«Buenos vecinos 2»: La fiesta interminable

Seth Rogen, Rose Byrne y Zac Efron regresan en la secuela de una de las comedias más exitosas de los últimos años.

buenos vecinos 2

El estudio cinematográfico Universal fue uno de los mayores propulsores de lo que hoy se conoce como Nueva Comedia Americana. Muchos de los filmes más destacados del humor norteamericano de la última década fueron apoyados y lanzados por este estudio: «Ted» (2012), «Damas en guerra» (Bridesmaids – 2011), «Ligeramente embarazada» (2007), «Virgen a los 40» (2005), y muchas más.

Sin embargo, la gran mayoría de estas comedias (salvo las mencionadas), no han logrado recorridos comerciales destacados a nivel internacional fuera de los Estados Unidos (de hecho, la gran mayoría sólo se vieron en Argentina en DVD).

Pero en 2014, se estrena «Buenos vecinos» con el protagónico de Seth Rogen, actor de «Ligeramente embarazada» (2007) y una de las caras más visibles de este movimiento moderno del humor. La película explotó en la taquilla norteamericana y fue uno de las pocos títulos de este grupo que tuvo un amplio lanzamiento en cines a nivel mundial, con una recaudación global de US$ 270.000.000 de dólares.

Una secuela no era algo que se hiciera esperar demasiado, y dos años después, llega a las pantallas de todo el mundo «Buenos vecinos 2».

buenos vecinos 2 otra

Seth Rogen y Rose Byrne, dos caras recurrentes en la Nueva Comedia Americana

Rogen, la actriz Rose Byrne, Zac Efron y Dave Franco vuelven a ser de la partida, que suma en esta ocasión a Chloe Grace – Moretz (de «Kick Ass» y «La quinta ola»), a la cantante Selena Gómez y a Lisa Kudrow (de «Friends») a su elenco.

Mac (Rogen) y Kelly Radner (Byrne) viven en paz y armonía tras los eventos de la primera parte, en la que sus vidas se veían torcidas tras la llegada de una fraternidad a la casa de al lado. Un conflicto como el de la local «El hombre de al lado» pero en vez de un hombre, hablamos de decenas de adolescentes con las hormonas en constante estado de ebullición haciendo fiestas día y noche.

La fraternidad ya no existe como tal, y los Radner, que esperan un nuevo bebé, están a punto de vender su casa para poder mudarse a los suburbios.

Pero justo cuando falta un mes para que los nuevos compradores completen la transacción, se enteran de que los nuevos ocupantes de al lado son una hermandad de mujeres aún más fuera de control que Teddy (Efron) y sus hermanos.

Cansadas del sexismo escolar, las chicas no ortodoxas de la hermandad «Kappa Un» decidieron abrir una casa en donde ellas puedan hacer lo que se les antoje. La líder de esta hermandad es Morgan (Chloe Grace Moretz), quien junto con sus «hermanas», Beth (Kiersey Clemons) y Nora (Beanie Feldstein), encuentran el lugar perfecto para instalarse y hacer fiestas épicas como las organizadas por los hombres. Ese lugar es, obviamente, la casa de al lado de los Radner.

Las chicas son intransigentes y no van a dejar que algo tan simple como las necesidades de sus vecinos las dejen sin su libertad. Ahora, Mac y Kelly deberán unir fuerzas con Teddy como su arma sorpresa, para lograr cerrar la fraternidad antes de que la transacción inmobiliaria se venga abajo, y con ella los sueños de la pareja de una vida en los suburbios.  Pero las vecinas son mucho más astutas de lo que esperaban.

Zac Efron y las chicas que solo quieren divertirse.

Zac Efron y las chicas que solo quieren divertirse.

«Ted 2», otra secuela de un gran éxito del estudio Universal, mezclaba los chistes de sexo y marihuana con un entorno serio en la trama, como lo era la lucha de Ted en la corte para ser reconocido como «persona» y así poder adoptar un hijo junto con su pareja humana.

En «Buenos vecinos 2» se repite el esquema de introducir un tema polémico y en boga como el sexismo y el espacio que la sociedad le da a la mujer (en especial a las adolescentes). Las chicas no son mojigatas ni están en contra de las fiestas y del sexo, pero sí buscan un espacio en la que no sean tratadas como simples objetos sexuales.

La película crea constantes choques de humor entre situaciones en las que la discusión sobre si algo es sexista, o no, llega a niveles desquiciados de paroxismo.

«Buenos vecinos 2», sin embargo, repite el esquema paso por paso de la primera parte, limitándose desde el guión a cambiar el sexo de los antagonistas, y eso impide que la secuela tome vuelo por lo que muchas veces el humor no es tan efectivo.

Si bien las actuaciones de Zac Efron y Chloe Moretz están bien para ser dos personas ajenas al mundo de la comedia, vuelven a ser Rogen y Byrne los que se roban el show como esa pareja adorable de clase media pero lo suficientemente moderna como para no tener ningún inconveniente en tener la casa regada de artículos para fumar marihuana y de juguetes para la satisfacción femenina.

Mariano Oliveros

 

 

 

 

 

Contáctenos

Enviando

© 2019 Ultracine S.A.  ® Todos los derechos reservados

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?

Bitnami