«Al final del túnel deja la vara muy alta», declaró Echarri ante la prensa

Ultracine estuvo en la conferencia de prensa de uno de los estrenos más importantes del cine argentino 2016.

grupal mejor

Abril tendrá no uno sino dos tanques argentinos en la apertura del segundo trimestre del año. Este jueves es el estreno de «Kóblic», con Ricardo Darín y Oscar Martínez. Y el jueves 21 será el turno de «Al final del túnel«, super-producción de suspenso protagonizada por Leonardo Sbaraglia, Pablo Echarri y la española Clara Lago.

Las expectativas son muy grandes para este filme dirigido por Rodrigo Grande. En la conferencia de prensa realizada tras la proyección del filme para la prensa estuvieron Sbaraglia y Echarri (quien además de coprotagonista es uno de los productores de la película), junto a su director y los productores tanto por Argentina como por España: Axel Kuschevatsky (Telefé / Telefónica Studios), Vanessa Ragone (Haddock Films) y Mariela Besuievsky (Tornasol Films).

Warner Bros. comunicó que el filme de Rodrigo Grande se estrenará en estas semanas en casi toda Latinoamérica, un hecho poco usual en la cinematografía latinoamericana.

«Al final del túnel» se centra en Joaquín (Sbaraglia), un hombre que está en silla de ruedas tras un trágico accidente. Su casa, que conoció tiempos mejores, ahora es lúgubre y oscura. Berta (Clara Lago), bailarina de striptease y su hija Betty llaman un día a su puerta respondiendo a un anuncio que puso Joaquín para alquilar una habitación. Su presencia alegra la casa y anima la vida de Joaquín. Una noche trabajando en su sótano, donde repara computadoras, Joaquín escucha un ruido casi imperceptible. Pone la oreja contra la pared y se da cuenta que un grupo de ladrones, liderado por Galereto (Pablo Echarri) está construyendo un túnel que pasa bajo su casa para robar un banco cercano. Joaquín vigila a los ladrones, toma notas, y logra conocer al detalle el plan del robo. Así comienza a ejecutar un plan contrarreloj con el propósito de robar el botín que sustraerán los asaltantes.

En la conferencia, presentada por los directivos de Warner Bros Latinoamérica, pudo notarse la gran química y camaradería entre Sbaraglia y Echarri (quienes comparten pantalla en cine por tercera vez después de «Plata quemada», del 2000; y «Las viudas de los jueves», del 2009), además de la relación establecida entre Echarri y el director Rodrigo Grande, quienes ya habían trabajado juntos en el segundo filme dirigido por este último, «Cuestión de principios» (2009).

echarri sbaragliaSbaraglia contó que estudió su papel entrevistándose con muchas personas que se encuentran postrados en sillas de ruedas; y ambos actores destacaron el minucioso trabajo realizado por el director en la preproducción para concebir sus roles.

«Rodrigo tenía todo clarísimo. Tenía un story-board que estuvo dibujando por cinco años, cada plano de la película estaba dibujado. La idea era hacer un tipo ordinario, normal; pero con una tragedia que marca su vida, dejando su cuerpo mutilado», contó Sbaraglia.

La producción del filme fue muy grande. Todos los involucrados en la producción destacaron que salvo dos escenas en exteriores, no se filmó nada en locación, sino que todo fue recreado en estudios: la casa del protagonista, el sótano donde se esconden los atracadores y el túnel que fue reproducido a escala real en una construcción de unos cincuenta metros.

Actores y productores destacaron el rol de Mariela Rípodas, directora de arte y diseñadora de producción, al realizar la construcción en set del interior de la enorme casa, casi una protagonista más del filme.

Al respecto, Echarri declaró que lo que más le gusta del filme es su «espesor, su dimensión». «Es una película grande; más allá de la calidad del guión y de su parte narrativa; al pasar a lo audiovisual creció enormemente. Los colores, la textura, la sensación de asfixia que logró poner (Rodrigo Grande) en pantalla», comentó.

Sobre su rol de productor relató que «con Axel, Vanesa y Mariela buscábamos que la película pudiera competir, que le gustara a un público acostumbrado a recibir tantos exponentes de este género de Estados Unidos que cuentan con inversiones mucho mayores. Pero esta película logra un impacto, hace sentir al espectador muy lleno, en especial a los amantes del género del suspenso».

Al igual que en «Kóblic», el rol femenino principal está cubierto por una gran super-estrella española, en este caso, Clara Lago, quien fue la protagonista de «Ocho apellidos vascos» y su secuela «Ocho apellidos catalanes», las que se encuentran en el top 5 de las películas más taquilleras de la historia en España.

El personaje de Lago, Berta, habla un castellano con acento porteño el cual fue conseguido por la actriz en muy poco tiempo. Rodrigo Grande detalló al respecto: «Clara llegó dos semanas antes del rodaje y tenía un acento absolutamente castizo.Y dos semanas después hablaba en argentino. Fue increíble. Tuvo un coach sólo cuatro días y después se manejó ella sola».

al final del tunel

Sobre los momentos más difíciles a la hora de rodar, los actores recuerdan, entre risas, el desafío de filmar una película cuya historia se desarrolla en el verano, pero la cual se rodó en las más crudas semanas del invierno.

«En el set, que tenía un techo de treinta metros de alto en pleno agosto, hacía muchísimo frío. Si en la calle hacía cinco grados, adentro del set, cerca del Riachuelo, hacía cinco bajo cero. Y toda la película transcurren en verano así que estábamos todos en remerita. Y al estar yo en silla de ruedas todo el tiempo no podía hacer demasiado para entrar en calor», recordó Sbaraglia. «Yo le decía a Rodrigo: la gente en verano también usa saquito, una campera. Tratando de convencerlo de que me permitiera tener un abrigo».

Echarri se explayó, a su vez, sobre el rol de productor además del papel de villano que interpreta. Si bien estuvo detrás de varios proyectos televisivos con su productora «El Árbol», la de «Al final del túnel» fue su primera experiencia cinematográfica en dicho rol.

«(La película) deja la vara muy alta, de verdad. Pero lo voy a tomar como punto de partida para seguir creciendo», admitió. Echarri fue la primera persona del equipo a la cual Rodrigo Grande le mostró el guión, y el actor se subió de inmediato a bordo del proyecto en su doble rol.

Tras varios años de arduo trabajo, todo parece estar concluyendo de forma muy positiva, pero a palabra final la tendrá el público, cuando «Al final del túnel» llegue a las salas argentinas y uruguayas el jueves 21 de abril.

Mariano Oliveros

Contáctenos

Enviando

© 2020 Ultracine S.A.  ® Todos los derechos reservados

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?

Bitnami