Andrei Konchalovsky: “Paraíso” y su filmografía

En pocos días más cumplirá 80 años uno de los grandes realizadores rusos

Paraíso

 

Es probable que a algunas personas les produzca extrañeza el apellido del director ruso que el 20 de agosto próximo cumplirá ochenta años. Algunos cinéfilos más veteranos lo identificarán como el hermano mayor de Nikita Mijalkov (o también Mikhalkov), que en las décadas del ’70 y ’80 dirigió, entre otros, grandes títulos como “La esclava del amor”, “Pieza inconclusa para piano mecánico” y “Ojos negros.

Andrei Mijalkov-Konchalovsky dejó de usar el primer apellido (de su famoso padre y poeta Sergey, quien es el autor de la letra del himno nacional ruso en la época comunista) a partir de su séptima película y primera filmada en los Estados Unidos. Su exilio fue voluntario y no tuvo mayormente problemas con las autoridades del gobierno de la Unión Soviética.

 

ParaísoAhora nos llega “Paraíso”, su largometraje número diecinueve, una coproducción entre su país natal y Alemania donde aborda el Holocausto, uno de los temas más trágicos del siglo XX. Lo hace con una impecable fotografía en blanco y negro y formato 4:3, en  acertada decisión estética. Está centrado en tres personajes muy diversos que cada tanto se alternan frente a la cámara, relatando al espectador sus vivencias durante la segunda guerra mundial, de las cuales se verán secuencias impactantes que los tienen como protagonistas. El primero será el francés Jules (Philippe Duquesne) quien niega su presumible pertenencia a las SS, pese a haber interrogado a Olga (notable Yuliya Vysotskaya), una aristócrata rusa detenida por haber cobijado a dos niños judíos. El tercer personaje central es Helmut (Christian Clauss), joven oficial alemán quien se deja seducir por el “paraíso” pregonado por el nazismo. A lo largo de más de dos intensas horas el espectador asiste a imágenes algo diversas de las habituales, en que se suelen  mostrar las condiciones desesperantes imperantes en los campos de concentración. A diferencia de la relativamente reciente “El hijo de Saúl”, aquí el enfoque está más centrado en el análisis psicológico de los protagonistas, a lo que contribuye el hecho de que los actores no son rostros conocidos de la pantalla cinematográfica. Se impone agradecer al distribuidor independiente que decidió adquirir los derechos de exhibición de “Paraíso.

 

Primer periodo ruso

Las primeras seis producciones del entonces Andrei Mijalkov-Konchalovsky no fueron todas estrenadas en Argentina. En realidad sólo conocimos las tres últimas, todas de la década del ’70, pero que pueden considerarse las mejores.

“Tío Vania” es una bellísima transcripción a la pantalla grande de la célebre obra de Anton Chejov, logrando superar las dificultades naturales que se plantean cuando se trata de piezas teatrales con pocos escenarios y mayormente diálogos. Para ello contó con una excelente dirección de fotografía y la música de Alfred Shnitke y con un gran trío de actores: Innokenti Smoktunovski (“Hamlet”, “Tchaikovsky”), Irina Kupchenko y Serguei Bondarchuk (también director de “La guerra y la paz” y “Waterloo”).

“Romance de los enamorados” repitió al dúo central de la anterior (Smoktunovski y Kupchenko), aunque en roles menores, en un relato romántico que tuvo un estreno tardío en Argentina (12 años después) en la célebre sala Cosmos 70.

 

Paraíso

Pero fue sobre todo “Siberiada”, su obra maestra de la primera época rusa, la que lo consagró definitivamente a nivel mundial. Se trata de un fresco de casi tres horas y media de duración sobre la vida de un pueblo ruso (Elan en Siberia), desde los inicios del siglo pasado hasta la década del ’70.  No estaban ausentes la Primera Guerra Mundial ni la revolución rusa, así como Lenin, Stalin y el nazismo, al que regresa ahora con “Paraíso”. Fue galardonada en el Festival de Cannes (Gran Premio del Jurado) de 1979  y tuvo a su hermano Nikita Mijalkov como uno de los actores principales de esta inolvidable experiencia cinematográfica.

 

 

 

Periodo norteamericano

Esta segunda etapa se extiende mayormente entre la década del ’80 hasta inicios de la siguiente y comprende siete títulos, donde alternan algunos muy logrados (sobre todo los primeros) con otros que podrían calificarse de más “comerciales”.

“Los amantes de María”, que aquí también se conoció con el título original (“Maria’s Lovers”) dividió a la crítica local e internacional. Así Luciano Monteagudo la calificó como “un híbrido sin buen planteo” aunque reconoció la “excelente fotografía”, mientras que Jorge Miguel Couselo se mostró muy positivo expresando que el film pasaba “de la sencillez a la fascinación”. Entre los logros se encuentra la inclusión de unos pocos fragmentos del documental “Let There Be Light” de John Huston, rodado por encargo del Departamento de Guerra de los Estados Unidos y cuya exhibición, una vez terminado, prohibió. De los actores se destacaban Nastassja Kinski y Keith Carradine (“Una serena pasión”). Paraíso

 

“Escape en tren” (“Runaway Train”), su segunda producción norteamericana, fue otro de los puntos altos de su carrera que le valió por única vez tres nominaciones al Oscar. Dos recayeron en Jon Voight (actor principal) y Eric Roberts (actor de reparto). Ellos escapan de una cárcel de Alaska y recalan en el tren del título, en verdad cuatro locomotoras en cadena, cuyo maquinista sufre un infarto dejando a las maquinas a la deriva. Acción ininterrumpida y un malvado como pocos (Voight) hacen de este electrizante film un espectáculo mayor, cuya idea original es nada menos del gran Akira Kurosawa.

Del resto del periodo norteamericano se pueden rescatar “Tiempo de amar”(“Duet For One”) con Julie Andrews, Alan Bates y Max Von Sydow y “Gente como nosotros” (“Shy People”) con Jill Clayburgh y Barbara Hershey. En cambio fue frustrante “Tango & Cash”, pese a su dupla de actores (Sylvester Stallone, Kurt Russell).

 

 

 

Segundo periodo ruso

Comprende los últimos seis títulos, de los cuales sólo se vio en el BAFICI 2015 el logrado y nostálgico “Postman’s White Nights”, que sin embargo no tuvo estreno local.

En el Festival de Mar del Plata 2016 se proyectó “Paraíso” que ahora se estrena en Argentina, recuperando al mejor Konchalovsky de las últimas tres décadas. Vale recordar que el film tuvo un fugaz paso por el último Festival de Cine de Mar del Plata y que se llevó un merecido premio para el director, junto a la coguionista Elena Kiseleva.

 

 

 

Contáctenos

Enviando

© 2017 Ultracine S.A.  ® Todos los derechos reservados

X
- Enter Your Location -
- or -

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?

Bitnami