“Deadpool 2”: El regreso del antihéroe más salvaje

Ryan Reynolds se vuelve a poner la máscara de uno de los personajes más irreverentes del mundo del cómic.

“Deadpool” empezó como un villano en los cómics hasta que se transformó en “the merc with a mouth”, o “el mercenario bocón”. Ahí es donde empezó a ganar estatus de culto, al ser de los primeros cómics en “romper la cuarta pared”. Era un personaje que se sabía personaje de cómic y que le hablaba al lector constantemente, sabiéndose creación ficticia.

Ryan Reynolds había interpretado al personaje en la primera aventura en solitario de Wolverine en “X-men: Wolverine”, de 2009. Salvo al principio del filme, el “Deadpool” presentado ahí no tenía nada que ver con el del cómic.

Reynolds intentó por años sacar adelante un proyecto cinematográfico en solitario que le hiciera justicia. Ante las postergaciones de Fox, Reynolds junto a un equipo de amigos (el director de la original Tim Miller y un par de especialistas en efectos) realizaron un corto que “filtraron accidentalmente” en internet. El éxito del corto, más las recomendaciones de gente como James Cameron y David Fincher que le dijeron a la Fox que “tenían” que filmar la película, sacaron al proyecto adelante.

Con un presupuesto medido para una película de superhéroes, se les dio al actor y a los realizadores bastante libertad creativa y la chance de hacer la película prohibida para menores.

Cuando “Deadpool” se estrenó en febrero de 2016, la taquilla explotó, logrando el mejor debut en Estados Unidos para una producción de calificación “R”. Terminó recaudando más de US$ 700.000.000 de dólares en todo el mundo.

La secuela

De ahí, Ryan Reynolds, que venía de capa caída por varios fracasos comerciales y de crítica, volvió a las primeras ligas.

Ahora, en la secuela, vemos a Wade Wilson viviendo plácidamente con su novia. Pero un ataque contra su estabilidad hará que pierda por completo el rumbo de su vida. Con la ayuda del mutante Colosus, intenta volverse parte de los “X-men”.

Pero en su primera misión conoce a Russell, un niño mutante que fue abusado en el orfanato en el que creció. Wade/Deadpool siente la necesidad imperiosa de proteger la vida de ese niño, en particular cuando un viajero del futuro, Cable, llega al presente con la obsesión de acabar con la vida de Russell.

Para protegerlo de este impiadoso viajante del tiempo, Deadpool arma la “X-force”, un grupo de mutantes menos proclives a respetar las reglas de lo que lo son los X-men.

El resultado

En la dirección está David Leitch, uno de los codirectores de “John Wick” y “Atómica”. La película tiene toda la irreverencia de la primera y más acción. Sin embargo, el elemento sorpresa falla. Hay chistes que sólo tienen gracia al ser referencias culturales actuales. Las comedias que perduran en el tiempo son aquellas cuyo humor y referencias suelen ser más universales.

Pero la película tiene el corazón en el lugar correcto, y además de Reynolds, Josh Brolin brilla como Cable. Y ni que hablar de Zazie Beets como Dominó.

PD: la escena post-créditos es, lejos, no sólo lo mejor de la película. También es de lo más gracioso que se ha visto en mucho tiempo. Tras esa escena, no hay nada más en el final. Así que pueden abandonar tranquilos la sala.

Este es el trailer de “Deadpool 2”:

 

Contáctenos

Enviando

© 2018 Ultracine S.A.  ® Todos los derechos reservados

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?

Bitnami