“Me casé con un boludo”: la vuelta de Adrián Suar al cine

Tras cuatro años de ausencia en la pantalla grande, regresa al género que más satisfacciones le ha dado en la taquilla.

Suar y Bertucelli se reúnen en "Me casé con un boludo".

Suar y Bertucelli se reúnen en “Me casé con un boludo”.

Adrián Suar representa cabalmente lo que los norteamericanos llaman “Self-made man”. O sea, un hombre que se hizo a sí mismo, aquellos que se “construyeron” en base a su propio esfuerzo. Así, pasó de ser un “jovencito simpático” en programas de televisión como “Pelito” y “La banda del Golden Rocket” a uno de los empresarios más importantes y determinantes de la televisión y el cine nacionales de las últimas décadas.

Pero cuando el oficio de la actuación le llama, él se hace presente, ya sea en televisión, teatro y en el cine. Pasaron cuatro años desde su última incursión en la pantalla grande, y ahora lo vemos reunido con su más famosa partenaire cinematográfica: Valeria Bertucelli, a ocho años de “Un novio para mi mujer”.

La película que reúne a actor y actriz, además del director de ese exitazo de 2008, Juan Taratuto, es “Me casé con un boludo“. En esta nueva comedia, Suar interpreta a Fabián Brando, el actor más famoso del país. Bertucelli es Florencia Cormik, una actriz completamente desconocida a la que le dan la oportunidad de protagonizar una película con Brando. Como establece las normas de la comedia romántica, ambos personajes se enamoran y se apresuran a casarse.

#PelículaDistribuidoraAdmisiones 
1Batman vs. Superman: El origen de la justiciaWARNER137.177
6La resurrección de CristoUIP4.275
9La historia oficialDCS669
11El tesoroZETA560
12Mon RoiCDI502
20Vientos de AgostoTREN163
35Terapia para dosPRIMER PLANO20
Más de 6.000.000 de espectadores vieron las 7 películas de Suar estrenadas hasta el momento.

Florencia pronto caerá en la cuenta que cometió un grave error: se enamoró del personaje que vio mientras filmaban, ya que en realidad Brando es egocéntrico, arrogante, vanidoso, entre otras maravillas que deslumbran a las mujeres…

Sin embargo, Brando, quien escucha que su mujer le dice a sus amigas de forma bastante desconsolada la expresión “me casé con un boludo”, encontrará una manera bastante inusual de volver a ganar el afecto de Florencia.

Esa es la premisa de “Me casé con un boludo“, con la cual tanto Suar, como Bertucelli y Taratuto buscan repetir el enorme suceso de “Un novio para mi mujer”. Entre los datos a destacar, se encuentra la fecha de lanzamiento: es la primera vez desde 2003 que el actor no estrena una de sus películas en el fin de semana largo del 17 de agosto.

i4608-boludo-case

Suar y el cine

Primero pateó el tablero televisivo al ser productor y protagonista de la televisiva “Poliladron” en un momento en que las telenovelas y las comedias familiares dominaban el prime time. Una serie de acción con estética moderna que contaba con un actor o personalidad de fama en cada capítulo como estrella invitada. No pasó mucho tiempo hasta que empezó a generar productos de calidad como productor, ya fueran premiados unitarios como “Verdad/consecuencia”, “Culpables” o tiras como “Gasoleros” y “Campeones”.

Cuando debutó en cine, lo hizo siguiendo el modelo que creó para relanzar su carrera en televisión dos años antes: un policial repleto de acción acompañado por uno de los actores más populares de los noventas: Carlos Calvo. Ese producto fue “Comodines” (1997).

En total, suman ocho las películas en las que Suar ha participado como actor (en vehículos en los que además puso su firma como productor) desde 1997. Con la excepción de “Comodines” y de “El día que me amen” (2003), todos sus protagonismos fueron en comedias, las cuales, por lo general, giran sobre enredos de pareja .

Adrián Suar tiene, además, el gran mérito de ser uno de los tres actores en Argentina que logran llevar multitudes a las salas con su mera presencia, siendo los otros dos, obviamente, Ricardo Darín y Guillermo Francella.

Suar y Bertucelli en "Un novio para mi mujer", el filme más taquillero en las carreras de ambos actores.

Suar y Bertucelli en “Un novio para mi mujer”, el filme más taquillero en las carreras de ambos actores.

 

Su marca más taquillera fue precisamente “Un novio para mi mujer”, que en 2008 fue la película argentina más vista del año con 1.405.988 espectadores. Este filme lanzó a la fama a Bertucelli, quien compuso a uno de los personajes más emblemáticos del cine nacional de las últimas décadas: la Tana Ferro. Suar interpretaba a Diego “Tenso” Polski, un hombre que, temeroso de dejar a su mujer pese a que ya no la soporta, recurre a los servicios poco convencionales de un “profesional” para que seduzca a la Tana y sea ella la que lo deje a él.

“2+2” fue otro de sus grandes éxitos, con una taquilla que bordeó el millón de espectadores (998.451 personas la vieron en cines en 2012). En esta comedia de Diego Kaplan, Suar era un afamado cirujano cuyo socio, Richard (Juan Minujin) es también su mejor amigo. Cuando en una cena, Richard y su mujer Betina (Carla Peterson) les cuentan a Diego (Suar) y a su esposa, Emilia (Julieta Díaz) que son swingers (hacen intercambio de parejas en la intimidad), los ratones de Emilia se desquiciarán ante la mirada un tanto más conservadora de Diego que tendrá que sobrellevar la situación.

“Comodines” queda tercera al numerar sus películas en base a la taquilla. Estrenada el 19 de junio de 1997, consiguió la marca histórica más alta para una película en su primer fin de semana, récord que perdió 7 días después de la mano de Steven Spielberg con “El mundo perdido: Jurassic Park”.

“Comodines” instaura en Argentina el concepto de “tent-pole”, el que ahora llamamos “tanque” con todos los elementos propios de un lanzamiento de estas características: amplísima presencia en medios de comunicación, especialmente televisivos, llamativos afiches, un elenco de súper-estrellas (Carlos Calvo, el mismo Suar, Víctor Laplace, quien venía fresco del éxito de “Eva Perón”, y otros) y gran salida en salas.

Vendida como una de las películas más espectaculares del cine argentino (con el tagline, slogan, “No lo vas a poder creer”), esta película de acción cerró su paso por los cines con 869.077 espectadores. Fue la segunda película más vista de 1997, detrás de, obviamente, “El  mundo perdido”.

"Dos más dos", otra comedia de enredos en torno a problemáticas de pareja.

“Dos más dos”, otra comedia de enredos en torno a problemáticas de pareja.

“Igualita a mí” fue la película que Suar estrenó dos años después de “Un novio para mi mujer”. En vez de centrarse en las problemáticas de parejas, el concepto de su nueva comedia giraba en torno a un hombre de unos cuarenta años que vivía sin responsabilidades, de fiesta en fiesta, que descubre que es el padre de una joven de veinte años, la cual además, está embarazada y lo hará abuelo. Compartiendo cartel con Florencia Bertotti, se estrena en agosto de 2010 y logra una taquilla de 832.601 entradas.

“Apariencias” fue una comedia en la cual todo giraba en torno a un equívoco de identidad. Suar era Carmelo, un hombre perdidamente enamorado de su compañera de trabajo, Verónica (interpretada por Andrea del Boca). Una serie de enredos lleva a que Carmelo sea confundido con un estandarte de la causa de los derechos de los homosexuales, lo que lleva a que Verónica se acerque a él, admirada por su valentía. Carmelo, lejos de aclarar la situación, se hará pasar por el “amigo gay” para estar cerca de su amor imposible.

Este filme se estrenó en junio de 2000 y fue uno de los grandes éxitos en el que fue uno de los mejores años para la taquilla del cine argentino de las últimas dos décadas con casi 20 % de cuota de mercado. “Apariencias“, por sí sola, atrajo a 782.601 espectadores.

“Cohen vs Rosi”, de 1998, fue la película que siguió al éxito de “Comodines” y en la que volvió a compartir pantalla con quien fuera su partenaire en “Poliladron”, Laura Novoa. Esta vez en una comedia mezcla de grotesco con delirio, escrita por Jacobo Langsner (guionista de “Esperando la carroza”) en lo que era una re-elaboración moderna de “Romeo y Julieta”, con Alfredo Alcón como un abuelo travesti.

Una emblemática escena de acción de "Comodines": Suar escapando de una impresionante explosión.

Una emblemática escena de acción de “Comodines”: Suar escapando de una impresionante explosión.

La película recibió comentarios dispares pero fue un éxito con 615.483 tickets cortados, aunque quedó opacada en la taquilla por “Un argentino en Nueva York”, estrenada una semana antes.

Cierra la lista de sus películas su única incursión en el drama: “El día que me amen“, en la que compartió cartel con Leticia Bredice y Jorge Marrale, entre otros. En el filme interpretaba a Joaquín, un joven que vive en un terrible estado de depresión que le impide comunicarse con los demás. Estrenada en 2003, este drama romántico atrajo a 512.909 personas.

El piso para una película encabezada por Adrián Suar, actualmente por encima del medio millón de espectadores, es una marca altísima para lo que suele conseguir el cine argentino. Las expectativas son altas, entonces, para “Me casé con un boludo“, en lo que debería ser uno de los éxitos de 2016.

Mariano Oliveros

 

Contáctenos

Enviando

© 2017 Ultracine S.A.  ® Todos los derechos reservados

X
- Enter Your Location -
- or -

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?

Bitnami