«Barrefondo»: Las aguas bajan turbias

La historia de un piletero que se involucra en el submundo criminal es el centro de este filme que mezcla policial con drama social.

Barrefondo

La adaptación

Ultracine: Llevás muchos años como documentalista. ¿Por qué recién ahora probás con la ficción y con “Barrefondo”?

En realidad, “Barrefondo” como proyecto tiene muchos años, creo que surge en 2011 o 2012, cuando estábamos terminando “Gricel”, mi segundo largometraje documental. Por un lado, la producción y la búsqueda de financiación de una ficción de estas características es realmente muy compleja. Por otra parte, en el medio de aquel proceso de búsqueda y de espera, apareció la historia de “Los Pibes”, conocimos a los muy particulares cazadores de talentos de Boca Juniors. Puedo decir que ese proyecto prácticamente se le coló a “Barrefondo” y se pudo producir con bastante rapidez.

Ultracine: Comentaste que la novela te pareció que tenía muchos elementos con un gran potencial cinematográfico. ¿Era la primera vez que una novela local te generó deseos de llevarla al cine o ya venías buscando hacer ese pasaje a la ficción?

Soy lector, leo mucho, todo el tiempo. Algo que me había pasado varias veces fue el hecho de leer alguna reseña de un libro en algún diario o en alguna página y encontrar el posible germen de una adaptación. Luego, leía esas novelas reseñadas y me sentía un poco decepcionado. Esto me pasó en varias oportunidades, llegué a bromear con escribir una adaptación directamente desde la reseña, sin leer la novela. Con “Barrefondo” fue parcialmente así, porque primero leí la reseña, dije “que interesante parece esta novela”, pero luego al leerla, a diferencia de los casos anteriores, confirmé que era un relato muy potente y muy atractivo para llevar a la pantalla.

La filmación

Ultracine: La película mezcla el drama contemplativo propio del cine argentino moderno con una estética más noir del policial. ¿Cuáles fueron tus influencias para lo visual y el ritmo de la historia?

Nos parecía interesante abordar una historia que tiene muchos elementos y características del cine policial, desde un tipo de registro y una puesta en escena, que tenga que ver más con el cine documental. Es el caso de los travelings de seguimiento casi cuerpo a cuerpo con el personaje central, el uso permanente de la cámara en mano, los largos planos secuencia, la elección de locaciones reales, cierta rusticidad de las atmósferas sonoras. Las referencias que aparecían tenían que ver con cineastas que a mi me gustan mucho y que tienen miradas diversas pero muy ancladas en el universo de lo real. En este sentido, las principales influencias fueron los hermanos Dardenne (“Rosetta”, “El hijo”, “El niño”) y Covi y Frimmel (“La Pivellina”).

Ultracine: La película marca bien el contraste entre el country y el “exterior”. ¿Cómo lo trabajaron a nivel visual?

La película reflexiona sobre el tema de los límites, sean físicos, ideológicos o morales. Trabajamos mucho esta cuestión desde la imagen, que tiene que ver con los pórticos, las barreras, las ventanas, con esos “reencuadres” naturales por donde el piletero observa y espía la vida privada de sus clientes. También trabajamos este aspecto, desde la construcción sonora de la película. El country es un espacio controlado, silente, limpio, puro, mientras que los ámbitos de Tavo -la casa, la chata- son espacios ruidosos, invasivos, agresivos. Hace un tiempo, escuché al artista plástico Daniel Santoro reflexionar acerca del agua. Él lanzaba una línea imaginaria entre el agua cristalina de las piscinas y el agua turbia de los zanjas en los barrios. Me parece interesante pensar en el agua como elemento común a estos dos espacios tan contrastados que muestra la película.

Barrefondo

La producción y el estreno

¿Cuánto llevó la producción del filme, desde que te aseguraste los derechos o la escritura, hasta el estreno? ¿Cómo estuvo dividida ese proceso?

CMF: Jorge leyó la novela por al año 2011 e inmediatamente me comentó su intención de hacer la película. Lo primero que hicimos ese año fue juntarnos con el autor, Félix Bruzzone por el tema de los derechos pero nos enteramos que los tenía la editorial Mondadori; hablamos con ellos y llegamos a un acuerdo. Luego vino el proceso de escritura fue realmente extenso, la primera versión del guión debe tener como cinco o seis años. Mientras trabajaba el guión, buscábamos completar la financiación y nos acomodábamos un poco a los tiempos del INCAA.

El rodaje fue el verano del 2017, durante cuatro intensas y calurosas semanas. En cuanto a la financiación, la película la realizamos con nuestra productora Salamanca Cine y contó con el apoyo del INCAA, de Mecenazgo Cultural de la Ciudad de Buenos Aires y del Fondo Nacional de las Artes. También tuvimos el apoyo de la gente de la Municipalidad de Esteban Echeverría, que nos dio una invalorable e imprescindible ayuda logística: cortes de calles, patrulleros y algunas locaciones, cosas que de no ser por ellos, hubieran sido imposibles de costear para una película pequeña como ésta.

Se puede decir que todo el proceso desde el inicio de las charlas con Félix y la editorial hasta el Estreno fue un proceso de 7 años.

Vienen realizando un trabajo muy intenso a nivel comunicación destacado para una película pequeña. ¿Cómo encararon la distribución y la difusión?

CMF: La distribución la hará Compañía de Cine (Pablo Mazzola y Paulina Portela) que los conocíamos y venían trabajando con películas de ficción del tamaño de Barrefondo. Estamos saliendo este Jueves 25.01 en Seis Salas (Cine Gaumont (C.A.B.A), Village Avellaneda (G.B.A.), Cine El Cairo (Rosario), Cine América (Santa Fe), Cine y Teatro Pico (General Pico) y C. C. Cotesma (San Martín de los Andes). Para los jueves subsiguientes estamos confirmando más Salas en distintos lugares del país.

Prensa está a cargo de Bucky Butkovic; nos gustaba el trabajo que había hecho con “Sinfonía para Ana” y “Salvadora” y llegamos a ella a través de recomendaciones, muy eficaz ya que hace un trabajo muy dedicado y artesanal que para este tipo de películas es fundamental. Además contamos con la ayuda de Martín Waisman, gran productor radial y novio de Paula Lombardo, nuestra Coordinadora de Producción, que nos dio una mano fundamental con varias entrevistas radiales.

Para redes contratamos a Gabriela Durán Arnaudes, la habíamos visto trabajar en el FIDBA y sentimos que era el perfil que la película necesitaba.

 

Barrefondo

Contáctenos

Enviando

© 2019 Ultracine S.A.  ® Todos los derechos reservados

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?

Bitnami