“Lina Wertmüller representa un mundo que está desapareciendo”

Entrevistamos a Valerio Ruiz, el director detrás del documental sobre la talentosa directora italiana. Se estrena el 18 de agosto, distribuida por IFA.

detrasdelosanteojosblancos_destacada

Valerio Ruiz junto a Lina Wertmüller. Fotografía: E. Ruiz.

La década del setenta fue la última en que el cine italiano supo brillar y es justamente el período en que Lina Wertmüller filmó sus obras maestras. Ahora en “Detrás de los anteojos blancos” (“Dietro Gli Occhiali Bianchi”) Valerio Ruiz, quien trabajó con ella durante ocho años, nos hace descubrir a la que puede calificarse como una de las muy contadas grandes directoras de la cinematografía mundial. Y lo hace no sólo entrevistando a grandes personalidades como Martin Scorsese sino en un “viaje” con la propia realizadora por los principales escenarios, muchos en el Sur de Italia, donde se filmaron la mayoría de sus películas.

Ultracine tuvo la oportunidad de entrevistar a Valerio, quien nos cuenta todos los detalles “Detrás de los anteojos blancos”.

¿Cómo nació su magnífico documental sobre Lina Wertmuller?
Valerio Ruiz: “Detrás de los anteojos blancos” nació hace cuatro años. Tuve la suerte de trabajar junto a Lina Wertmuller durante los últimos ocho años de mi vida, con diversos roles como asistente de dirección, guionista y colaborador en la escritura de obras. Tenía la impresión de estar viviendo en el periodo del Renacimiento, en que el aprendiz podía aprender los secretos de las bellas artes de su maestro. Estoy satisfecho de haber podido comenzar mi carrera en tan profunda y diaria colaboración con uno de los mayores maestros del cine italiano. Gracias a la mirada de Lina pude “ver” la edad dorada del cine italiano. Cada vez que ella mencionaba a “Federico”, estaba sin duda hablando de Fellini…
Lina representa un mundo que está desapareciendo y su “know how” para hacer películas es único. Por esa razón decidí hacer “Detrás de los anteojos blancos”: Quería explorar la mente de un genio de manera de aprender y devolver al público la manera en que Lina concebía y hacía sus películas. Cuando hablé con el productor Leonardo Recalcati acerca de mi idea, inmediatamente entendió el valor de la misma y comenzamos a trabajar en este increíble proyecto

La mayoría de las personas entrevistadas por usted tenían relación directa con Lina. ¿Cómo fue en el caso de Martin Scorsese?
VR: Martin Scorsese es un fanático de Lina y gran admirador del cine italiano. En 1999 dirigió un documental de cuatro horas titulado “Mi viaje a Italia”, en que cuenta su amor por las películas italianas y como su forma de relato fue influenciado por directores como Fellini, De Sica, Rossellini y Visconti. Ese documental es uno de los más apasionados tributos al Cine Italiano que alguna vez vi. Scorsese y Lina también se conocieron en 1982. Ella lo involucró en un documental que estaba dirigiendo sobre el terrible terremoto que devastó muchas pequeñas ciudades del sur de Italia.

Martin Scorsese es uno de los entrevistados del documental.

Martin Scorsese es uno de los entrevistados del documental.

“I Basilischi” fue estrenada en Argentina bajo el nombre “Los zánganos”, probablemente no el mejor título. Muestra su amor por el Sur y hace que ella afirme ser una “criatura del Sur”. ¿Qué otros de sus films muestran el amor por dicha región?
VR: Casi todas las películas de Lina muestran su amor por el Sur. Basilicata es un lugar especial en su corazón porque su abuelo nació allí, en la ciudad de Palazzo San Gervasio. Pero ella ama todas las regiones del Sur. Nápoles, por ejemplo, representa el ambiente natural, con su caos de desorden y belleza. Adora las arquitecturas, paisajes, el azul profundo del mar, los rostros de la gente que vive allí y las historias que dicha gente guardan en sus miradas. Cada una de sus películas refleja un diferente aspecto de la relación de Lina con el Sur. Quiero dar dos ejemplos. “Amor, muerte, tarantela y vino” la primera película en que dirigió a Sofía Loren en 1978, muestra el amor de ella por los antiguos orígenes de nuestra cultura en las ruinas y templos griegos de Sicilia, que tan magníficamente retrata. Mientras que en el film “Camorra” (“Un complicato intrigo di donne, vicoli e delitti”), con Harvey Keitel y Angela Molina, Lina cuenta la desgarradora y verdadera historia de las madres napolitanas que pelearon para vengar a sus pequeños hijos asesinados por los traficantes de droga de la Camorra. La Nápoles de Lina es muy diferente de la ciudad que estábamos acostumbrados a ver en las obras maestras de De Sica. Ella retrataba la cara sensual y oriental de Nápoles, vista desde sus techos y domos. El punto de vista es muy diferente.

Viendo tu película uno tiene la impresión de que te dio a ti, y a Lina probablemente también, la oportunidad de rendir homenaje a figuras como Fellini, Rita Pavone, Enrico Job y Sofía Loren entre otros. ¿Qué opinas?
VR: Es verdad. Concebí “Detrás de los anteojos blancos” como un gran fresco, donde muchos personajes son pintados alrededor del personaje central. Dichos personajes son tan importantes para entender el mundo de Lina, especialmente Fellini y Enrico Job (marido de Lina), un ingenioso director de arte y vestuarista. Todos son parte de su alma y han dejado una honda influencia en su trabajo.

¿Los jóvenes italianos recuerdan aún a Rita Pavone, actriz de algunos de los primeros films de Wertmuller?
VR: Los jóvenes recuerdan especialmente su notable interpretación en “Gianburrasca” (nota: no estrenada en Argentina). La secuencia en que canta “La papa col pomodoro” es ahora una escena de culto. Las 35 canciones que canta Rita Pavone en “Gianburrasca” fueron escritas por Lina, compuestas por Nino Rota y con arreglos de Luis Bacalov… cuatro genios trabajando juntos. No creo que los jóvenes recuerden los otros dos films musicales: “Ella hippie y el melenudo” (“Rita la zanzara”) y “No provoquen al mosquito” (“Non stuzzicate la zanzara”), aunque dos canciones de esas películas se volvieron tan populares que la gente las canta aún. Hablo de “Fortissimo” y “Questo nostro amore”.

Un tercio de la película está dedicado a los cuatro más populares films, todos actuados por Giancarlo Giannini y tres de ellos por Mariangela Melato. ¿Cuál de ellos es el preferido?
VR: Amo todas las obras maestras que ella hizo en los ‘70s. Quizás prefiero “Pascualino Siete Bellezas”. El film tiene el hálito de una Odisea, como afirma la propia Lina. Admiro la fuerza que fluye en cada secuencia de la película y la ingeniosa combinación de humor y tragedia que caracterizan a la narración. “Siete Bellezas” es tan rica en ideas que cada vez que la vuelvo a ver descubro nuevas sugestiones y emociones. Es realmente una obra de arte.

Lina durante la filmación de "Detrás de los anteojos blancos".

Lina durante la filmación de «Detrás de los anteojos blancos».

Has incluido escenas de un tercio de sus films. ¿Había acaso otros, cuyas imágenes hubieses querido incluir?
VR: Hay muchas escenas que hubiese incluido, pero mi documental es un retrato, personal y es de esperar poético de Lina. No quise hacer una enciclopedia sobre la carrera de Lina Wermuller, mencionando cada film que ella hizo. Mi elección fue concentrarme en selectos trabajos de manera de arrojar luz sobre temas específicos y aspectos de la poesía de Lina.

La larga y más increíble secuencia del reportaje a Massimo Wertmuller, donde relata cómo trató a un actor, ¿tuvo guión o fue una espontánea declaración de su sobrino?
VR: La secuencia fue completamente espontánea! Sólo una toma! Massimo Wertmuller es un muy buen y experimentado actor. La secuencia es un regalo que él le ha dejado al documental.

¿Algún comentario sobre los largos títulos de la mayoría de sus films?
VR: Lina siempre dice que es un chiste con el público. Es difícil recordar el título completo, de manera que el público sólo recuerda una palabra. Por ejemplo el título italiano completo de “Insólito destino” es “Travolti da un insolito destino nell’azzurro mare d’agosto”, pero la mayoría de la gente sólo recuerda “Travolti”. Los extensos títulos están inspirados en los de los escritores italianos del siglo XVI, que contenían un corto resumen de la trama.

¿De quién fue la idea del regreso de Lina, luego de tantos años, a la escena paradisíaca en “Travolti…” (uno de los títulos largos) donde fue rodada?
VR: La idea era que el documental debía estar estructurado como un viaje con Lina a algunos de los lugares tan significativos en su vida, ése era el núcleo original del extenso guión. El viaje incluía la costa de Cerdeña donde había ubicado la isla desierta de “Insólito destino”, desde el comienzo. La costa representa un momento clave de mi documental. Para mi película, la costa es el lugar donde Lina recuerda el momento más increíble de su carrera: su éxito internacional, sus cuatro nominaciones de la Academia a “Pascualino Siete Bellezas”, el sueño que vivió durante los ‘70s.

“Travolti da un insolito destino nell’azzurro mare d’agosto”.

“Travolti da un insolito destino nell’azzurro mare d’agosto”.

Varios de sus films fueron rodados para la televisión como “Sabato, Domenica e Lunedí” y “Francesca e Nunziata”. La segunda fue estrenada en cine en Argentina. Cuál fue el caso en Italia?
VR: ”Francesca e Nunziata” (Nota: en Argentina conocida como “Francesca”) es una miniserie producida por Mediaset. Es un gran film de época con cuatro estrellas del cine italiano como Sofía Loren, Giancarlo Giannini, Raul Bova y Claudia Gerini. El público lo adoró y Mediaset lo transmite a menudo, casi una vez por año.

Fue decisión propia hacernos descubrir otras cualidades de ella, además de la dirección, como compositora y cantante, directora de Opera?
VR: Sí, efectivamente fue mi decisión. Lina tiene un amplio y versátil talento. Ha creado tantas cosas, desde guiones a obras, canciones y producciones de teatro. Mi objetivo era mostrar todos esos diferentes aspectos de su increíble talento. Quería mostrar los diversos matices de su genio artístico.

De sus casi treinta películas la mitad han sido estrenadas en Argentina. ¿Cómo se compara esto con otros países del mundo, aparte de Italia?
VR: Lina es uno de los pocos realizadores italianos que ha recibido aclamación internacional. Sus films han sido estrenados en muchos países, especialmente en Alemania y los Estados Unidos, pero también en Japón y Brasil. El público estadounidense adoró sus cuatro obras maestras, pero lo que ignoraba es que la mitad de sus películas se estrenaron en Argentina. Me alegra saberlo y espero que su público aprecie mi documental y ame ser conducido al mundo de Lina, detrás de sus anteojos blancos.

Fredy Friedlander - Periodista

Contáctenos

Enviando

© 2019 Ultracine S.A.  ® Todos los derechos reservados

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?

Bitnami