«Alanis»: Mi vida es mi vida

Ultracine entrevistó en exclusiva a la directora y protagonista, Anahí Berneri y Sofía Gala Castiglione respectivamente.

Anahí Berneri no es ajena a tratar temas espinosos vinculados con la intimidad. Su ópera prima adaptaba la novela de un hombre diagnosticado con SIDA que incursiona en el sadomasoquismo gay para probar sus límites físicos y emocionales. Su tercer filme, «Por tu culpa», narraba la peripecia de una madre con sus hijos en un hospital público de noche para tratar una lesión del niño. Y cómo los ojos de todos la juzgaban como segura victimaria de esa situación. En «Aire libre» disecciona a una pareja en crisis con mirada de entomóloga.

En su nuevo filme, Berneri se mete con un tema que separa las aguas en la sociedad: la elección de la mujer de dedicarse a la prostitución. Por lo general se confunde trata (el abuso) con la decisión de una mujer de comerciar con su cuerpo.

«Alanis» es el nombre que usa el personaje de Sofía Gala Castiglione, una prostituta que trabaja en un privado junto con otras mujeres mientras cuida a su hijo pequeño. Cuando son desalojadas por inspectores de ese lugar, Alanis recurre a familiares que intentan darle trabajos «más dignos» que luego no lo resultan tanto.

Ultracine habló con Berneri y con Sofía Gala sobre el proceso de realizar esta película urgente y dura, que aun así cuenta con una profunda humanidad.

La entrevista

Ultracine: ¿Cómo surge la idea de la película?

Anahí Berneri: «Alanis» surge de un cortometraje. SAGAI contacta al PCI para dirigir un corto que había ganado un concurso. Pero en el guión del corto estaba confundida la trata con la prostitución, como si una cosa dependiera siempre de la otra. Yo ingresé al proyecto pero sin esa mirada reduccionista: que trate sobre la prostitución a secas.

Ultracine: ¿Y cómo pasan del corto a un largometraje?

Anahí Berneri: Filmamos el corto durante dos días y la química de Sofía con Dante (su hijo) era fabulosa. Cuando terminamos el corto y lo vimos nos dijimos: «hay que seguirla a la historia». El proceso nos dejó dos personajes muy claros con lo que habían armado Sofía y Dante. Y eso hizo muy sencilla la escritura para expandir la historia.

Ultracine: ¿Y luego de eso cómo encaran la producción?

Anahí Berneri: El rodaje del largo fue de tan sólo dos semanas, montamos y tuvimos en tiempo récord una película. Fui a montar y vi que había que rehacer unas cosas. Filmamos tres días más. Finalmente, en total fueron tres semanas de rodaje.

El rodaje

Ultracine: Toda la película se filmó en locación en Once. ¿Cómo fue trabajar en exteriores en una zona tan compleja desde la logística?

Anahi Berneri:  En todo lo que es calle pedí que no se dijera acción, ni corte. El equipo en exteriores era mínimo, de cuatro personas. Me quedaba sola con los foquistas, el asistente de dirección y la actriz. Hay que aprovechar esa naturalidad. Si estás filmando en Plaza Miserere encontrás a toda una fauna y una riqueza que no podrías conseguir ni con todos los extras del mundo. Y para eso no podes hacer un circo del rodaje, tiene que ser más intimo.

Ultracine: Y Sofía, ¿cómo encaraste a tu personaje?

Sofía Gala Castiglione: Muchas veces me trataron personajes marginales y siempre traté de no estereotiparlo. Cuando te pones en un papel que ya está tan estigmatizado, le quitas la personalidad a ese personaje. Y vos tenes la obligación de darle energía, vida, y lo que sea que quieras darle. Yo a Alanis la sentía como alguien inocente, pero la inocencia de ir para adelante sin ponerme demasiado a pensar en las consecuencias. No estructurarlo en el cliché de «es una puta».

Anahí Berneri: Es que la mirada de la gente en general trata a todos como víctimas o victimarios. Como si no hubiera decisión de la mujer de ganar plata con su cuerpo. Además la prostitución callejera muestra una realidad, en la que la mujer toma la decisión de dedicarse a ese trabajo, pero muchas veces las toma de entre muy pocas alternativas.

Madre e hijo

Ultracine: ¿Y cómo fue el rodaje para vos como actriz de un rol tan difícil y estando con tu hijo?

Sofía Gala Castiglione: Más allá del contexto y de la temática, filmar la película fue un placer. Se armó un equipo tan hermoso y trabajar con niños te ubican en una paz y en otra energía. Estábamos por ahí en las peores situaciones y sin embargo, sólo recuerdo las cosas saludables. No sé si era porque estaba con mi bebé o por Anahí que si está alterada o nerviosa no se le nota…

Anahí Berneri: ¡La procesión va por dentro! (risas)

Sofía Gala Castiglione:  Si, pero toda la oscuridad de la película sentíamos que no nos pertenecía. Y la película es también eso: ella vive una situación de densidad, de stress, pero hay un fuerte núcleo de luz y ese es el recuerdo que yo tengo y lo que se logró. Para mi no hubo conflicto en ponerme en el rol de una mujer que elige trabajar con su cuerpo.

Contáctenos

Enviando

© 2019 Ultracine S.A.  ® Todos los derechos reservados

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?

Bitnami