«Alma»: Entrevista con su director, Diego Rougier

Esta comedia romántica, coproducción entre Chile y Argentina, fue uno de los grandes éxitos del cine chileno en 2015. Para su estreno en nuestro país, su director nos contó como fue el proceso desde la idea hasta su llegada a las pantallas.

Diego Rougier, director de "Alma".

El argentino Diego Rougier dirige a Javiera Contador, su actual pareja, Fernando Larraín y a Cabré en la chilena “Alma”.

Fernando es un cajero de supermercado que está casado con Alma, una mujer que sufre de trastorno bipolar. Cuando Alma se entera de que Fernando apenas la soporta y que incluso se avergüenza de ella, deja de tomar su medicación, entra en una crisis y lo echa de su casa. Cuando ella conoce a un pretendiente argentino (Nicolás Cabré), Fernando reacciona y descubre que sigue enamorado de su mujer. Pero ella se ha ido a Buenos Aires. Decidido a recuperarla, viajará entonces a buscarla. Alma se encontrará entre dos hombres y tendrá que descubrir cuál de ellos es su verdadera alma gemela.

Esta es la premisa de «Alma», el segundo largometraje como director de Diego Rougier tras años de dirigir para la televisión chilena algunos de los programas más exitosos de la última década, entre ellos, la adaptación para ese país de «Casados con hijos». Precisamente, los protagonistas de «Alma» son Fernando Larraín y Javiera Contador, quienes vuelven a reunirse tras haber encabezado esa comedia televisiva (en los roles que en Argentina interpretaron Guillermo Francella y Florencia Peña).

Como el tercero en discordia coprotagoniza el argentino Nicolás Cabré, quien regresa a la pantalla grande tras «Sólo para dos», estrenada en 2013.

Ultracine conversó en exclusiva con Rougier sobre su trabajo en esta comedia, que se convirtió en la tercera película chilena más vista del 2015 en su país, con casi 120.000 espectadores, y que se estrena en Argentina el jueves 16 con distribución de Primer Plano.

javiera

Javiera Contador.

Ultracine: ¿Cómo surge la idea de «Alma»?

Diego Rougier: La idea viene desde antes de mi ópera prima, “Sal” (estrenada en 2012). Como guionista y director venía haciendo mucha comedia en otros medios, en teatro y en televisión. Hicimos hace unos años la versión chilena de “Casados con hijos” con buena parte del elenco que aparece en «Alma».
En un momento de la grabación del programa, junté a los actores y les dije: “tengo ganas de hacer esta comedia con ustedes, una comedia que rompe el esquema de chico conoce a chica”, en la que mostremos a una pareja que ya llevan 20 años juntos y arranca con ellos separándose. O sea, no hay un enamoramiento típico de comedia romántica, hay otra cosa. Esa era una parte de la premisa. Y la otra parte que iba a generar comedia era que esa pareja que se separa van a vivir a ventanas enfrentadas, o sea, en edificios uno frente al otro, en los que uno puede espiar al otro. Es muy lindo eso para la comedia, en la que uno imagina que es lo que está pasando del otro lado, y como pueden interpretar (o malinterpretar) eso.

Ultracine: ¿Por qué se postergó tanto la llegada de esa idea a los cines?

Diego Rougier: En el medio se me ocurrió la idea de hacer “Sal”, y al ser un fanático de los westerns, me embalé en pasar los siguientes cinco años en conseguir la financiación y en producir y filmar esa película. Llevó mucho tiempo porque, para ser una primera película, fue una producción muy grande. Rodamos en Barcelona, también en el medio del desierto de Atacama, que fue bien duro.
Pero siempre me quedó la idea de «Alma» en la cabeza. Después de «Sal» volví a hacer cosas de comedia en televisión, y en un momento dije: “este es el momento de hacer la peli”. Escribí la primera versión del guión, y después le dediqué a re-escrituras todo un año. De hecho, salí de todos los proyectos que tenía para dedicarme con exclusividad a escribir “Alma”. Había llegado su momento.

Ultracine: ¿Hubo muchos cambios en la idea de «Alma» en todos esos años que pasaron?
Diego Rougier: Creo que fue bueno que pasara un tiempo, porque las películas hablan de uno. Y las cosas que me pasaron en esos ocho años, desde que se me ocurrió la idea hasta que llegué a realizarla, sirvieron para que la película tuviera un tono distinto. En ese tiempo la vida me llevó a tener una madurez de pensar las relaciones de otra manera. Todos los guiones, todas las historias, llevan su tiempo.

 

cabre

Nicolás Cabré en su debut en el cine chileno.

Ultracine: ¿Cómo entra Argentina dentro de la producción?

Diego Rougier: Me gusta mucho la comedia argentina, crecí con Fontanarrosa, y en Chile no hay comedias así. Quería que la película tuviera una parte argentina, pero que fuera con una productora que ya hubiera hecho comedia, que entendiera la comedia. Llegamos a Bastiana Films y con ellos desde el primer momento que las cosas se dieron muy naturalmente, ha sido una sociedad muy linda la que se dio.

Ultracine:  El elenco, además de tener a Nicolás Cabré, es casi un dream team para la industria chilena.
Diego Rougier: En la historia tenía un argentino que llegaba a seducir a esta mujer. Y desde siempre quise hacer algo para trabajar con Nico porque creo que tiene un muy buen manejo de la comedia; es muy sutil y natural. Y cuando empezamos con la producción era bueno que el antagonista fuera más joven y más pintón que el protagonista chileno, que es un hombre más cercano a los 50 años. Funcionaba muy bien para el contraste de esta mujer bipolar que se debate entre dos hombres muy diferentes. Se lo pasé a su representante, vine a Argentina a juntarme con Nicolás, y cuando fue el momento me dijo “vamos” y listo.

Con respecto a los actores chilenos, no sólo Fernando (Larraín, el protagonista) y Javiera (Contador) son muy famosos. También aparecen Paz Malcunian (la protagonista de «Sin filtro», la película local más exitosa en Chile de 2016); y Stefan Kramer (protagonista de algunas de las películas más exitosas en Chile de las últimas décadas). Tenemos a muy buenos actores en papeles chicos, actores que son excelentes con la comedia.

Ultracine: ¿Tu trabajo en la TV chilena hizo más fácil la realización de este proyecto?
Diego Rougier: Javiera (Contador), además de ser la protagonista, es una de las productoras, y entre los dos salimos a buscar fondos. Nunca es fácil, pero el hecho de tener un elenco reconocible facilita las cosas. También por el hecho de que “Casados con hijos” se sigue viendo en la televisión chilena, eso creo que ayudó a que los inversionistas confiaran en el proyecto.

254

Ultracine: ¿Qué similitudes y diferencias ves entre el mercado chileno y el argentino al momento de estrenar una película como esta?
Diego Rougier: En Argentina está dificilísimo estrenar, aún teniendo una película con producción argentina. En ese sentido, conseguir apoyo de la televisión en Argentina es muy difícil. Al trabajar uno en televisión en Chile eso hizo más fácil conseguir pauta o apoyo allá. “Sal”, por ejemplo, logré venderla a la televisión chilena aun antes de hacerla, fue una pre-venta. En Argentina no la vendí ni hecha (risas).
Pero a nivel general, estrenar en cine es muy difícil no sólo en Argentina o en Chile, sino en cualquier parte de Latinoamérica. Sí hay algo que en Argentina facilita muchísimo la producción, y eso es el INCAA. Es un gran facilitador de muchas cosas, y es algo que debería ser imitado sin dudas por todos los países que no tengan aún un instituto de cine. Chile tiene un fondo, pero nada similar a lo que es el INCAA.

Salas de estreno: Cine GAUMONT, VILLAGE AVELLANEDA, Cine OPERA PASO DE LOS LIBRES (CORRIENTES), CINECOOP CANALS CORDOBA y BAHIA BLANCA VISION.

Mariano Oliveros

Contáctenos

Enviando

© 2019 Ultracine S.A.  ® Todos los derechos reservados

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?

Bitnami