicos» («Public Enemies») de Michael Mann («Fuego contra fuego») en que Johnny Depp hacía del famoso gangster John Dillinger y donde la actriz hacía de su novia Billie. En el reparto nuevamente la acompaña Billy Crudup (J.Edgar Hoover) y Christian Bale, como el inspector del FBI Mervin Purvis, a la caza del famoso «enemigo público».

Pero será Christopher Nolan («Memento») quien la incluya en dos oportunidades, relativamente recientes, en el reparto de sendas películas que superaron el millón de espectadores en Argentina y fueron éxitos mundiales. La primera fue «El origen» («Inception»), donde Leonardo DiCaprio (Cobb) se dedicaba a «ingresar» en la mente de otras personas, mientras duermen y sueñan, para extraerles valiosa información de sus empresas industriales. Sintiéndose culpable por la muerte de su esposa (Cotillard) acepta una nueva «incepción», con la esperanza de recuperarla en vida. Se trata de una historia compleja, bien elaborada y que merece más de una visión. Cuenta con un selecto reparto donde se destacan entre otros Ellen Page, Michael Caine y el japonés Ken Watanabe.

Más exitosa aún (casi dos millones de espectadores) fue «Batman: el caballero de la noche asciende» («The dark Knight Rises»), última de la trilogía en que Nolan dirige a Christian Bale y quizás la menos interesante de las tres. Marion Cotillard no se luce en el rol de la «filántropa» Miranda; en verdad se revela que su personaje es mucho más oscuro. Varios actores (Michael Caine, Gary Oldman, Morgan Freeman, Cillian Murphy) repiten los personajes de las anteriores de la serie y entre los nuevos están Anne Hathaway (Gatúbela) y Tom Hardy (Bane).

En 2011 dos dispares producciones en inglés vuelven a contar con ella en su reparto. En la discreta «Contagio», de Steven Soderbergh interpreta a una médica de la OMS en un relato clásico de un virus que amenaza con convertirse en una pandemia mundial. Donde, en cambio, se destaca es en la encantadora comedia «Medianoche en Paris» de Woody Allen, en que luce muy bella como Adriana, la pareja de Picasso, de quien se enamora Gil (Owen Wilson).

En «Medianoche en París» la actriz francesa trabaja bajo las órdenes de Woody Allen.

A partir del año 2012 en adelante invariablemente alguna película suya compite en Cannes por la Palma de Oro. En 2012 es «De óxido y hueso» («De Rouille et d’os») que aquí tuvo un fugaz estreno hace pocas semanas y cuyo director Jacques Audiard, ganó la Palma de Oro este año con «Dheepan».

En 2013 fueron dos películas, ambas habladas en inglés. En «Blood Ties», de su pareja actual Guillaume Canet, hacía de prostituta mientras que en «The Immigrant», de James Gray, era una mujer polaca que llegaba a Ellis Island en 1921 y era explotada por un malvado Joaquin Phoenix. Curiosamente ninguna de esas dos producciones se estrenó en nuestro país.

Resta por señalar que en el Festival de Cannes 2015 y como ya es costumbre Marion Cotillard volvió a subir por la alfombra roja. Nuevamente en un film en inglés, de Justin Kurzel, joven realizador poco conocido. Nada menos que una nueva versión de «Macbeth», con Michael Fassbender en el rol central y ella como Lady McDuff. ¿Correrá la misma mala suerte de no ser estrenada en nuestro país como fue el caso de las dos del 2013? ¿O tendremos además alguna vez la suerte de que nos visite y de que alguno de los Festivales mayores de Argentina (Mar del Plata, BAFICI) le dedique una merecida retrospectiva a quien es hoy ya una de las máximas figuras de la cinematografía francesa?

«Dos días, una noche» se estrenó en salas argentinas el 24 de septiembre.

Fredy Friedlander - Periodista

Contáctenos

Enviando

© 2019 Ultracine S.A.  ® Todos los derechos reservados

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?

Bitnami