«Creed»: El ojo y el legado del tigre

Se estrena el 4 de febrero en Argentina, Bolivia y Uruguay; y el 5 en Paraguay. El spin off de la saga de «Rocky» tiene como protagonista al hijo del personaje de Apollo Creed.

Creed06467.dng

 

Por lo general se dice que el hombre es más duro a la hora de emocionarse. Pero la de «Rocky» es una de las pocas sagas en las que hasta el corazón masculino más fuerte cede y se emociona hasta las lágrimas.

Luego de 16 años de ausencia en la gran pantalla tras la fallida «Rocky V», Sylvester Stallone le dio a la historia del «Semental italiano» el cierre digno que se merecía en «Rocky Balboa», de 2006.

Casi diez años más tarde, Stallone no sube al ring sino que es el hijo no reconocido de Apollo Creed, su contrincante y amigo, el que toma la posta de su padre como boxeador por el título.

«Creed», dirigida por Ryan Coogler, se centra en Adonis Johnson (Michael B. Jordan), el hijo que Apollo Creed tuvo por fuera de su matrimonio antes de morir. Adoptado por la viuda de este, Adonis pasa a vivir una vida de lujos pero nunca deja de sentir el mandato paterno, mientras surge el conflicto de seguir su propio camino en el boxeo para no quedar a la sombra de su padre, quien fue el Campeón en la categoría «peso pesado» hasta que perdió la corona a manos de Rocky Balboa.

Adonis busca precisamente a Balboa para que lo entrene y pronto la relación entre ambos crecerá hasta formar la familia que ambos perdieron.

«Creed» se estrenó a fin de 2015 en Estados Unidos y los comentarios del público y de la crítica fueron unánimes en señalarla como una de las mejores y más emocionantes entregas de la saga. La película lleva recaudados US$ 109.000.000 en Estados Unidos, sobre un presupuesto de US$ 35.000.000.

 

rocky-featured

Stallone en una de las escenas más icónicas de la historia del cine

 

También logró que Stallone se hiciera acreedor de una nominación al Oscar como Mejor Actor de Reparto por su rol de Rocky, un papel por el que estuvo nominado en 1977 con la primera entrega (perdió contra Peter Finch, por «Network: poder que mata»). Y que ganara su primer Globo de Oro en enero de 2016.

«Rocky», la película original, conmovió a millones con la historia de un luchador de poca monta que vive en los barrios pobres de Filadelfia y que busca una chance en el boxeo profesional. Lo que nunca se imaginó fue que el campeón del mundo, Apollo Creed, pondría sus ojos en él y le ofrecería retarlo por el título. Además de la historia, muchas de las escenas de este filme quedaron marcadas para siempre en la historia del cine. Sin ir más lejos, el montaje de entrenamiento y la corrida por las escaleras de la entrada del Museo de Arte de Filadelfia son hoy conocidas en la ciudad como «Rocky Steps» («Los escalones de Rocky»).

La saga de «Rocky» forma una historia increíblemente personal para Stallone. Cada entrega de la misma representa un momento en la vida del actor, en la que se basó para dotar de carnadura a su personaje más entrañable.

Stallone venía participando en roles de reparto en películas clase «B» cuando concibió la historia de Rocky tras ver un match de box entre Muhammed Alí y Chuck Wepner, en la que Wepner (por el que nadie apostaba un peso) resistió los quince rounds contra el campeón del mundo.

rocky1

Mickey, el entrenador de Rocky, uno de los corazones de la saga

 

Al día siguiente de ese match, Stallone se puso a escribir el guión y lo terminó en tres días. Muchos estudios estaban interesados en comprarle el guión al actor, pero la condición que ponía Stallone era que él fuera el protagonista de la película. Finalmente el estudio United Artist aceptó los términos, pero otorgando un presupuesto muy limitado ya que no querían correr riesgos.

En la película, Rocky aceptaba pelear contra Apollo para demostrar (se) al mundo que no era un vago y un perdedor. Lo mismo sentía el actor, quien veía esta como la oportunidad de realizar algo que fuera en extremo personal en el mundo del espectáculo.

Cuando «Rocky» se estrenó en cines en 1976, se convirtió en uno de los más grandes éxitos del año a nivel mundial y recibió diez nominaciones a los premios Oscar, ganando el de Mejor Película y Mejor Director.

Gracias al éxito de su obra, Stallone se convirtió en un actor muy buscado, y siguió escribiendo y hasta dirigiendo películas que estaban aún muy lejos de la imagen que el gran público tiene de él, es decir, un héroe de acción. Interpretó a un sindicalista en «F.I.S.T»; y  a un luchador de lucha libre en «Paradise Alley»; dos películas muy ambiciosas que fracasaron rotundamente.

Debido a esos fiascos, la carrera de Stallone se estancó tan rápido como había surgido. Ese mismo conflicto personal fue el que eligió como fuerza motriz para Balboa en «Rocky II«, estrenada en 1979, en la que tras el éxito de Rocky en el mundo del boxeo, empieza a quedar prontamente en el olvido. El nuevo intento de recuperar la gloria llega en las manos de la revancha contra Apollo Creed.

 

rocky run

Stallone fue nominado al Oscar como mejor actor y guionista por «Rocky» en 1977.

 

«Rocky II» fue escrita y dirigida por Stallone y volvió a ser aclamada por la crítica y el público de todo el mundo, generando más de US$ 200.000.000 en la taquilla mundial.

Con «Rocky III», la historia de Balboa entra en los ochentas y muchos de los elementos más emblemáticos de la saga se encuentran en esta secuela. Desde la canción de Survivor, «Eye of the tiger» (que fue nominada al Oscar) hasta la presencia del «villano» Clubber Lang (interpretado por Mr.T),  y el montaje del entrenamiento de Rocky y Apollo, quien tras la muerte de Mickey pasa a ser su nuevo entrenador para recuperar el título que perdió a manos de Lang.

Al igual que la de Stallone, la vida de Rocky cambió totalmente entre la segunda y la tercera parte. El actor venía de papeles muy exitosos como el de «Halcones en la noche» y «Escape a la victoria» (en la que compartió cartel con Pelé y Michael Caine); mientras que Rocky se vestía con trajes de los mejores diseñadores y vivía en una mansión.

Pero el ego le juega en contra a Balboa, y esa confianza excesiva en sí mismo es lo que lo lleva a perder el título contra el brutal Clubber Lang.

«Rocky III» fue uno de los grandes éxitos comerciales de 1982. Pese a que la idea original de Stallone era cerrar la historia en forma de trilogía, «El semental italiano» volvió al ring para vengar la muerte de Creed en «Rocky IV«, estrenada en 1986.

Los golpes que el actor Dolph Lundgren le propinaba a Stallone en "Rocky IV" eran reales

Los golpes que el actor Dolph Lundgren le propinaba a Stallone en «Rocky IV» eran reales.

 

«Rocky IV» fue el reflejo de la época de gloria tanto del boxeador como del actor, quien venía de grandes éxitos como «Rambo» y su secuela, entre otros filmes que lo convirtieron en un icono del cine de acción.

La cuarta entrega está fuertemente influenciada por el tono de época anticomunista de la era reaganiana, y en esta ocasión Rocky debe enfrentarse a Ivan Drago, un luchador prácticamente programado por la Unión Soviética para ser invencible.

En 1986, dos de las tres películas de mayor recaudación en la taquilla mundial estuvieron protagonizadas por Stallone: «Rambo II» y «Rocky IV», lo que terminó de convertirlo en una de las máximas estrellas cinematográficas de la década.

El que iba a ser el cierre de la saga se convirtió en el capítulo más polémico de todos: «Rocky V«, la cual fue dirigida por John G. Avildsen, realizador de la primera entrega.

Debido a los golpes que recibió a lo largo de su carrera, la salud de Rocky se encuentra debilitada y debe retirarse del boxeo justo cuando descubre que su contador malversó la fortuna que amasó en los últimos años. Ahora, debe volver a su antiguo barrio de Filadelfia junto con su familia, donde entrenará a una joven promesa que luego se volverá en su contra.

 

Stallone tenía 59 años al filmar "Rocky Balboa" en 2006

Stallone tenía 59 años al filmar «Rocky Balboa» en 2006.

 

«Rocky V» fue el único fracaso comercial de la saga (no le ayudó estrenarse el mismo día que «Mi pobre angelito», que explotó en la taquilla), y es un filme del que el mismo Stallone reniega como la peor de todas las películas del personaje.

Dieciseis años después, la frustración por no haberle dado el cierre que Rocky se merecía lo llevó a escribir y dirigir la sexta entrega, «Rocky Balboa«. En la misma, Rocky dejó el boxeo, enviudó, y ahora es el dueño de un restaurante en Filadelfia.

Pero cuando una oportunidad aparece para subir al ring una última vez, el boxeador no lo duda y se prepara para enfrentarse a su legado una última vez.

«Rocky Balboa», estrenada en 2006, fue un éxito de crítica y taquilla que logró cerrar la historia de Rocky como boxeador con dignidad, además de rendirle un sentido homenaje a toda la saga. Y ahora, «Creed» llega a las salas con esa misma potencia, para demostrar que Stallone, Rocky y la saga siguen teniendo «el ojo del tigre».

 

 

Mariano Oliveros

Contáctenos

Enviando

© 2019 Ultracine S.A.  ® Todos los derechos reservados

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?

Bitnami