«El ciudadano ilustre»: El infierno son los otros

La nueva comedia negra de los directores de «El hombre de al lado» se perfila como uno de los títulos más importantes del cine argentino del segundo semestre.

ciudadano_ilustra_destacada

Oscar Martínez es una figura que pasó de aparecer en tan sólo un puñado de filmes en los primeros 15 años del siglo, a convertirse en uno de los actores más prolíficos del cine nacional actual. De 1998 a 2014, sólo tres películas lo tuvieron en su elenco: «Cómplices», de 1998; «El nido vacío», de 2008, y «Relatos salvajes», en 2014.

Pero a partir del mega éxito de Damían Szifrón, Martínez parece vivir un enamoramiento con la producción de cine, con 5 estrenos en el transcurso de 15 meses. Tras un rol de perverso villano en «Kóblic» a principios de año, y con «Inseparables» aún en cartel, llega a la cartelera argentina «El Ciudadano ilustre».

Esta comedia negra marca, además, el regreso a la dirección de la dupla conformada por Mariano Cohn y Gastón Duprat, quienes sacudieron la modorra del cine argentino con tres filmes en continuado en ídem cantidad de años a fines de la década pasada y regresan con un título nuevo tras cinco años.

La película no sólo se estrena en Argentina con distribución de Disney;  sino que esta semana se encuentra compitiendo nada menos que en el Festival de Cine de Venecia, uno de los más prestigiosos del mundo.

«El ciudadano ilustre» es Daniel Mantovani, un novelista argentino ganador del Premio Nobel de Literatura. Mantovani vive casi recluido en su gran mansión en Barcelona, esquivando lo más que puede el contacto con la gente que lo rodea. Cuando recibe una invitación de la municipalidad de Salas, su pueblo natal en Argentina, decide, contra todo pronóstico, volver a esa pequeña localidad de provincia donde el tiempo parece haberse detenido desde que se marchó hace cuarenta años.

Una vez en Salas, Mantovani vivirá una serie de situaciones bizarras y delirantes que terminarán convirtiendo su viaje de tres días al apacible pueblo de Salas en una pesadilla interminable.

Todas las ficciones de Cohn/Duprat tienen ciertos elementos y temáticas en común que se repiten en «El ciudadano ilustre»: el enfrentamiento entre la elite cultural (con sus vicios expuestos) y lo popular, el choque entre ambos cuando se ven obligados a compartir un mismo espacio, y la tragicomedia.

«El ciudadano ilustre» es su película más comercial, no sólo por la presencia de su protagonista sino por el tamaño de su producción (aunque siguen eligiendo filmar en digital, lo que le da a la película una sensación documental y de urgencia); pero también es la más amena, con un personaje que Martínez humaniza y con el que es posible sentir una profunda empatía (algo que no pasaba tanto en sus filmes anteriores).

Además, la película está construida en base a una sucesión de gags, algunos muy logrados, otros no tanto, pero se agradece la construcción constante de la comedia, aun en los momentos más incómodos.

Pese a cierto regodeo por la tragicomedia (una constante en el cine de sus directores), «El ciudadano ilustre» es el más disfrutable de sus largometrajes, algo que podrán juzgar los espectadores a partir de su estreno el jueves 8 de septiembre.

Este es el trailer de «El ciudadano ilustre«:

Mariano Oliveros nueva

Noticias relacionadas:

Contáctenos

Enviando

© 2019 Ultracine S.A.  ® Todos los derechos reservados

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?

Bitnami