CONDOR DE PLATA 2015: Una Noche Salvaje

Relatos Salvajes

El cine argentino tuvo su noche de fiesta con la entrega de los premios Cóndor de Plata, los galardones más destacados a la producción cinematográfica local.

Entregada como desde sesenta y tres ediciones por la Asociación de Cronistas Cinematográficos de la Argentina (ACCA), actores, directores, técnicos y representantes del sector estuvieron presentes en el teatro Avenida anoche donde se llevó a cabo la ceremonia de premiación.

Era una noche en la que todo parecía dado para que «Relatos Salvajes» arrasara (como lo vino haciendo en la taquilla y en la opinión pública desde agosto del año pasado), al final se dio una sorpresa, aunque, analizándola, era algo que podía llegar a esperarse.

«Relatos Salvajes» fue la película más galardonada de la noche llevándose siete estatuillas (sobre el total de once nominaciones), pero no se llevó a casa el premio a Mejor Película.

Ese trofeo le tocó a «Refugiado», el cuarto filme de Diego Lerman, protagonizada por Julieta Díaz como una madre que, junto a su pequeño hijo, van escapando de la figura omnipresente de su marido abusador.

Refugiado

Teniendo en cuenta el clima de época, no era, y no fue, algo descabellado que la película de Lerman recibiera ese premio (que entregó la Presidente del INCAA, Lucrecia Cardoso), además de por sus (muchas) virtudes cinematográficas. «Refugiado» se llevó un total de tres Cóndores de Plata: el de mejor película, el de Mejor Actriz para Julieta Díaz, y el de Mejor Guión Original (otorgado a Diego Lerman y María Meira).

«Relatos Salvajes», por su parte, se quedó con siete trofeos: el más importante fue el de Mejor Director, para Damián Szifron. También fueron de la partida Érica Rivas, quien se quedó con el de Actriz de Reparto; y Oscar Martínez, como Mejor Actor de Reparto. Diego Gentile (el «novio» en el episodio final: «La Novia») se llevó a casa el premio a Revelación Masculina.

Gustavo Santaolalla ganó por Música Original; José Luis Díaz por Sonido, y Damian Szifrón y Pablo Barbieri compartieron el de «Montaje», siempre por «Relatos Salvajes».

Damian Szifrón

Entre los demás galardonados, Osmar Núñez se llevó a casa el premio a Mejor Actor por «La Corporación»; Mónica Antonopulos el de Revelación Femenina por «Muerte en Buenos Aires»; y los hermanos Ana y Miguel Cohan el de Guión Adaptado por «Betibú».

«Amapola», de Eugenio Zanetti, se quedó con dos estatuillas: Mejor Dirección de Arte y Vestuario.

«Jauja», de Lisandro Alonso, era una de las principales nominadas de la noche, pero sólo se quedó con el de Mejor Fotografía, para el finlandés Timo Salminén.

Peor le fue a «La Tercera Orilla», de Celina Murga, que era una de las mayores nominadas de la noche (en ocho categorías) y no recibió ninguna estatuilla. Al menos no se fue con las manos vacías y recibió el premio SIGNIS (entregada por la Asociación Católica para la Comunicación).

El galardón a la Mejor Ópera Prima fue para «Los Dueños», de la dupla Agustín Toscano y Ezequiel Raduzky; mientras que ACCA eligió a «Pichuco», de Martín Turnes, como Mejor Documental.

La ceremonia, conducida por la periodista Gabriela Radice, arrancó a las 22.00, y fue transmitida en directo tanto por INCAA TV, como por servicio streaming a través de internet. Tras el arranque de rigor, Sandra Mihanovich interpretó la canción «En el país de Nomeacuerdo», de María Elena Walsh, con motivo de homenajear el trigésimo aniversario del estreno de «La Historia Oficial», la primera película argentina que logró un Oscar, y uno de los títulos más emblemáticos del cine nacional moderno. Su director, Luis Puenzo, y el Director de Fotografía de ese (e innumerables) filme Féliz «Chango» Monti, subieron al escenario del Avenida para hablar sobre cine, recuerdos, y varios temas más.

Pero no sólo se premió a la producción de cine de 2014, sino que, como toda entrega de premios que se precie de tal, se realizaron varias entregas honoríficas.

Se premiaron las carreras de dos de las figuras más populares de nuestro cine, aún en actividad: Antonio Gasalla y Graciela Borges, ambos aplaudidos de pie por la concurrencia en el teatro.
También fueron homenajeados el director Juan José Jusid (realizador de «Asesinato en el Senado de la Nación»; «¿Dónde estás amor de mi vida que no te puedo encontrar?», entre otras) y el periodista Adolfo Martínez, miembro de Cronistas y crítico de cine del diario La Nación desde hace casi 50 años.

A nivel estético y de organización, fue una velada sencilla pero llevadera y respetuosa (algo que no suele verse en las entregas de premios locales, donde los invitados deambulan de aquí para allá todo el tiempo). Todos los galardonados se hicieron presentes en el evento, por lo que tampoco hubo «faltazos» de consideración.

Sin altisonancias, pero con alegría, los Cóndor de Plata 2015 fueron nada más ni nada menos lo que debían ser: una celebración.

Mariano Oliveros

Contáctenos

Enviando

© 2020 Ultracine S.A.  ® Todos los derechos reservados

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?

Bitnami