Exterminadores para nada obsoletos

«Terminator Génesis» ya supera el medio millón de espectadores en Argentina.

La quinta entrega de la saga regala lo que sea tal vez una de las escenas más épicas para fanáticos: Arnold encarnando el Cyborg asesino T-800 (Cyberdyne Systems Modelo 101) -versión 1984- luchando contra su propia versión 2015.

La película -ubicada en tres espacios temporales (1984, 2029 y 2017)- reedita escenas de «Terminator»; homenajea a «Terminator 2: el juicio final» y reflexiona sobre el paso del tiempo de su héroe de acción (Arnold); a la vez que crea un lazo familiar entre el T-800 y Sarah Connor, esta vez interpretada por Emilia Clark.

Con tres semanas en cartel, la película quedó cuarta en el top ten y en su semana de estreno no pudo superar a «Minions» que lleva un acumulado de 3,3 millones de espectadores. Asimismo, le fue difícil enfrentar a «Intensa mente» que supera los 2 millones de tickets.

«Terminator Génesis» ya lleva 566.234 tickets vendidos. Enmarcado en un año récord de espectadores, sus números no son nada despreciables. Y se suman al fenómeno de la distribuidora UIP que este año ya rompió dos récodrs históricos con «Minions» y «Rápidos y furiosos 7».

En la taquilla estadounidense y en su semana de estreno, «Terminator Génesis» también quedó en la misma posición con una facturación mundial de 82 millones de dólares y fue superada por las mismas películas que en territorio nacional.

LOS TIEMPOS DE SKYNET

Cuando James Cameron lanzó la primera parte de «Terminator» no era el realizador reconocido de hoy en día. Luego de una participación fallida en «Piraña 2: los vampiros del mar» de 1981, el director canadiense escribió una historia de ciencia ficción protagonizada por un Cyborg que es enviado desde el futuro para asesinar a la madre del futuro líder de la resistencia contra el advenimiento de las máquinas en un futuro post-apocalíptico.

Producida por una empresa independiente londinense con operaciones en Hollywood, Hemdale Film Corporation, y distribuida por Orion, «Terminator» fue un éxito inesperado en 1984 que consolidó la fama de Arnold Schwarzenegger como actor y de James Cameron como director: 6,5 millones de dólares de presupuesto, 78 millones de dólares en la taquilla mundial, dos semanas en el primer puesto de las salas estadounidenses.

EL METAL LÍQUIDO ROMPE LA TAQUILLA
Si la primera película dirigida por Cameron logró instalarla como una cinta de culto, la segunda reescribió la historia de los efectos especiales en los ´90 y se convirtió en la película más taquillera de 1991, la segunda de la historia en ese momento sólo superada por «E.T., el extraterrestre» y la más exitosa de la saga con 519 millones de dólares mundiales.

James Cameron, Arnold Schwarzenegger, Linda Hamilton y Joe Morton durante el rodaje de «Terminator 2».

Arnold Schwarzenegger se convirtió nuevamente en el Cyborg T-800 aunque su misión era la de proteger al adolescente John Connor. Linda Hamilton interpretó a Sarah Connor como  una de las mujeres más aguerrida que vio la pantalla grande. Y Robert Patrick fue un prototipo de metal líquido que mutaba de forma con el propósito de matar a John.

LA TERCERA NO ES LA VENCIDA
«Terminator 3: La rebelión de las máquinas» inició el descenso de espectadores de la saga: 200 millones de dólares presupuesto, 433 millones de recaudación mundial y séptima en ranking global anual. Aunque en Argentina fue la más taquillera con 1.299.807 de espectadores en 22 semanas, lo cierto es que venía con el empuje de la segunda (de la que no existen estadísticas nacionales).

Schwarzenegger nuevamente es un androide protector de John Connor. Sin James Cameron como director ni el resto del elenco original, el guión nos transporta al día del juicio final en que las máquinas finalmente se rebelan. Un exterminador femenino y más poderoso cerró una fórmula que no encontró el tono adecuado para dejar satisfechos a sus fanáticos.

LA CUARTA PIERDE SEGUIDORES

En 2009 llegó «Terminator. La salvación» y fue la primera sin su estrella principal: el actor austríaco que aparece brevemente de forma digitalizada. Acentuó la tendencia de la anterior: 200 millones de presupuesto, 371 de recaudación mundial y en Argentina no llegó ni a la mitad de los espectadores de la anterior: 507.563 tickets vendidos en doce semanas. No fue un dato menor su estreno en el marco de una de las mayores paranoias mundiales: la gripe H1N1.

Ubicada en un futuro donde la guerra entre los hombres y las máquinas ya ha tomado lugar, el protagónico es de Christian Bale como John Connor. La modificación de la línea temporal lo ha movido de su lugar de líder y surgirá un nuevo tipo de exterminador: un humano cibernético con corazón, cerebro, aspecto y personalidad humana. Esta característica se acentuará aún más en la quinta entrega con la fusión a nivel celular.

LA GÉNESIS DE LA QUINTA

La posición de «Terminator Génesis» no logró destacarla en un año récord en ventas en Argentina. Un indicador importante es la caída de espectadores mundiales en la tercera y cuarta entrega.

Seguramente el mensaje debe haber llegado a los productores que construyeron un universo cinematográfico más cercano a las primeras dos películas que a las dos últimas. Aunque ha quedado ensombrecida por los registros históricos de 2015 logró levantar la curva descendente en que se encontraba la saga. Sólo la próxima entrega, esperada para el 2017, nos dirá si la tendencia se mantiene y los exterminadores continúan arrasando en la taquilla.

Terminator Génesis

Carina Rodriguez

Contáctenos

Enviando

© 2021 Ultracine S.A.  ® Todos los derechos reservados

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?

Bitnami