FADEC y SAGAI firmaron un histórico acuerdo

Se trata del arancel que pagan los cines a los actores por sus interpretaciones en las películas proyectadas. Su legitimidad fue cuestionada judicialmente por varios cines asociados a FADEC desde 2009.

cine-sala-de

“El objetivo de la Federación fue allanarle el camino a los cines que decidan regularizar su situación de manera voluntaria y proteger a las salas de exhibición más vulnerables del mercado. Por otra parte, este convenio protege a los asociados ante futuras o potenciales demandas”, aclara de entrada María Devoto Borrelli, abogada y Gerente de la Federación Argentina de Exhibidores Cinematográficos (FADEC).

El tema que estuvo en litigio: la legitimidad de SAGAI para recaudar el derecho de intérprete por las interpretaciones de los actores en las películas exhibidas en los cines. El convenio alcanzado incluye la mejora de los aranceles vigentes para los cines que ya estaban abonando, un arancel reducido para cines pequeños, la posibilidad de moratoria por los aranceles ya devengados desde 2008, y es de adhesión voluntaria.

“No fue una negociación sencilla la necesaria para arribar al presente acuerdo de reciprocidad. Lo paradójico es que yo personalmente fui una de las principales letradas que defendió a los exhibidores nacionales contra los reclamos iniciados por SAGAI en 2009 y no obstante ello, hace dos años que trabajo para poder celebrar el presente acuerdo de reciprocidad con SAGAI.”.

Firma del acuerdo.

FADEC y SAGAI firman el acuerdo.

Los principales puntos del acuerdo entre ambas instituciones son:

  • Adhesión voluntaria. Los cines y complejos interesados podrán adherir al acuerdo de manera expresa y totalmente voluntaria. Los cines que no se encuentren asociados a las asociaciones que integran FADEC podrán asociarse y también gozar de este beneficio. “Esto fue de gran valor, pues SAGAI inicialmente nos exigía que con la suscripción de este acuerdo, obliguemos a todos nuestros asociados al pago”, aclara Devoto Borrelli.
  • Mejoras en las escalas vigentes. Se modificaron las escalas vigentes y para citar un ejemplo el arancel a pagar que en 2016 era de 1,4%y se redujo al 1,2%.
  • Beneficios para los cines pequeños. Se logró la reducción del 30% del arancel para los cines que tengan hasta 3 pantallas en el mismo domicilio.
  • Retroactivos simbólicos. Aquellos cines que no estén al día con el pago de los aranceles podrán regularizar su situación adhiriendo y cancelando los aranceles devengados desde 2008 a la fecha con el pago de montos simbólicos en 6 cuotas. Un cine de una a tres pantallas saldará el retroactivo abonando sólo $11.000, mientras que un cine de 4 a 6 pantallas lo saldará con el pago de $18.000. Por último un cine con 7 o más pantallas lo saldará con el pago de $32.000, comprendiendo dicho retroactivo cualquier reclamo que hubiera podido corresponder desde 2008 hasta el 31 de agosto de 2016 “SAGAI nos exigía que el retroactivo y la protección a las salas chicas se pactara en base al número de salas de cada cine y considerando también la cantidad de espectadores. Sin embargo, logramos un retroactivo y la protección de las salas chicas aplicando únicamente la variable de número de salas, para proteger también a los cines chicos que tienen buena concurrencia. Este retroactivo comprende incluso las vacaciones de invierno 2016 pues rige hasta el 31/8/2016, cuando inicialmente se negociaba hasta el 31/12/2015”, agrega Devoto Borrelli.
  • Beneficios para los cines que no registran deuda. Se mejoró la escala retroactiva al 2012 para los cines que ya cumplían con el pago del arancel desde entonces, lo que les significará a dichos exhibidores un reajuste de la escala desde 2012 y generará saldos a cuenta de los futuros aranceles que se devenguen a favor de SAGAI..

La historia

Desde la constitución de la Sociedad Argentina de Gestión de Actores e Intérpretes (SAGAI) en 2006, ha exigido a los cines y otros usuarios el pago del arancel. FADEC, agrupando a los exhibidores nacionales independientes, desconoció ese derecho y se negó a pagarlo.

En 2008, SAGAI entabló juicios y reclamos formales a la televisión y un año después demandó a varios cines por el cobro del arancel, especialmente aquellos con sede social en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y el Gran Buenos Aires. También se iniciaron procesos de mediación y se intimaron por carta documento a muchas salas exhibidoras.

Las posturas frente al cobro del arancel pretendido por SAGAI fueron básicamente dos antagónicas: la corriente europea que tutela la propiedad intelectual y derechos derivados de la misma vs. la corriente norteamericana que sostiene la vigencia del copyright, lo que Devoto Borrelli define como un “choque cultural”.

Si bien nuestro país se alineó con la corriente europea en 1933 dictando la ley 11.723 y fue pionero regional en la tutela de la propiedad intelectual y derechos conexos, no fue sencillo implementar el cobro de aranceles como los recaudados por SAGAI. FADEC sostuvo en 2009 la vigencia del copyright y argumentó que la exhibición primaria (realizada en los cines) era el fin inmediato para el cual las películas eran filmadas, ya habiendo el actor cobrado por su interpretación. Sostenían que el arancel debía abonarse para los usos secundarios que se hicieran con las películas, como la proyección por televisión abierta o canales de cable.

El primer cine en acordar con SAGAI en 2010 fue Village, luego le siguieron el resto de los demandados como Hoyts, Cinemark, Showcase y también exhibidores nacionales asociados a FADEC como Multiplex, Cinema Center, Cine Lorca; “con los acuerdos celebrados, se empezó a pagar el arancel y el cuestionamiento del derecho nunca fue resuelto judicialmente”, indica la Gerente de FADEC.

Del 2% que se reclamaba sobre la entrada de cine por todo el material exhibido inicialmente, SAGAI pactó el cobro sólo por producciones y coproducciones argentinas (o de países con los que SAGAI tenga un acuerdo de reciprocidad, como Brasil y Uruguay); se excluyeron del pago del arancel las producciones de Estados Unidos, Reino Unido y Canadá; y se pactó un 50% del arancel sobre animaciones y un 0,5% del arancel para películas dobladas en Argentina

La celebración del acuerdo de reciprocidad posibilitará a muchos cines regularizar su situación, aliviar la carga de las salas de cine más vulnerables del mercado, evitando futuras demandas judiciales.

Los cines que deseen adherirse al convenio deberán estar asociados a la Asociación Cinematográfica de Exhibidores Independientes o la Asociación de Empresarios Cinematográficos de la Provincia de Buenos Aires -ambas integrantes de FADEC- y suscribir el formulario de adhesión (disponible en www.fadec.org) antes del 1 de noviembre de 2016.

Más información:

REDACTOR_ULTRACINEcarina-rodriguez

0 Comentarios

Contesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Contáctenos

Enviando

© 2020 Ultracine S.A.  ® Todos los derechos reservados

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?

Bitnami